El Misterio del 17 de Tamuz

Claves Hebreas Antiguas para Fechar la Gran Tribulación

Capítulo 3

El Principio de la Ira de Dios
11º y 12º Períodos de la Gran Tribulación
(22 de Mayo del 2014 al 21 de Diciembre del 2015

¿Qué es un Tamuz?
¿Por qué este libro tiene en su título la expresión 17 de Tamuz?
¿Por qué la ciudad de Nueva York será destruida después del 21 de diciembre del 2008?
¿Qué otros eventos mundiales darán inicio a la Gran Tribulación?
¿Cómo pueden las aves de rapiña migratorias decirnos los tiempos del fin?
¿Qué nos dice la Biblia respecto a los ángeles caídos o demonios?

Enlaces a la sección en este capítulo:

[Haga click para marcar los títulos de la sección y para saltar a donde comienza la sección del texto. Los títulos de la sección del texto abajo proporcionan enlaces de nuevo al tope de esta página.]

Requiere Adobe Reader que es gratiuto.

Conteo Final de la Gran Tribulación

Hemos llegado a los últimos dos períodos de siete meses de duración de la tribulación. Incluso después de seis años de destrucción y muerte los seres humanos seguirán rehusándose a volver a Dios. Evidentemente el sufrimiento por sí solo no es suficiente para inspirar arrepentimiento humilde de los pensamientos y estilos de vida de maldad. Ni siquiera un meteorito gigantesco que mata a millones hace que lamenten con arrepentimientos sus obras malas. Los seres humanos por todo el mundo continuarán en su rebelión contra el Creador. Parece que sus corazones se endurecerán incluso más en su determinación a no reconocer a Dios y someter sus voluntades naturalmente hostiles al amor justo de Dios.

Este capítulo requiere una introducción especial. Cuando empecé a escribir estos libros en cuanto a estas muchas profecías, noté que se fusionan en un punto del tiempo, en lugar de estar en una cierta secuencia en particular. Por lo general me gusta tener todo nítidamente organizado, pero al terminar de escribir descubrí que el libro de Apocalipsis parece tener sus páginas mezcladas. Empecé a tratar de recapturar la secuencia correcta de estos muchos acontecimientos, pero eso exigirá mucho más estudio. El análisis que eso exige está más allá del alcance de este libro, así que añadí una introducción para presentar un sumario de los acontecimientos que presenta el apóstol Juan en el libro de Apocalipsis.

Si usted no ha leído todavía la introducción de este libro, pueden volver y leerla en este punto, porque explica por qué fue tan difícil para Juan escribir lo que vio y oyó. Tal vez usted halle unas pocas discrepancias en varios de mis capítulos, respecto a cómo algunos de los sucesos se relacionan precisamente uno a otro cronológicamente. Espero que no rechace el resto de lo que he escrito simplemente porque todavía no he terminado mi trabajo en este respecto. Probablemente nunca lo terminaré. Es más, recibiré de buen grado las nociones de otros que empiecen a aplicar las herramientas y métodos que explico en este libro. Por eso tenemos un Foro de Lectores en el sitio web www.apocalypse2008-2015.com.

Por ahora recuerde que Juan describe cientos de sucesos proféticos desde una perspectiva de imagen en un espejo. En la analogía del espejo la realidad se halla en la dimensión jeh, y el “reflejo” está en la dimensión dálet del tiempo material. Ninguno de nosotros tiene acceso directo a la dimensión jeh para corregir la fuente. El principal pensamiento que se aplica aquí es que el sexto sello es el anuncio de acontecimientos en la dimensión jeh. Es como el lado de la causa en la ecuación, en tanto que el séptimo sello es el lado del efecto, o lo que tiene lugar aquí y ahora en la dimensión dálet.

La mayoría de los acontecimientos que se denominan “la ira de Dios” empezarán el 4 de septiembre del 2015, y terminarán el 17 de ese mes. Habrá un gran terremoto que durará 13 días. Todos los siete ángeles, las siete trompetas, las siete copas y los siete truenos también tienen lugar en ese tiempo. Tal como Juan, mi libro intenta mirar lo que sucederá considerándolo desde las diferentes perspectivas que existen al estar uno en el centro de un cine de pantalla circular. Esto es difícil de describir en papel.

El proceso final de alumbramiento del reino de Dios está en la edad futura tet, y se proyecta como una película en pantalla circular. Al estar en el centro y darse la vuelta aquí y allá para ver lo que está sucediendo, todas las acciones que ocurren simultáneamente, y sus sonidos, se entremezclan como una complejidad demasiado difícil para describir claramente con palabras en una hoja de papel. En verdad, es incluso difícil explicarle a un amigo lo que uno vio y oyó. Estoy seguro que cualquiera que ha estado alguna vez en un cine de pantalla circular contará un relato diferente de la misma película. Así que, lo que sigue es lo que yo entiendo que el apóstol Juan vio, con la ayuda de lo que he aprendido respecto al marco mental judíos de esa era.

