El Misterio del 17 de Tamuz

Claves Hebreas Antiguas para Fechar la Gran Tribulación

Capítulo 2

La Mini-tribulación
(4 diciembre 2011 – 17 septiembre 2015)


¿Qué es la “Mini-tribulación” vs. la “Gran Tribulación”?
¿Por qué hay una gran tribulación en el cielo?
¿Por qué una bestia sale de la tierra y una segunda del mar? ¿Cómo se las conocerá comúnmente a estas bestias?
¿Dónde se conectan los antiguos calendarios azteca y chino?
¿Por qué es tan importante el Sistema Numérico del Alfabeto Hebreo? ¿Quiénes son los dos testigos de Dios?

Enlaces a la sección en este capítulo:

[Haga click para marcar los títulos de la sección y para saltar a donde comienza la sección del texto. Los títulos de la sección del texto abajo proporcionan enlaces de nuevo al tope de esta página.]

Requiere Adobe Reader que es gratiuto.

Introducción a la Bestia que Sale de la Tierra

El 6º y 7º Períodos ocupan la mitad de la gran tribulación. Van juntos tal como el 8º y 9º Períodos, como lo veremos más adelante.

Lo que yo llamo la Mini-tribulación empieza con el aturdidor evento de “ otra bestia que subía de la tierra” a principios del 6º Período ( Apocalipsis 13:11). Según lo escribió Juan, la Gran Tribulación tendrá dos ciclos separados dentro de sus siete años. El primer ciclo empieza con una bestia que sale del mar (Apocalipsis 13:1), y el segundo con la bestia que sale de la tierra.

Apocalipsis es un libro difícil. Esto se debe en parte porque da por sentado un contexto hebreo de conceptos y eventos históricos de los que la mayoría de personas nunca han oído. Por cierto que hay una relación estrecha con el libro de Daniel, pero aparte de Daniel, hay metáforas de trasfondo y significados en capas que se refieren a otras perspectivas y principios bíblicos que por lo general no notamos sino cuando entramos en un estudio muy detallado y disciplinado de cosas tales como el Sistema Numérico del Alfabeto Hebreo, fechas y profecía.

Mientras va leyendo tal vez surjan preguntas: “¿De dónde saca eso?” o “¿Por qué este evento encaja en este punto, en lugar de en este otro?”

Seguiré la secuencia de eventos en todo lo posible, pero para explicar mi pensamiento debo insertar referencias a piezas del cuadro que surgen de otros capítulos en donde se presentan con mayor detalle las pruebas. Esta necesidad generó toda una serie de tablas adicionales y que a veces parecen extrañas, y luego sus explicaciones.

Así que, por favor, tenga paciencia si el texto parece algo complicado y repetitivo en ocasiones. Le aseguro que al final de este libro el círculo se cerrará de nuevo en una explicación sumaria del concepto entero de la Gran Tribulación. Este sumario en conclusión colocará en su propio contexto cronológico todos los eventos que se profetiza que sucederán.

El 6º y 7º Períodos de la Gran Tribulación

(23 de noviembre del 2011 al 22 de junio del 2012) y (23 de junio del 2012 al 21 de enero del 2013)

Y al fin del reinado de éstos, cuando los transgresores lleguen al colmo, se levantará un rey altivo de rostro y entendido en enigmas. Y su poder se fortalecerá, mas no con fuerza propia; y causará grandes ruinas, y prosperará, y hará arbitrariamente, y destruirá a los fuertes y al pueblo de los santos. Con su sagacidad hará prosperar el engaño en su mano; y en su corazón se engrandecerá, y sin aviso destruirá a muchos; y se levantará contra el Príncipe de los príncipes, pero será quebrantado, aunque no por mano humana (Daniel 8:23-25).

Este es un breve vistazo de lo que sucederá durante el 6º y 7º Períodos. La Mini-tribulación empieza a principios del 6º Período, el 4 de diciembre del 2011 y termina durante el 12º Período el 17 de septiembre del 2015. Juan y Daniel dan atención especial a este período de tiempo dentro de la tribulación. Juntos escribieron doce profecías respecto al mismo período de tiempo. Daniel escribió siete y Juan escribió cinco; de nuevo, noten la proporción 7:5 de la Piedra de Roseta bíblica.

Desde nuestra perspectiva de la historia alrededor de 500 años separaron sus vidas, y sin embargo el contenido y número de las revelaciones proféticas dadas por ellos respecto al gran Tribulación o Gran Tribulación armonizan con el Sistema Numérico del Alfabeto Hebreo. Esto no es simplemente una coincidencia. Una vez que uno se educa en los elementos básicos del sistema hebreo, estas clases de hechos se hacen dignos de notarse y no son extraños.

En este capítulo hablaré sólo del principio, el medio y los extremos de la tribulación. Estas fechas críticas se correlacionan con el primer, segundo y tercer día de ayuno del calendario judío; como descubrí cuando superpuse las varias tablas que representan los ciclos (engranajes) divinos del tiempo histórico profético.

Estoy seguro que se descubrirán otras posiciones de Tamuz de significación especial en cada uno de los doce períodos, pero en este capítulo sólo me concentraré en tres de esos períodos: el 6º, el 7º y el 12º.

Algunos titulares del 6º Período: (Véase también Observación #5, en el Capítulo 9).

Evento: El Anticristo y fuerzas árabes hacen cesar la adoración y sacrificios en el templo judío.

Evento: El Anticristo rompe su garantía dada a Israel por parte de la Unión Europea de siete años de paz y protección, cuando la OTAN invade para acabar con la autonomía de Israel dentro del sistema mundial. Esta acción se debe probablemente a una revuelta de una chusma radical árabe e islámica que matará a muchos judíos establecidos en territorios en disputa.

El 7º Período va conectado al 6º Período. Eventos que tienen lugar dentro del 7º Período:

Evento: El presidente de las Naciones Unidas y Unión Europea (Anticristo) es asesinado, lo que desata e inflama la inestabilidad económica y política en todo el mundo, especialmente en el Medio Oriente.

Evento: Satanás es arrojado del cielo a la tierra. Personalmente entra para residir y dar poder al cadáver del presidente de la Unión Europea, que parece haber resucitado. El Anticristo es ahora no sólo un endemoniado sino Satanás “nacido en la carne.”

El mundo verá un cadáver resucitado y considerará que el hombre anterior ha vuelto a la vida, pero se engañarán. Este personaje no es humano sino angélico, el mismo Príncipe de los demonios. Cuando Satanás es arrojado del cielo entra por completo en el cuerpo muerto de lo que anteriormente fue un individuo humano. Los ángeles antes del diluvio parecen haber hecho algo semejante, dejando su primer estado (el cielo, jeh) para vivir en el ámbito más inferior, la dimensión dálet, nuestra tierra y tiempo histórico.

La Gran Explosión la Mini-tribulación

Como ya se mencionó arriba, Daniel 12:11 indica que los sacrificios regulares del altar del templo de Jerusalén serán descontinuados al principio la Mini-tribulación el 4 de diciembre del 2011. Este evento empieza el período de 1290 días seguido treinta (30) días después por el Ayuno de Tevet, desde el cual se cuentan las ocho profecías de 1260 días. Esta pausa en los eventos también llega a ser precursora de lo que sucederá al fin de la Mini-tribulación.

  1. Al fin de los 1.260 días de Daniel hallamos al Anticristo profanando el templo el 17 de Tamuz del 5775 (4 de julio del 2015) con la muerte de los Dos Testigos (Apocalipsis 11:1-10).
  2. Satanás entrará en el templo en ese día, y se declarará Dios (2 Tesalonicenses 2:4).
  3. Tres semanas más tarde, el 9 de av, ó 25 de julio del 2015, una turba islámica desenfrenada destruirá el templo. De esta manera, o en forma similar, Satanás repetirá lo mismo que hizo cuando ensayó eso históricamente por medio del general romano Tito, en la destrucción previa del templo, el año 70 d.C.

El patrón histórico de Satanás es profanar el templo antes de destruirlo. Mientras los Dos Testigos no hayan muerto el Anticristo, o Satanás como Anticristo, no podría entrar en el Lugar Santísimo del templo. Desde el 4 de enero del 2013 estos dos mensajeros del Dios de Israel habían sido colocados en el templo levantado en honor a Dios para preservar su santidad y proclamar el evangelio al mundo. Con su muerte no habrá poder en la tierra que se oponga a Satanás. Declarándose a sí mismo dios, este falso Mesías entrará en el templo en el ayuno del 17 de Tamuz (4 de julio del 2015) y lo profanará con prácticas extrañas y perversas. Luego, 21 días más tarde, la destrucción cierta seguirá en el ayuno del 9 de av (25 de julio del 2015).

Mientras estaba en la carne en esta tierra Jesús advirtió a sus compatriotas respecto a los días de prueba que les vendrían “en esta generación,” y eso lo cumplieron las legiones romanas bajo Tito (el ensayo), pero la profecía de Jesús claramente miraba hacia adelante a las pruebas venideras de la tribulación que es lo que nos concierne hoy. La advertencia de Jesús del tiempo de tribulación sufrida por Judea bajo Roma presagió los últimos días en que estamos viviendo hoy.

Sus advertencias son igualmente aplicables a los israelíes modernos que viven en Jerusalén y sus alrededores, tanto como lo fueron para los que lo oyeron en la antigüedad. Jesús también predijo que estos terribles días incluirán al hermano traicionando al hermano, llegando incluso a entregarlos a la muerte. Los padres traicionarán a sus hijos, y los hijos se rebelarán contra sus padres. En otras palabras, su vecino se pondrá en su contra, sea quien sea y viva donde viva usted, una vez que este intenso caos se desate.

A los que prestan atención la Biblia les provee de una clara advertencia para salvar la vida natural, así como proclama la más importante prioridad de la salvación eterna en el reino de Dios. Daniel da la advertencia en contexto, y Jesús repite su significación, tanto para los judíos de los años 30 a 70 d.C., como para esta generación de los “últimos días,” en el siglo veintiuno: “Así que cuando vean en el lugar santo la abominación desoladora, de la que habló el profeta Daniel . . . ¡huyan!” (Lea Mateo 24:9 -21).

La implicación es que huya al desierto oriental de las montañas desérticas que van desde el desierto de Judea justo al oriente de Jerusalén, hasta las regiones de Amón, Moab y Edom (Daniel 11:41; Isaías 16:1-5; Apocalipsis 12:6, 14). En tiempos de Roma la iglesia inicial de creyentes judíos huyó de Jerusalén a Pela, al oriente del río Jordán. En el futuro las implicaciones son que la región gobernada actualmente por el moderno estado de Jordania escapará de lo peor de los ejércitos del Anticristo. ¿Existirá Jordania como nación en ese tiempo? La Biblia no lo dice.

La destrucción del templo de Jerusalén presenta un ejemplo clásico de tipología profética que se repite. Cuando miramos por un telescopio profético podemos ver apenas en forma nebulosa un evento cercano, y tal vez un evento más distante. Vemos picos de montañas y no vemos las regiones bajas que hay entre ellas. En nuestro caso la Mini-tribulación (el evento distante en los días de Jesús) llegará a su clímax con una profanación venidera del templo de Jerusalén, que está rodeada de los llamados territorios ocupados.

Estos territorios seguirán siendo manzana de la discordia durante toda la Tribulación, y se agravará por la reconstrucción del templo. Estos asuntos emocionalmente explosivos a la larga estallarán en una masacre masiva de los legítimos habitantes judíos de la región, perpetrada por sus vecinos árabes islámicos. En otras partes alrededor del mundo miles de grupos terroristas y caudillos guerreros privados pelearán entre sí luchando por el control de sus recursos y distritos. Durante este extenso período de conflicto casi continuo, cientos morirán todos los días. Estas violentas condiciones ya existen en algunas partes de África. Aumentarán en frecuencia e intensidad conforme avanzamos en el tiempo. Lo peor empezarán cuando comience la mini-tribulación. Para ese tiempo el mundo anhelará paz a cualquier precio.

Para Israel la ayuda de los Estados Unidos de América ya no existirá. Recuerde que las fuerzas armadas de los Estados Unidos respondieron dramáticamente después de la caída de Nueva York, pero entonces su economía se derrumbó. Esta pérdida de poder económico de los Estados Unidos habrá dado lugar a un fuerte movimiento hacia la unidad bajo el liderazgo europeo, conforme el poderío y prestigio militar y económico de los Estados Unidos se hunda a profundidades nunca vistas. El dólar de los EE.UU. se derrumbará, al igual que la nación bajo el peso gigantesco de las muchas deudas internacionales, nacionales y de consumo. Bajo estas terribles condiciones los Estados Unidos producirán armamentos para sus acreedores de Europa y Asia, en un esfuerzo por pagar sus cuentas vencidas.

Así las líneas de ensamblaje de los Estados Unidos demostrarán de nuevo su poderío y producirán gigantescas cantidades de armamento, en volúmenes no vistos desde la Segunda Guerra Mundial, pero su posición global de liderazgo ya habrá quedado sujeta a Europa debido al fracaso previo de su economía y sistema financiero sobrecargado de deudas. Este cambio en la estructura de poder mundial habrá sido una de las principales razones por las que Israel entró en un tratado de paz y alianza con las Naciones Unidas y la Unión Europea.

Incluso así, durante el 6º Período de la Gran Tribulación, las Naciones Unidas y la Unión Europea traicionarán a Israel, como a mediados del término del tratado. Esa diminuta nación de repente quedará indefensa y sin aliados. Lo que sigue es una probable explicación de cómo sucederá.

Debido a los crecientes ataques de los árabes residentes y vecinos, incluyendo el ataque del “rey del sur,” Israel le pedirá ayuda al presidente europeo (“el rey del norte”) como parte de sus garantías de protección. El “rey del sur” probablemente se refiere al gobernante de Egipto, que tal vez se presente como el majdi (Mesías) musulmán. A petición de Israel la OTAN enviará tropas para defender a Israel y Jerusalén, a fin de detener la masacre, pero estas mismas tropas recibidas con brazos abiertos para “restaurar el orden” se convertirán en fuerza invasora de ocupación que efectivamente se apoderará del estado judío, rompiendo el tratado de paz de siete años (Daniel 11:40‑45).

Demasiado tarde esa pequeña nación se dará cuenta de su vulnerabilidad. La acción militar de la OTAN resultará en una tremenda inquietud y luchas de calle en calle entre las fuerzas de la OTAN, los palestinos y el ejército israelí. Mientras Israel lucha por reorganizar sus defensas al descubrir que sus aliados se han convertido en sus enemigos, eso parecerá tarea imposible porque habrá canjeado la mayor parte de su capacidad militar por las promesas de protección como parte del acuerdo de seguridad con las Naciones Unidas y la Unión Europea, que les permitió la reconstrucción del templo. La OTAN a la larga conquistará y subyugará a la mayoría de Israel, y esta diminuta isla de democracia se derrumbará en medio del conflicto mundial entre dictaduras en conflicto.

A mi juicio estos eventos tendrán lugar durante el cuarto mes del 6º período, concentrándose en el 21 de marzo del 2012. Esta fecha es un equinoccio, y se relaciona con los principios del 17 de Tamuz. Más adelante aprenderemos mucho respecto a la significación de ese ayuno judío de sufrimientos que históricamente superpone tantos eventos calamitosos en la historia de los judíos.

En esta coyuntura de la tribulación la persecución religiosa se intensifica. El Concilio Mundial de Iglesias superará el celo de los fundamentalistas islámicos para perseguir a todo el que no se aviene a la ideología del Nuevo Orden Mundial del Anticristo para la paz mundial y su odio contra el Dios de los judíos y su pueblo escogido.

La indiferencia religiosa de la cultura secular occidental se acabará, conforme las personas orientadas secularmente se verán forzadas a escoger entre el dios universal y el Dios de la Biblia. El nuevo orden religioso no tolerará ninguna iglesia que siga adorando al Dios de Israel. Esta organización religiosa mundial, universal, incluirá al islam y la mayoría de las demás religiones para crear una fuerza inmensa para oponerse y aplastar toda oposición que pudieran presentar los verdaderos creyentes y el pueblo de Israel.

De no ser por las promesa de Dios yo vería todo negro. Al presente una tercera parte de los empleados de la Naciones Unidas son árabes o de naciones islámicas hostiles a Israel. Al ver los noticieros por televisión es obvio que la Asamblea General de las Naciones Unidas se inclina en contra del estado de Israel. La Asamblea General y el Consejo de Seguridad regularmente condena a Israel injustamente mientras que elogia los ataques asesinos de los terroristas y las resoluciones que promueven la guerra exigidas por las dictaduras de las naciones árabes. Esta tendencia se acelerará hacia una abierta hostilidad que resultará en la ocupación de Jerusalén por parte de la Unión Europea y las Naciones Unidas en el año 2012.

El Asesinato del Líder Mundial de la Unión Europea

Mientras yo contemplaba los cuernos, he aquí que otro cuerno pequeño salía entre ellos, y delante de él fueron arrancados tres cuernos de los primeros; y he aquí que este cuerno tenía ojos como de hombre, y una boca que hablaba grandes cosas.

Yo entonces miraba a causa del sonido de las grandes palabras que hablaba el cuerno; miraba hasta que mataron a la bestia, y su cuerpo fue destrozado y entregado para ser quemado en el fuego. 12 Habían también quitado a las otras bestias su dominio, pero les había sido prolongada la vida hasta cierto tiempo (Daniel 7:8, 11-12; énfasis añadido).