En el escenario que es nuestro mundo ahora hemos llegado a los últimos cinco actos de la tribulación, la edad más corta de la historia humana, indicada por jet (8) en el Reloj Mundial de Cuclillo. En el simbolismo del alfabeto hebreo jet (8) expresa los conceptos de “cercado” y “nuevo comienzo.”

Sólo la familia de Noé de ocho (8 = jet) personas, fue salvada de la primera gran tribulación del mundo, el diluvio. Con ellas Dios empezó una nueva civilización humana. Ocho es dos veces cuatro (2 x 4). En hebreo el número cuatro es dálet, que literalmente significa “puerta,” pero que también indica nuestra dimensión presente material limitada por el tiempo: “este mundo en este tiempo.” Así, se podría describir a la Gran Tribulación como dos puertas conectadas o rodeadas por cercas. No se puede evadir lo que viene. Todas las naciones son arreadas a ello y las cercas prohíben todo escape una vez que se ha entrado. Los que no se arrepienten morirán de muerte dolorosa para enfrentar el juicio eterno en la vida más allá.

Cuando el Dios de amor decidió crear a los seres humanos con libre albedrío debido a la rebelión de Satanás, se comprometió a sí mismo a la necesidad de limpiar la iniquidad de la tierra mediante una tribulación. Si hubiera habido una manera más misericordiosa, él la hubiera hallado. La guerra de Satanás de engaño y destrucción corrompió la naturaleza humana, así como también incitó a una tercera parte de los ángeles a la rebelión. Los ángeles caídos serán encerrados y destruidos, y los seres humanos se verán obligados a tomar una decisión: una vida sometida a Dios o la muerte.

Recuerde que aunque el diablo anda rampante por la tierra destruyendo a los seres humanos y el planeta, Dios todavía está a cargo. Es su propósito lo que prevalece conforme Dios purga el universo de toda rebelión, tanto en la dimensión jeh, como en la dimensión dálet: las dos etapas de la Gran Tribulación. Primero, expulsa de escenario celestial (jeh) a las hordas satánicas, obligándolos a descender a la tierra y unirse a los ejércitos humanos del escenario dálet, en donde la presencia de Jesús y sus huestes de ángeles los derrotan. La edad jet de la civilización humana representa de muchas maneras la salida de transición final de nuestra edad presente. Este tiempo terrible de prueba es necesario para que no se escape ningún mal por la segunda puerta que conduce a la gran tribulación, y pase a un nuevo comienzo, la nueva edad prometida y venidera del gobierno milenial de Jesús sobre la tierra.

La esfera del Reloj Mundial de Cuclillo muestra esta edad zayin como la era del dominio de Satanás sobre la civilización humana. La edad presente de la influencia de Satanás no llega a su fin sino al fin de la Gran Tribulación, el 21 de diciembre del 2015. Con el fin de la edad jet, la segunda etapa (post-diluviana) de la civilización humana, vivida bajo la opresiva dirección del rebelde “dios de este mundo (edad)” llegará a su fin.

El siguiente bosquejo indica algunos de los principales titulares que conducirán a los días finales de la gran tribulación. Es como un concierto que avanza a su final con el crescendo de una orquesta sinfónica. Estos son:

  1. Ocupación parcial de Jerusalén por una parte de un ejército de 200 millones de soldados, provocando un genocidio parcial de israelíes.
  2. La destrucción del recientemente construido Tercer Templo de Jerusalén el 25 de julio del 2015 (9 de Av de 5775).
  3. El terremoto más intenso de la historia desde el diluvio de tiempo de Noé, que resulta en la aniquilación del ejército de 200 millones de soldados en la batalla del Armagedón, desatada contra Jerusalén en un esfuerzo por exterminar por completo al pueblo judío y borrar de la memoria el nombre de Israel.
  4. Paralelos a los sucesos del punto 3, los cuatro ángeles de la muerte que aparecieron al comienzo del segundo ay, eliminarán a todos los espíritus malos, ángeles caídos y demonios desconocidos, permanentemente del dominio del aire, la tierra y debajo de la tierra, o Hades, que desaparecerán para siempre en el lago de fuego. Los cuatro ángeles estuvieron reservados para este propósito desde antes del diluvio, mantenidos en prisión para este tiempo señalado en el plan de Dios. Están destinados a distinguir entre las “ovejas” y los “cabritos” de modo que dejarán a toda “oveja” obediente y matarán a los rebeldes (“cabritos”), tal como Jesús enseñó según se anota en Mateo 25. Los ángeles de la muerte pondrán fin a todas las instituciones y los gobiernos humanos edificados sobre principios impíos, destruyendo así todo residuo de la última civilización que pueda haber sobrevivido a las “plagas” previas del castigo divino.
  5. La segunda civilización termina el 21 de diciembre del 2015.