Pasando al 7º Período, hay dos fechas importantes. Una de estas fechas es muy importante porque es un solsticio que se liga con nociones importantes de los calendarios de otras culturas. Los calendarios hebreo, chino y azteca asignan, cada uno, significación especial al 21 de diciembre del 2012. Estas fuentes determinadas diversa e independientemente concuerdan en aspectos detallados pertinentes a ese día en el futuro. Esto no es algo que puede suceder por simple casualidad.

El que culturas y calendarios tan divergentemente desarrollados concuerden en un mismo día en la línea del tiempo histórico y profético provee verificación dramática de la metodología empleada en mi análisis profético. La segunda mitad de este libro presentará pruebas adicionales que confirman esta fecha como el día en que tendrá lugar uno de los eventos más dramáticos y detallados de la profecía bíblica.

La futura ocupación de Jerusalén por parte de la fuerzas de la OTAN probablemente tiene algo que ver con el asesinato del más alto líder mundial de la Unión Europea el 18 de diciembre del 2012. Esta fecha cae tres días antes del solsticio del 21 de diciembre del 2012. Esos tres días representan los tres días que la Biblia dice que el cadáver del Anticristo estará a vista del mundo entero, en toda estación de televisión por todo el mundo, estoy seguro.

Durante esos tres días los líderes políticos y dignatarios de las Naciones Unidas lamentarán por el líder caído, al ver que se esfuman sus esperanzas de paz mundial. Los titulares de todo el mundo cacarearán desaliento. Los mercados financieros caerán desastrosamente; y todo comando militar será puesto en la más alta alerta conforme el espectro de destrucción nuclear se cierne sobre el mundo.

Por todo el mundo poblaciones estupefactas se pegarán a los noticieros mientras dignatarios de todo el mundo rinden tributo a su gran líder que había sido el genio de una recuperación del desastre cierto en un tiempo tan relativamente corto: las empresas estaban floreciendo de nuevo, la bolsa de valores mostraba buenas ganancias, y el terrorismo parecía haberse reducido a unos pocos puntos candentes en los países en vías de desarrollo.

Conforme la aparente paz entre las naciones empieza a desmoronarse, de repente el cadáver del líder asesinado empezará a moverse y volverá a la vida. La gente que estará viendo por televisión, así como los presentes en ese momento se quedarán boquiabiertos, perplejos y estupefactos al ver que este muerto se levanta y empieza a estrechar las manos de los que lamentaban su muerte. No hay otro hecho histórico con el cual comparar este milagro, excepto el de la resurrección de Jesucristo; por consiguiente, se lo vinculará directamente con ese evento y tal vez se lo considere como la “Segunda Venida de Cristo.”

La resurrección del líder europeo el 21 de diciembre del 2012 creará revuelo en todo el mundo. Se desatará una especulación alocada de que Cristo ha vuelto para establecer su reino en la tierra. Muchos servicios noticiosos empezarán a enfocar la Gran Tribulación y la profecía bíblica juntamente con los eventos presentes que estarán sucediéndose en Jerusalén e Israel.

El líder mundial de la Unión Europea no dejará pasar el momento religioso y político combinado generado por esta “resurrección.” Dará rápidamente los pasos necesarios para capitalizar su identificación popular con Cristo, y tratará de entrar al templo judío para proclamar su deidad. También rendirá honor al islam y visitará el Domo de la Roca y la mezquita Al Aksa. Declarándose el Dios Universal de Todas las Naciones, exigirá que todas las religiones se unan para adorarle.

Los Dos Testigos le negarán al Anticristo la entrada al Lugar Santísimo del templo. Algunos judíos y cristianos “renegados” rehusarán someterse a este salvador de la humanidad aclamado por todo el mundo. Comprenderán que Satanás ha llegado a la tierra para residir en el cadáver del líder mundial, que en el Nuevo Testamento se le conoce como Anticristo. Sabrán que un nuevo terror en su contra, y especialmente contra los judíos, está a punto de empezar.

Permítame recapitular. El primer día del séptimo mes del 7º Período, o sea el 21 de diciembre del 2012, se conecta en los calendarios hebreo, azteca y chino,y se superpone con el Sistema Numérico del Alfabeto Hebreo. El calendario azteca fija este día como el fin del mundo después de 5125 años (Véase más abajo). Este día lo señalan tanto Daniel como Apocalipsis como en centro de la Gran Tribulación.

Este solsticio del 21 de diciembre del 2012 tiene lugar tres días después del asesinato del líder mundial. Es el día en que termina la guerra en el cielo, cuando Satanás es arrojado fuera del cielo. El líder mundial supuestamente resucitado, que es Satanás residiendo en un cuerpo terrenal, anuncia que es el largamente esperado Mesías, y se proclama como el Dios prometido encarnado y venido en carne para traer paz a todas las naciones de la tierra. Impresionados por su capacidad sobrenatural los líderes del mundo, especialmente de Occidente, le renovarán su lealtad en una desesperada esperanza renovada de que cumplirá sus promesas.

Con poder virtualmente ilimitado otorgado por la Unión Europea y las Naciones Unidas, la persona de Satanás del Anticristo establecerá nuevas pólizas destinada al control total de un nuevo gobierno mundial unido. Presentará sólo una agenda: la paz y prosperidad mundial para todas las naciones. Pero todas las sonoras proclamas de propaganda no podrán ocultar el enorme costo de sufrimiento humano que todas las naciones se verán obligadas a soportar en nombre de la “paz y prosperidad.”

El Misterio de los Cuernos Faltantes

Luego apareció en el cielo otra señal: un gran dragón rojo que tenía siete cabezas, diez cuernos y una corona en cada cabeza. 4 Con la cola arrastró la tercera parte de las estrellas del cielo, y las lanzó sobre la tierra. El dragón se detuvo delante de la mujer que iba a dar a luz, para devorar a su hijo tan pronto como naciera (Apocalipsis 12:3-4, vp).

Este pasaje describe a un dragón con siete cabezas, diez cuernos y siete coronas. En la Biblia el cuerno simboliza poder divino. Las siete cabezas de Satanás están adornadas con siete coronas, lo que indica realeza o una posición especial y elevada en la dimensión jeh (el cielo).

El dragón debería tener dos cuernos para cada una de sus siete cabezas, o sea, un total de catorce; pero hay sólo diez. Pienso que cinco de las siete cabezas de la bestia de Apocalipsis 12 representan a Satanás en el segundo cielo como el “dios de este siglo” y “príncipe de la potestad del aire.” Su presencia en la dimensión jeh se simboliza con cinco cabezas, cinco coronas y diez cuernos; dos cuernos por cabeza, sumando un total de diez. (Véase los cinco pasos de la ruina de Satanás en el capítulo 3 de mi primer libro ¿Se Acerca la Gran Tribulación?).

Así que con un total de siete cabezas, parece que faltan cuatro cuernos. La tribulación se divide en dos períodos. Un líder diferente, representado por las dos cabezas coronadas y sin cuernos, gobernará en cada período. Una bestia saldrá del mar, y la otra de la tierra.

Estas dos cabezas sin cuernos representan la presencia de Satanás en la dimensión dálet en la tierra durante la Gran Tribulación; primero mediante su “cobertura” o posesión del presidente humano de la combinación de las Naciones Unidas y la Unión Europea. Segundo, al apoderarse del cadáver de esa persona y personalmente darle poder a su falsificada resurrección, imitando a Jesús que fue Dios nacido en carne.

Durante la primera mitad de la gran tribulación Satanás controlará al Anticristo desde el otro lado (cinco = jeh, “el otro lado”). Mientras el primer líder mundial está vivo (durante la primera mitad de la Gran Tribulación), el control y poder de Satanás estará limitado por el grado al que se le sometan los seres humanos. El 18 de diciembre del 2012, último día del sexto mes del 7º Período de la Tribulación, el presidente de la coalición de las Naciones Unidas y la Unión Europea será asesinado. Después de que su cadáver ha estado por tres días enteros a plena vista del público Satanás entrará en ese cadáver del líder mundial, imitando la resurrección de Jesús, y anunciará a todos que él es el Dios Salvador que dio su vida por la humanidad.

El 21 de diciembre del 2012 Satanás será expulsado del cielo. Ahora debe convertirse en un ser humano a fin de continuar en nuestro mundo físico (dimensión dálet) su revuelta contra Dios. Más tarde, cuando Satanás se asoma por el Hades, la gente dirá: “Se ha hecho uno de nosotros.” Se habrá hundido al punto más bajo a que pueden caer los ángeles. Desde el punto de vista celestial Satanás es arrojado a la tierra; mientras que desde el punto de vista terrenal parece como un cadáver que vuelve a la vida. Estos eventos se ubican en el centro de la tribulación.

Asombrosamente la tabla bíblica del tiempo para este evento queda corroborada por la estructura del Sistema Numérico del Alfabeto Hebreo, el calendario hebreo y por lo menos otros dos calendarios, que pueblos ampliamente separados han usado independientemente por miles de años. El simbolismo del Sistema Numérico del Alfabeto Hebreo arroja alguna luz sobre este misterio. Repasemos estos acontecimientos inusuales según se relacionan a los calendarios de otras culturas.

Confirmación del Sistema Numérico del Alfabeto Hebreo

En el Sistema Numérico del Alfabeto Hebreo el número cuatro (4) representa dálet, que quiere decir “puerta,” o “este mundo en este tiempo.” Por consiguiente, el cuarto mes del año judío, Tamuz, tiene perfecto sentido como punto de arranque para calcular el umbral, o el principio, de la tribulación. Es más, el número 4 es el número entero a medio punto de siete. También, el diluvio del tiempo de Noé tuvo lugar durante el cuarto ciclo de 490 años de siete desde la creación a la destrucción del primer templo de Jerusalén.

La mayoría de mis cálculos han empezado desde un punto medio. Desde el punto medio he contado, bien hacia adelante para determinar una fecha de inicio, o hacia atrás para descubrir una fecha de fin. Las claves han sido determinar la ubicación del medio y las escalas que hay que usar. Allí es donde entra el descubrimiento de la Piedra de Roseta que hice: El 12 se divide en 7 y 5, en lugar de en 6; y el medio de siete se halla en el cuatro, y no en tres y medio.

Tamuz también está ligado con el dios babilonio del mundo subterráneo, que apunta a Satanás, quien será uno de los protagonistas de la gran tribulación. El diluvio del tiempo de Noé también sucedió en el cuarto ciclo, lo que se superpone perfectamente o se alinea simétricamente con la posición relativa de la tribulación. Si contamos hacia atrás 3480 días (9,6 años ó 2 x 1715 días x 1,0145 [factor de conversión de 365 días] desde el 17 de Tamuz de 5778 (30 de junio del 2018), llegamos a la fecha del 21 de diciembre del 2008 para el comienzo de la tribulación, que es la fecha del solsticio del fin de año del calendario secular, y día cósmico que hace cambios significativos en todo el mundo. (Explicaré esto en más detalle más adelante).

Una puerta (dálet) puede estar abierta o cerrada. La puerta abierta me sugiere el principio de la tribulación. La puerta cerrada en el centro de mis tablas de la tribulación apunta a la fecha que coincide con el fin del calendario azteca, cuando Dios le cierra la puerta del cielo a Satanás, al arrojarlo del cielo el 21 de diciembre del 2012. Esta es la fecha precisa que el calendario azteca predice que se acabará el mundo. La presencia de Satanás en el segundo cielo terminará en esa fecha. Recuerde que ya ha sido arrojado de su posición en el tribunal del Padre en el tercer cielo en su rebelión (Véase ¿Se Acerca la Gran Tribulación?, capítulo 2).

El dominio de Satanás sobre la tierra terminará formalmente tres años más tarde, el 21 de diciembre del 2015, aunque la destrucción, terror y masacre de la Tribulación son acortados por como tres meses, en septiembre. La fecha de diciembre es también un solsticio, simbolizando que pertenece al cosmos. El sol de justicia está saliendo por el horizonte y la noche del dominio de Satanás, la noche más larga, habrá desaparecido para siempre. Conforme el dominio de Satanás se desvanece por el brillo de la venida de Jesús, los ciclos de sombras cósmicas de zayin (7) y jet (8) progresarán al ciclo del sol de tet (9), que es la nueva era prometida por Dios de paz en la tierra y buena voluntad hacia la humanidad.

7000 Anos - breve

En este punto quiero explicar brevemente cómo los calendarios azteca y chino confirman la significación del 21 de diciembre del 2012 en el plan original de Dios. Esta fecha cae en el primer día del séptimo mes del 7º Período la tribulación. Numéricamente vemos que tenemos 7x7=49, número con significación en el Sistema Numérico del Alfabeto Hebreo .

El Calendario Azteca

Los aztecas desarrollaron un conocimiento altamente sofisticado de la astronomía. En México los arqueólogos descubrieron recientemente una piedra redonda de la cultura azteca, de cómo cinco metros de diámetro y pesando como veinte toneladas. Contiene un calendario que tiene más de 5.125 años. Este calendario empezó aproximadamente en el 3114 a.C.

Los aztecas antiguos calcularon el tiempo usando la Vía Láctea como punto de referencia. Predijeron que la tierra llegaría a su fin cuando el tiempo presente entrecruce el centro de la Vía Láctea el 21 de diciembre del 2012. Por eso terminaron su calendario en esa fecha.

Los aztecas heredaron su calendario probablemente de los toltecas, que vivieron antes de los aztecas. La historia tolteca empieza con un dios supremo, Tloque Nahuaque, creado como “agua y sol.” Esta es la primera edad. Después de 1.716 años rayos e inundaciones destruyeron el mundo. (Véase la Tabla de Siete Mil Años de Historia Humana , que presenta 1.715 años desde la expulsión de Adán y Eva del Huerto del Edén hasta el diluvio en días de Noé; período de tiempo casi idéntico).

La segunda edad fue un período al que se llamó de “tierra y sol,” cuando gigantes poblaron el mundo. Ellos desaparecieron en un terremoto. En paralelo podemos fácilmente identificar referencias bíblicas similares a gigantes angélicos que existieron antes del diluvio y se casaron con las hijas de los hombres (Génesis 6:4).

Después hubo un período de “viento y sol,” durante el cual las tribus humanas llamadas olmecas vivieron en la tierra. En la Biblia yo identificaría a este grupo con los descendientes de Noé. La cuarta edad es la edad del “fuego y sol,” que se profetiza acabará en una llamarada y holocausto. En la Biblia vemos un paralelo en la tribulación.

El calendario azteca termina después de la cuarta edad porque una serpiente gobierna el mundo. Ellos no sabían de la quinta edad venidera del reino de Dios en la tierra.

Todos los años miles de turistas invaden la ciudad de México para contemplar una sombra sinuosa que se extiende desde la cúspide a la base de una pirámide. La sombra acaba en una gran piedra tallada con una imagen de la cabeza de una serpiente. La religión azteca predice que una serpiente vendrá del cielo y aparecerá en la tierra el 21 de diciembre del 2012. Según una leyenda azteca los seres humanos pueden ascender al cielo cuando la serpiente desciende.

Esto es contundentemente similar a la predicción de la Biblia de que una serpiente será arrojada del cielo a la tierra, y que los seres humanos serán resucitados. En los círculos cristianos a la resurrección a menudo se le llama el “rapto” de los santos.

El Calendario Chino

El calendario chino también empezó antes del diluvio de los días de Noé. Según la tradición china el peor tiempo para nacer es durante un año del dragón. Incluso aquí el Sistema Numérico del Alfabeto Hebreo contribuye a ahondar nuestra comprensión del significado de la estructura del calendario chino. Es una perspectiva extraña para los chinos; ellos no lo reconocerían.

Hay cinco dragones diferentes. Cada uno de ellos aparece una vez en cada ciclo de 60 años, en una sucesión ordenada de descripción elemental: tierra, metal, agua, madera y fuego. Cada dragón tiene su propio lugar en el orden del cosmos. Ya sabemos que en el Sistema Numérico del Alfabeto Hebreo el número “cinco” quiere decir jeh, “del otro lado.” Además tenemos “agua” (mem = 40 ó 4 x 10) que quiere decir “esta vida con propósito en la lucha,” que lo conecta con dálet (= 4, “en este mundo y tiempo”).

Calendario Hebreo-Chino

El año del dragón de agua es 2012. Le seguirá un año de la serpiente (2013). La serpiente es sexta en orden y corresponde al elemento del fuego. La Biblia también conecta el número 666 con fuego intenso. No puedo dar una descripción detallada de todo el simbolismo que se encierra en el calendario y filosofía chinos comparados con el calendario y sistema de creencias de los aztecas. En el capítulo 9 se presentará información adicional como Observación #7.

Baste decir aquí que todos apuntan al mismo período cierto en el tiempo futuro para la Gran Tribulación, tal como lo confirma el Sistema Numérico del Alfabeto Hebreo. Alguien podría fácilmente escribir un libro sobre esas relaciones.

El Calendario Hebreo

El calendario hebreo se orienta tanto por el ciclo lunar como por el ciclo solar; consecuentemente, varía por varias semanas en su correlación con nuestro calendario secular occidental (católico romano en su fuente) gregoriano en cualquier año dado. El sitio de la web www.chabad.org tiene una calculadora para convertir las fechas del mundo occidental al calendario judío. Usando esa calculadora, por ejemplo, descubrí que el 17 de Tamuz del año 5775 de los judíos se alinea con nuestro 4 de julio del 2015.

Superponiendo esta fecha del calendario con el Sistema Numérico del Alfabeto Hebreo confirmé este día como la fecha final de un período de 1.260 días (ó 42 meses, o “tiempos, tiempo y medio tiempo”) mencionado en ocho profecías diferentes como siendo igualmente la fecha final de la profecía de Daniel de los 1290 días. La segunda mitad de este libro cubrirá las matemáticas usadas para calcular estas fechas del calendario. En el contexto de este capítulo quiero simplemente alertarle que el 7º Período de la Tribulación encierra información muy importante de correlaciones históricas y proféticas que no se hallan en la Biblia, pero que con todo encajan en general con su mensaje profético.

Volviendo a la Biblia, a Satanás se le llama “el dragón” y se manifestará en forma física sujeto a la dimensión basada en siete (dálet, “en este mundo en este tiempo”), que es nuestro planeta. El 21 de diciembre del 2012 Satanás hará con el cadáver del Anticristo algo similar a lo que los ángeles hicieron antes del diluvio, cuando dejaron su primer estado para cohabitar con mujeres.

Las leyes físicas de la tierra, específicamente la segunda ley de termodinámica, dice que un nivel más alto de energía sólo puede descender a un nivel más bajo. Los niveles más bajos de energía nunca pueden intensificarse o moverse en otra dirección subiendo a niveles más elevados. La bomba atómica se ajusta al mismo principio.

Proféticamente la expulsión del segundo cielo y su entrada a la región de nuestro mundo reduce su estado de energía. Esto lo obliga a apoderarse personalmente del cuerpo del Anticristo a fin de dirigir los ejércitos humanos que ya existen. Más adelante añade sus hordas de demonios de hombres poseídos por demonios, a fin de hacer la guerra tanto en la dimensión dálet como en la dimensión jeh al mismo tiempo.

Opino que la “caída de Satanás desde el cielo” o confinamiento a este planeta tendrá lugar el 21 de diciembre del 2012, que es un solsticio que empieza el primer día del 7º mes del 7º período de la tribulación. ¿Es una coincidencia que después de cinco mil años el calendario azteca termina el 21 de diciembre del 2012, el mismo día del mismo mes que indica el calendario hebreo?

En este día el calendario religioso azteca profetiza que una gran serpiente vendrá a la tierra; y así la caída de Satanás coincide con el fin del calendario azteca tanto como con el calendario chino. La expulsión de Satanás del cielo el 21 de diciembre del 2012 cae cerca del fin del año chino del dragón. Durante el mismo séptimo mes del mismo 7º Período de la Tribulación el calendario chino pasa a su siguiente año astrológico, el Año de la Serpiente (2013), coincidiendo con la leyenda azteca de la gran serpiente.

La nueva entrada de Satanás en la tierra queda marcada por una superposición precisa, triple, de los calendarios hebreo, chino y azteca; todo dentro de un mismo mes que cubre el cambio entre el 2012 y el 2013. Ese mes recibe un valor numérico interpretativo de 49 (séptimo período por el séptimo mes = 49) en el sistema matemático hebreo.

De este modo el punto medio de la Gran Tribulación de siete años es el 21 de diciembre del 2012. Tiene lugar en el séptimo de doce períodos de la Gran Tribulación y no precisamente el día que marca 3 y ½ años de su comienzo. Tres fuentes fuera de la Biblia (los calendarios hebreo, chino y azteca) coinciden en ese día preciso, sin coincidir en ninguna otra fecha, ni presente, ni pasada ni futura.

Debemos recordar que en la teoría del ciclo hebreo el período de la mitad (lo que yo llamo la posición de Tamuz) de cualquier período de siete sería el cuarto período, que es dálet (4), o el cuarto mes del calendario hebreo Tamuz, que es el cuarto mes de los siete meses que contienen todos los días festivos dados a Moisés y que se anotan en Levítico 23.

En este caso en que debemos lidiar con doce (12) períodos, el 7º período, o período zayin, se considera el medio del todo y no el fin del sexto, porque debe conformarse a la proporción código binario del cielo de 7:5. La sección del descubrimiento de la Piedra de Rosetaexplica más de ese principio, en el Capítulo 7 de este libro.

Por consiguiente, la segunda mitad de la tribulación empezará con una repentina explosión de terror y destrucción bajo un reinado de terror demoníaco sin precedentes en nuestra dimensión dálet, porque Satanás habrá sido expulsado del ámbito celestial, tal como lo indica la bestia de Apocalipsis que tiene dos cabezas pero no cuernos y que mencioné al principio de este capítulo. Al ser expulsado del segundo cielo de la dimensión jeh, ahora ventila sus torrentes de cólera destructora en un esfuerzo sin cuartel tratando de aniquilar la última civilización de la tierra, y especialmente a los que pertenecen a Dios, tanto judíos fieles como cristianos (Apocalipsis 12:7-17).

Satanás quiere vengarse de la vergonzosa derrota que sufrió a manos de los ángeles de Dios. Satanás irracionalmente hace la guerra tratando de trastornar el plan de Dios. Sus esfuerzos llegan a su clímax al reunir a todas las fuerzas militares sobrevivientes para atacar la restante resistencia judía en una parte de Jerusalén. A esta última batalla a menudo se la llama el Armagedón.

Más adelante describiré en detalle lo que los chinos tienen que decir respecto a los atributos de Satanás, al cambiar de dragón a serpiente. En el capítulo 9, bajo la sección encabezada como Observación # 7 explicaré en detalle estos alineamientos del calendario cósmico.

Una Conexión Asombrosa

Debido a que estas últimas explicaciones sobre los varios calendarios y símbolos son difíciles de entender, resumiré de nuevo este material. Las secuencias de eventos que se superponen y calendarios que se correlacionan son confirmación convincente para las fechas de la tribulación que presento en mis libros.

Las culturas azteca, china y hebrea, están separadas por miles de kilómetros, se originaron en continentes diferentes, se desarrollaron independientemente en miles de años, y no tienen ningún lenguaje común. Sin embargo, todas se alinean con la profecía bíblica en una fecha en el futuro, que también se correlaciona precisamente con el Sistema Numérico del Alfabeto Hebreo: 21 de diciembre del 2012.

Los calendarios azteca y chino se orientan por ciclos solares. Ambos tienen más de 5.000 años. El calendario hebreo sigue a la luna para la determinación de las fechas de inicio y fin de los meses, pero se conforma a los años y ciclos solares insertando un mes adicional, adar, siete veces durante cada ciclo de diecinueve años. El calendario hebreo también tiene más de 5.000 años. El año 2012 es el año 5773 en el calendario hebreo.

El calendario chino le da a cada año el nombre de un animal. Cada animal representa ciertas características. Cuando consideré estos animales asociados y los comparé con los años que predice la profecía bíblica, descubrí otro paralelo sorprendente. Los años de transición de la expulsión final de Satanás del cielo y su reinado sobre la tierra tendrán lugar durante los años del dragón y la serpiente. Al estudiar las características de esas criaturas me di cuenta de que no podía hallar una mejor descripción de Satanás como la que se revela en la Biblia. Sus características contrastantes se alinean perfectamente con el cambio profetizado en la persona del Anticristo.

Todas estas fuentes dispares apuntan a mismo exacto marco de tiempo. ¿Coincidencia o diseño? Lo dejo para que usted, el lector, lo decida.

La Bestia que Sale de la Tierra

Después vi otra bestia que subía de la tierra; y tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, pero hablaba como dragón. Y ejerce toda la autoridad de la primera bestia en presencia de ella, y hace que la tierra y los moradores de ella adoren a la primera bestia, cuya herida mortal fue sanada. También hace grandes señales, de tal manera que aun hace descender fuego del cielo a la tierra delante de los hombres (Apocalipsis 13:11-13).

Juan describe la mitad de la tribulación como “una bestia que sale del mar.” La siguiente mitad le pertenece a la “bestia que subía de la tierra.” La Mini-tribulación terminará el 17 de septiembre del 2015. Este día viene justo antes del Yom Kippur, o Día de la Expiación, que tiene lugar en un equinoccio ese año. El equinoccio es el día en que el número de horas de luz y de noche es igual en las zonas templadas del globo terráqueo.

El período de la Gran Tribulación de siete años terminará el 21 de diciembre del 2015, solsticio de invierno en el hemisferio norte. El patrón repetitivo connota un proceso continuo. La segunda mitad de la tribulación será un tiempo especialmente difícil para los creyentes que creen en la Biblia y los judíos, que sufrirán severa persecución. Satanás usará todos sus poderes demónicos para expresar su odio contra el pueblo de Dios. La mayoría de los seres humanos espiritualmente perdidos que están bajo su control no se atreverán a oponérsele.

La Mini-Tribulación

La Biblia describe al Anticristo como un dragón que habla como oveja. Actuará religiosamente, y dramáticamente utilizará los símbolos de la fe cristiana como falso mesías, que parece ser el verdadero Cordero de Dios, pero no lo es. Se disfraza como siendo el hombre resucitado (la primera bestia) pero el ser humano que era ya no lo es. El individuo está muerto. Lo que fue su cuerpo ahora es simplemente instrumento del diablo, en un esfuerzo por esconder su verdadera naturaleza como el Enemigo, aun disfrazado de presencia santa en el templo.

Y engaña a los moradores de la tierra con las señales que se le ha permitido hacer en presencia de la bestia, mandando a los moradores de la tierra que le hagan imagen a la bestia que tiene la herida de espada, y vivió. Y se le permitió infundir aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase. Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre. Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis (Apocalipsis 13:14-18).

Hacia el fin de este séptimo año de la gran tribulación (durante el 12º Período) el Anticristo entrará al templo, primero para profanarlo, y luego para destruirlo. Su odio hacia Dios y el conocimiento de que se le está quitando su poder le hará arremeter con un último esfuerzo irracional contra el propósito de Dios y su pueblo. Satanás no puede evitar su remoción del universo, así que dejará un rastro de destrucción hasta las mismas puertas del infierno. Sin embargo, el diablo sólo tiene poder sobre el cuerpo. Las almas de los santos masacrados esperan una gloriosa recepción en el cielo.

Siendo que todos estamos destinados a morir sea como sea, Satanás sólo tiene poder de acortar la vida de uno. Para los que ya han entrado a la vida eterna por fe, una muerte prematura sólo los lleva a una terminación más pronta del dolor y al final de la experiencia sufrida en manos del mal. Jesús nos anima diciendo: “Miren, yo estoy con ustedes siempre.” Al pasar por el portal de la dimensión dálet de mortalidad no debemos temer por cuanto no reuniremos con el maravilloso Señor que nos está esperando “al otro lado.”

Mientras el toque final de la trompeta reverbera en el cielo la ira de Dios se derramará por trece días. A los judíos se les advierte que huyan al campo, que se escondan, y se salven en cuevas y en las tierras del desierto oriental. Los creyentes deben ser fieles para proclamar el evangelio hasta la muerte. La recompensa por este servicio no se puede comparar con nada de este mundo. Jesús advierte a nuestra generación:

“Tengan cuidado y no dejen que sus corazones se hagan insensibles por los vicios, las borracheras y las preocupaciones de esta vida, para que aquel día no caiga de pronto sobre ustedes como una trampa. Porque vendrá sobre todos los habitantes de la tierra. Estén ustedes preparados, orando en todo tiempo, para que puedan escapar de todas estas cosas que van a suceder y para que puedan presentarse delante del Hijo del hombre" (Lucas 21:34-36, vp).

Jesús les contestó:

—Tengan cuidado de que nadie los engañe. Porque vendrán muchos haciéndose pasar por mí. Dirán: ‘Yo soy el Mesías’, y engañarán a mucha gente. Ustedes tendrán noticias de que hay guerras aquí y allá; pero no se asusten, pues así tiene que ocurrir; sin embargo, aún no será el fin. Porque una nación peleará contra otra y un país hará guerra contra otro; y habrá hambres y terremotos en muchos lugares. Pero todo eso apenas será el comienzo de los dolores.

“Entonces los entregarán a ustedes para que los maltraten; y los matarán, y todo el mundo los odiará por causa mía. En aquel tiempo muchos renegarán de su fe, y se odiarán y se traicionarán unos a otros. Aparecerán muchos falsos profetas, y engañarán a mucha gente. Habrá tanta maldad, que la mayoría dejará de tener amor hacia los demás. Pero el que siga firme hasta el fin, se salvará. 14 Y esta buena noticia del reino será anunciada en todo el mundo, para que todas las naciones la conozcan; entonces vendrá el fin” (Mateo 24:4-14, vp).

Mirando hacia atrás, el Anticristo tratará de controlar a toda la humanidad durante los últimos tres años de la tribulación. Utilizará sus poderes diabólicos para producir demostraciones engañosas de señales espirituales y realizar grandes milagros. En su deseo de que lo adoren puede incluso utilizar los proyectores de tecnología más avanzada para producir una imagen fantasma de sí mismo con efectos visuales tridimensionales para transmisión por televisión. La imagen será generada en computadores en escala gigantesca y parecerá estar viva. La Biblia indica que ordenará a toda persona que adore esta imagen. Hará esto para descubrir quién le es leal y quien rechaza su autoridad.

Esto es una reminiscencia de la estatua que erigió Nabucodonosor en la antigüedad, en días de Daniel. Así como el antiguo rey de Babilonia ejecutó a todo el que no adoraba a su estatua, lo mismo hará éste. Pero todo el que se somete al Anticristo se enfrentará a las consecuencias severas y eternas del castigo divino.

Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano, él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero; y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre.

Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.

Oí una voz que desde el cielo me decía: Escribe: Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor. Sí, dice el Espíritu, descansarán de sus trabajos, porque sus obras con ellos siguen (Apocalipsis 14:9-13).

La población del mundo quedará reducida a casi la mitad de su número anterior. La mayoría habrá perecido por el hambre. El odio racial en todo el Medio Oriente interrumpirá la exportación de petróleo. Muchos ciudadanos cristianos e israelíes serán asesinados porque rehúsan recibir la marca.

El 8º y 9º Períodos de la Gran Tribulación

(Enero del 2013 a marzo del 2014 )

El 8º y 9º Períodos van juntos porque nos recuerdan que debemos dirigir nuestra vista al cielo cuando estemos atravesando estas grandes aflicciones. Mientras que los pueblos de la tierra se preocupan por la Gran Tribulación en la dimensión dálet, eventos incluso más importantes están teniendo lugar en el cielo.

Desde que Lucifer se rebeló y se convirtió en Satanás, él y sus ángeles caídos o demonios todavía han tenido acceso ocasional al trono de Dios en el tercer cielo. Han hostigado a Dios con los pecados de la humanidad. El Padre y los ángeles justos del cielo han tenido que soportar la presencia de estos seres espirituales contaminadores. La Biblia sólo nos da breves descripciones de esta parte del lado jeh. Desde la resurrección del Hijo los “días” de Satanás han estado contados, y ahora han llegado a su fin. Dios purgará los lugares celestiales por completo de toda la presencia de todo mal antes de hacer lo mismo en la tierra; hay una gran limpieza que queda completada en el cielo antes de que termine la Gran Tribulación en la tierra.

La Gran Tribulación en el Cielo

Hace dos mil años Juan vio una visión de lo que sucederá pronto en el cielo:

Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles; pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo. Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él. Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche. Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte. Por lo cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos. ¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo (Apocalipsis 12:7-12).

El 21 de diciembre del 2012 el ámbito celestial se regocijará ante el anuncio de que el dominio de Satanás ha terminado en esa fecha cósmica, solsticio de invierno en el hemisferio norte (y en Jerusalén). El arcángel Miguel y sus ejércitos expulsarán del universo a todos los espíritus malos y perversos, demonios y ángeles caídos, y los arrojarán al lago de fuego, para ser borrados para siempre de la existencia.

¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones (Isaías 14:12).

Satanás será arrojado a la tierra y se le darán tres años para concluir su rebelión final. Allí él enfrentará oposición. El evangelio habrá sido predicado por todo el mundo, y cristianos intrépidos preferirán la muerte antes que someterse a los deseos de Satanás. Satanás descubrirá que él no sólo ha perdido las batallas celestiales, sino que está perdiendo terreno en la tierra por igual. El poder de Dios será visible incluso en lo peor de los tiempos de la opresión satánica.

A la conclusión de la edad jet Satanás será encadenado en un abismo sellado por otros mil años. Después de ese período de mil años se abrirá el abismo para dejar suelto a Satanás, y él instigará una rebelión final contra Dios, tratando de destruir a la población ingenua de seres humanos que han vivido toda su vida sin sus tentaciones ni engaños. En su último día sobre la tierra Satanás enfrentará su ruina final cuando sea arrojado al lago de fuego. Su influencia perversa sobre todo ser vivo en la tierra y el cielo quedará permanentemente eliminada.

Según el Sistema Numérico del Alfabeto Hebreo el 8º Período quiere decir “un nuevo comienzo,” y el 9º Período indica “vida nueva.”

Después de esto miré, y he aquí una puerta abierta en el cielo; y la primera voz que oí, como de trompeta, hablando conmigo, dijo: Sube acá, y yo te mostraré las cosas que sucederán después de estas. Y al instante yo estaba en el Espíritu; y he aquí, un trono establecido en el cielo, y en el trono, uno sentado. Y el aspecto del que estaba sentado era semejante a piedra de jaspe y de cornalina; y había alrededor del trono un arco iris, semejante en aspecto a la esmeralda. Y alrededor del trono había veinticuatro tronos; y vi sentados en los tronos a veinticuatro ancianos, vestidos de ropas blancas, con coronas de oro en sus cabezas. Y del trono salían relámpagos y truenos y voces; y delante del trono ardían siete lámparas de fuego, las cuales son los siete espíritus de Dios.

Y delante del trono había como un mar de vidrio semejante al cristal; y junto al trono, y alrededor del trono, cuatro seres vivientes llenos de ojos delante y detrás. El primer ser viviente era semejante a un león; el segundo era semejante a un becerro; el tercero tenía rostro como de hombre; y el cuarto era semejante a un águila volando. Y los cuatro seres vivientes tenían cada uno seis alas, y alrededor y por dentro estaban llenos de ojos; y no cesaban día y noche de decir: Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir. Y siempre que aquellos seres vivientes dan gloria y honra y acción de gracias al que está sentado en el trono, al que vive por los siglos de los siglos, los veinticuatro ancianos se postran delante del que está sentado en el trono, y adoran al que vive por los siglos de los siglos, y echan sus coronas delante del trono, diciendo: Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas (Apocalipsis 4:1-11).

La celebración en el cielo será anunciada con fuertes trompetas y las voces de un coro gigantesco de la humanidad redimida. Estarán presentes millones de santos ungidos y ángeles. Este gran evento representa la piedra culminante del diseño de Dios para la eternidad futura.

En el Sistema Numérico del Alfabeto Hebreo el número nueve (9, tet) simboliza nueva vida que aflora, como una madre que da a luz a un niño vivo. Esto no es como la vida potencialmente mortal que Dios instiló en Adán, sino vida eterna en la segunda etapa (10, yod) en la creación divina. Este es el objetivo último, que ha estado oculto en las tinieblas mientras crecía a la madurez durante los ciclos sexto, séptimo y octavo del universo, hasta que finalmente llega a ser visible a todos como una entidad vida y que respira. La placenta (el dominio de Satanás, que coexistió con el nene antes de su nacimiento, será destruida. El niño (el reino de Dios) vendrá a la tierra.

Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y con palmas en las manos; y clamaban a gran voz, diciendo: La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero. Y todos los ángeles estaban en pie alrededor del trono, y de los ancianos y de los cuatro seres vivientes; y se postraron sobre sus rostros delante del trono, y adoraron a Dios, diciendo: Amén. La bendición y la gloria y la sabiduría y la acción de gracias y la honra y el poder y la fortaleza, sean a nuestro Dios por los siglos de los siglos. Amén (Apocalipsis 7:9-12).

El cielo tendrá un medio ambiente totalmente nuevo, caracterizado por la ausencia de rebelión y mal. Será el punto más alto de unificación entre el reino celestial y terrenal de Dios. Será el tiempo de recompensar a los santos. El anuncio se hará con un toque de trompeta y muchas voces que clamarán al unísono.

Y miré, y oí la voz de muchos ángeles alrededor del trono, y de los seres vivientes, y de los ancianos; y su número era millones de millones, que decían a gran voz: El Cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza. Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos. Los cuatro seres vivientes decían: Amén; y los veinticuatro ancianos se postraron sobre sus rostros y adoraron al que vive por los siglos de los siglos (Apocalipsis 5:11-14).

Juan, observando estos eventos en el cielo, escribió de un momento especial que causó silencio absoluto. Millones de ángeles y seres humanos se reunieron ante un trono brillantemente iluminado, que estaba rodeado por veinticuatro tronos más pequeños. (El número 24 quiere decir “sacerdocio,” y se conecta con la adoración. El Salmo 72 menciona veinticuatro referencias al Mesías).

Ángeles y otras criaturas en fiesta rodearon a Juan. Toda actividad se detuvo. Hubo un silencio como por media hora (¿celestial?). La tensión subió mientras siete ángeles recibían trompetas para el conteo descendente. Después del período de silencio total, el toque de la trompeta dio la señal para que empiece algo para lo que se había preparado el ejército del universo. Todos los planes y preparativos resultarán en otra fase espectacular del plan divino determinado para la tierra.

Luego viene el ofrecimiento de incienso que representa las oraciones de los santos. Esta expresión de gratitud también contiene la angustia, el temor, dolor y terror de la persecución sufrida a manos de hombres perversos. Todos los recuerdos de lo que los santos atravesaron antes de su muerte están representados aquí. Incluidos en el incienso de la oración están los clamores de justicia de los que han sufrido por su fe. Esto hace que el ángel arroje fuego a la tierra, acto al que acompañarán aterradores relámpagos y truenos, rayos extremos y un gigantesco terremoto.

Cuando abrió el séptimo sello, se hizo silencio en el cielo como por media hora. Y vi a los siete ángeles que estaban en pie ante Dios; y se les dieron siete trompetas. Otro ángel vino entonces y se paró ante el altar, con un incensario de oro; y se le dio mucho incienso para añadirlo a las oraciones de todos los santos, sobre el altar de oro que estaba delante del trono. Y de la mano del ángel subió a la presencia de Dios el humo del incienso con las oraciones de los santos. Y el ángel tomó el incensario, y lo llenó del fuego del altar, y lo arrojó a la tierra; y hubo truenos, y voces, y relámpagos, y un terremoto (Apocalipsis 8:1-5).

Los Dos Testigos

La Biblia predice que el evangelio será predicado a “las cuatro esquinas de la tierra.” Durante los últimos años de la tribulación muchos de los ciudadanos de Israel se despertarán al hecho de que ha llegado el juicio final divino. Empezarán a estudiar las antiguas enseñanzas de la Torá, los salmos y los profetas. Se darán cuenta de que están a punto de entrar en un tiempo de horrible persecución similar al Holocausto.

Aquí en los Estados Unidos de América muchos creyentes seguirán el urgente llamado de evangelizar al mundo, en medio de fuerte oposición de parte del gobierno. Las leyes de emergencia de seguridad en el frente doméstico habrán convertido a los Estados Unidos en un estado policial, y se sospechará que las reuniones religiosas albergan terroristas. La verdad se reprimirá.

Dios no va a quedar en desventaja durante este tiempo opresivo. Cerca del principio del 6º Período aparecerán dos individuos muy interesantes. En Apocalipsis 11:3 Juan los llama “testigos.” Vivirán en Jerusalén y hablarán en forma condenatoria de la recientemente unificada súperiglesia mundial, y los medios de comunicación masiva captarán y transmitirán todo lo que ellos dicen. Los noticieros por televisión cubrirán todos sus discursos y sus tremendas demostraciones de poder sobrenatural. Parecerá que tienen control sobre el clima al proclamar la cesación de la lluvia en el Medio Oriente y otros lugares por todo el mundo. Parecerá que tienen el mismo poder como el poderoso profeta Elías, que cerró los cielos de Israel por tres años y medio.

Y daré a mis dos testigos que profeticen por mil doscientos sesenta días, vestidos de cilicio.

Estos testigos son los dos olivos, y los dos candeleros que están en pie delante del Dios de la tierra. Si alguno quiere dañarlos, sale fuego de la boca de ellos, y devora a sus enemigos; y si alguno quiere hacerles daño, debe morir él de la misma manera. Estos tienen poder para cerrar el cielo, a fin de que no llueva en los días de su profecía; y tienen poder sobre las aguas para convertirlas en sangre, y para herir la tierra con toda plaga, cuantas veces quieran (Apocalipsis 11:3-6).

La conducta nada ortodoxa de estos dos testigos será una desventaja política para el gobierno y una espina para muchos líderes de iglesia. Se les acusará de causar inestabilidad con sus enseñanzas heréticas e intolerantes, pero estos dos hablarán sin reservas y con gran pasión contra la corrupción de su tiempo, amonestando a la gente a pedir a Dios perdón por sus obras malas.

Empezarán su presencia pública el 4 de enero del 2012, y sus carreras acabarán en el ayuno del 17 de Tamuz, que es el 4 de julio del 2015. Juan escribió que estos dos testigos serán asesinados después de 1.260 días de proclamación intrépida del evangelio y del juicio de Dios sobre los perversos sistemas económicos y políticos del mundo. El presidente Anticristo de la Unión Europea los vencerá con capacidad demoníaca sobrenatural. Por tres días sus cadáveres yacerán en las calles que Jerusalén, y millones los verán por televisión a toda hora. Luego una penetrante voz de arriba les ordenará: “¡Suban acá!” Para asombro de todos, los cuerpos de los testigos masacrados se elevarán al cielo a plena vista de las cámaras.

Al mismo tiempo un enorme terremoto estremecerá a Jerusalén. Días después las noticias informarán de 7.000 muertos, enterrados bajo los escombros de edificios derrumbados.

Cuando hayan acabado su testimonio, la bestia que sube del abismo hará guerra contra ellos, y los vencerá y los matará. Y sus cadáveres estarán en la plaza de la grande ciudad que en sentido espiritual se llama Sodoma y Egipto, donde también nuestro Señor fue crucificado. Y los de los pueblos, tribus, lenguas y naciones verán sus cadáveres por tres días y medio, y no permitirán que sean sepultados. Y los moradores de la tierra se regocijarán sobre ellos y se alegrarán, y se enviarán regalos unos a otros; porque estos dos profetas habían atormentado a los moradores de la tierra. Pero después de tres días y medio entró en ellos el espíritu de vida enviado por Dios, y se levantaron sobre sus pies, y cayó gran temor sobre los que los vieron. Y oyeron una gran voz del cielo, que les decía: Subid acá. Y subieron al cielo en una nube; y sus enemigos los vieron. En aquella hora hubo un gran terremoto, y la décima parte de la ciudad se derrumbó, y por el terremoto murieron en número de siete mil hombres; y los demás se aterrorizaron, y dieron gloria al Dios del cielo (Apocalipsis 11:7-13)

El 10º Período de la Tribulación

(Marzo del 2014 a octubre del 2014 )

Este período en la tierra será un tiempo de destrucción masiva, limpieza étnica y muerte. Pero por todo el mundo se continuará predicando las Buenas Nuevas mediante los noticieros de televisión, la internet, películas y evangelización personal. Los verdaderos creyentes se volverán tan osados como los terroristas, proclamando a Jesucristo y su venida como Señor de señores.

Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin (Mateo 24:14).

Vi otro ángel, que volaba en medio cielo y que llevaba un mensaje eterno para anunciarlo a los que viven en la tierra, a todas las naciones, razas, lenguas y pueblos. Decía con fuerte voz: “Teman a Dios y denle alabanza, pues ya llegó la hora en que él ha de juzgar. Adoren al que hizo el cielo y la tierra, el mar y los manantiales” (Apocalipsis 14:6-7, vp).

El número diez (10) me hace recordar las diez plagas de Egipto. En el décimo período de la tribulación veremos de nuevo el castigo de Dios contra un sistema mundial que ha perseguido al pueblo de Dios.

Los últimos meses de la gran tribulación hallarán a la humanidad atrapada en un torbellino de horrendos conflictos, alimentados por la hostilidad política islámica y su fanatismo religioso. Los sistemas opresivos de gobierno detendrán a muchos todos los días. El desempleo, el hambre, crimen, saqueos y el constante miedo destruirán todo residuo de civilización. El rechazo de los principios cristianos arraigados en la Biblia resultará en maldad inimaginable. La Biblia dice que se enfriará el amor de unos por otros. Las familias se dividirán por asuntos espirituales al punto de que algunos entregarán a sus propios parientes a los verdugos.

Cuando nos concentramos en la destrucción que sucede en la Gran Tribulación nos olvidamos de notar lo que Dios está haciendo para salvar a la humanidad. En el principio de la historia de la iglesia cristiana, la Biblia registra un bautismo del Espíritu Santo como testimonio para el mundo religioso y secular, demostrando el enorme poder de Dios.

Al final de la era de la iglesia, “antes de que venga el día grande y glorioso del Señor,” Dios de nuevo derramará sus poderes sobrenaturales del Espíritu Santo contra el telón del tiempo más perverso que ha habido sobre la tierra. Los verdaderos creyentes que estén viviendo en ese tiempo deberán sentirse altamente honrados porque Dios los ha seleccionado para que manifiesten al mundo en su hora más negra el poder de Dios de vida eterna y luz.

Jesucristo, por un plan definido de conocimiento previo, fue crucificado por hombres impíos, y luego Dios lo resucitó, habiendo soltado los dolores de la muerte (Hechos 2:23). Por consiguiente, como testifica la Biblia, “ todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo " (Hechos 2:21). Incluso en estos tiempos tan opresivos que vendrán, todo lo que una persona tiene que hacer es “invocar el nombre del Señor” para ser salvado. Los que lo hacen así experimentarán la venida del Espíritu Santo a residir en ellos. En medio de la hora más negra de la humanidad, el amor de Dios brillará más intensamente.

El profeta Joel (Joel 2:28-32) y el apóstol Pablo (Hechos 17:21) escribieron que habrá un gran despertamiento y hambre por hallar al Dios de la Biblia. Dios a su vez derramará el Espíritu Santo como para llenar a miles de personas, fenómeno visto sólo una vez anteriormente: en Pentecostés, hace dos mil años, al principio de la edad de la iglesia. Esto les dará a los creyentes seguridad adicional de que Dios los ama y les garantiza vida eterna para el futuro.

Y todo aquel que invocare el nombre de Jehová será salvo; porque en el monte de Sion y en Jerusalén habrá salvación, como ha dicho Jehová, y entre el remanente al cual él habrá llamado (Joel 2:32).

Y en los postreros días, dice Dios,
Derramaré de mi Espíritu sobre toda carne,
Y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán;
Vuestros jóvenes verán visiones,
Y vuestros ancianos soñarán sueños;
Y de cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días
Derramaré de mi Espíritu, y profetizarán.
Y daré prodigios arriba en el cielo,
Y señales abajo en la tierra,
Sangre y fuego y vapor de humo;
El sol se convertirá en tinieblas,
Y la luna en sangre,
Antes que venga el día del Señor,
Grande y manifiesto;
Y todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo (Hechos 2:17-21).

El testimonio de su fe recién hallada atraerá persecución incluso más severa de parte de los gobiernos occidentales del mundo. Muchos serán ejecutados, pero otros serán llevados a sus lugares. Esto será una reminiscencia de los días hace dos mil años cuando una sociedad religiosamente corrupta masacraba a los cristianos como diversión, habiéndolos declarado subversivos.

Para tranquilizar a esos santos que murieron en la tierra por su fe y testimonio Dios le dijo a Juan hace dos mil años “sube acá,” y “escribe lo que vez.”

Yo estaba en el Espíritu en el día del Señor, y oí detrás de mí una gran voz como de trompeta, que decía: Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último. Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias (Apocalipsis 1:10-11).

Después de esto miré, y he aquí una puerta abierta en el cielo; y la primera voz que oí, como de trompeta, hablando conmigo, dijo: Sube acá, y yo te mostraré las cosas que sucederán después de estas (Apocalipsis 4:1).

Juan subió al cielo y allí vio a los santos resucitados vestidos de blanco reluciente, reunidos por miles y diez miles alrededor del trono, el centro del gobierno de Dios. Le adoraban con palmas en sus manos. Juan notó que venían de muchas naciones y hablaban diferentes idiomas, pero todos cantaban al unísono un canto de alabanza al Señor. Juan quedó impresionado y asombrado por el esplendor, unidad y amor en estas personas. Yo los llamo “santos multinacionales.”

Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y con palmas en las manos; y clamaban a gran voz, diciendo: La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero. Y todos los ángeles estaban en pie alrededor del trono, y de los ancianos y de los cuatro seres vivientes; y se postraron sobre sus rostros delante del trono, y adoraron a Dios, diciendo: Amén. La bendición y la gloria y la sabiduría y la acción de gracias y la honra y el poder y la fortaleza, sean a nuestro Dios por los siglos de los siglos. Amén.

Entonces uno de los ancianos habló, diciéndome: Estos que están vestidos de ropas blancas, ¿quiénes son, y de dónde han venido? Yo le dije: Señor, tú lo sabes. Y él me dijo: Estos son los que han salido de la gran tribulación [gran Tribulación], y han lavado sus ropas, y las han emblanquecido en la sangre del Cordero (Apocalipsis 7:9‑14, corchete añadido).

Y miré, y oí la voz de muchos ángeles alrededor del trono, y de los seres vivientes, y de los ancianos; y su número era millones de millones, que decían a gran voz: El Cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza. Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos. Los cuatro seres vivientes decían: Amén; y los veinticuatro ancianos se postraron sobre sus rostros y adoraron al que vive por los siglos de los siglos (Apocalipsis 5:11-14).

Muchos cristianos creen que estarán exentos del sufrimiento, dando por sentado que un “rapto” los salvará de los terribles tiempos del fin. Sin embargo, Dios ha determinado desde el principio enriquecer las vidas de sus hijos humanos para que adquieran la experiencia que necesitarán en el venidero reino de Dios, que durará para siempre. Dios no va a negar a sus hijos los beneficios derivados del sufrimiento en medio de gran mal, ni la oportunidad de presenciar un espectáculo de eventos de inimaginable proporciones cósmicas, nunca antes visto por personas comunes.

Estando frente al trono concordarán con Dios en que valió la pena el tiempo de sufrimiento por él en la tierra. Le alabarán con lealtad y le darán gracias por lo que recibieron en la tierra y por la vida futura en gloria que tienen por delante.

 

Max Toth, Pyramid Prophesies (Inner Tradition International Ltd., 1988).

 

Para opinión o para imprimir este capítulo en una página ajustada a formato, chasque aquí:   Requiere Adobe Reader que es gratiuto.

Enlaces del capítulo en:
El Misterio del 17 de Tamuz
Una INTRODUCCIÓN Esencial:
La REVELACIÓN de Jesucristo escrita por el Apóstol Juan y re-ordenada por
el SISTEMA NUMÉRICO DEL ALFABETO HEBREO
Prefacio - ¿Por Qué Dos Libros Separados?


Use our internal search engine!

search tips advanced search
search engine by free find

Acerca de Nosotros | Desligamiento Legal | Protección de Privacidad | Cómo enviarnos e mail
©2006 Faith in the Future Foundation. Reservados todos los derechos. All rights reserved.