Antes de volver a una recapitulación de la acción del tiempo del fin tengo que explicar un poco cómo descubrí las fechas de estos sucesos.

Confirmación por Cuatro Días Principales Judíos de Ayuno

Para mí las fiestas anuales judías llegaron a ser la clave vital para finalizar el fechado de la tribulación. Encerrados entre estos festivales y ayunos se hallan conceptos que rememoran la historia y la profecía revelada por Dios. Este último período de la tribulación no es la excepción.

Los cuatro días principales judíos de ayuno marcan los principales eventos de este último período de la gran tribulación. Superpuse los últimos siete meses a los festivales judíos y descubrí que ciertas fechas matemáticamente determinadas siguen casi al dedillo la secuencia de los cuatro principales días judíos de ayuno del calendario judío.

Los días de ayuno no son días de diversión. Marcan días cuando históricamente han tenido lugar pruebas y aflicciones para el pueblo de Dios. Su propósito es recordarnos la seriedad de las situaciones de la vida y hacernos pensar en hacia dónde nos dirigimos. Es como verificar la brújula en alta mar para poder mantener el rumbo.

Estos días de ayuno son importantes para la determinación de las fechas de eventos proféticos porque la historia del pueblo judío ha demostrado una tendencia a repetir horribles eventos en los mismos días. Tal vez el ejemplo más conocido es la destrucción del primer y segundo templos el 9 de Av del 588 a.C. y el 70 d.C. respectivamente.

Teniendo en mente este importante principio superpuse estos cuatro días de ayuno con el último período de siete meses de la gran tribulación. Cuando lo hice, descubrí información clave encerrada profundamente en el registro bíblico tanto como en la historia y tradiciones del pueblo judío. En cualquier año los judíos que observan sus tradiciones participan en cuatro días principales de ayuno. Puesto que no soy judío y no hablo hebreo, cito de la revista en donde aprendí sobre estos días principales judíos de ayuno:

Taanit, o taaniyot (plural) son los días judíos de ayuno, convocados en tiempos de necesidad o lamento, o como días memoriales. Cuando los judíos sufrían persecución, los rabinos declararon días nacionales de lamento y ayuno (taanit tsibur). En el Talmud (Ley oral) Megillat Taanit registra regulaciones precisas y grados de intensidad para los días de ayuno nacional. Estos son cuatro días bíblicos de ayuno, que toda la nación debe observar.

La raíz de taanit viene de Levítico 16:29 y 23:27, en donde se traduce “afligirse.” Nótese que el número de ayunos principales es cuatro, que en hebreo es dálet, que quiere decir “en este mundo en este tiempo.” Esto es apropiado porque esta edad y los eventos profetizados de la tribulación nos dan mucho por lo que ayunar, en tanto que la nueva edad venidera será un tiempo de bendición y celebración. De hecho, Zacarías 8:19 indica que específicamente estos cuatro días de ayuno se convertirán en fiestas felices:

El Señor todopoderoso se dirigió a mí, y me dijo: “Los ayunos de los meses cuarto, quinto, séptimo y décimo se convertirán en motivo de alegría, en fiestas felices para los descendientes de Judá. ¡Amen ustedes, pues, la verdad y la paz!” (Zacarías 8:19, vp).

Recuerde que el calendario judío tiene dos meses iniciales diferentes. El año de festividades o religioso empieza con Nisán en la primavera, en el tiempo de la Pascua, y el año civil empieza con Rosh Jashaná, el 1º de Tishri. Puesto que Rosh Jashaná es la fecha tradicional de la creación, este es el mes cuando avanza el número de años. Los días de ayuno se cuentan desde el principio del año religioso.

El ayuno del cuarto mes, 17 de Tamuz, es el primero de los cuatro días de ayuno mencionados por los profetas hebreos. Conmemora la caída de Jerusalén ante Babilonia antes de la destrucción del primer templo, el 9 de Av del 588 a.C. Después de que Jerusalén cayó el 9 de Tamuz, el 17 de Tamuz se suspendieron los sacrificios debido a la falta de animales. En el asedio del año 70 d.C. las tropas romanas abrieron brecha en los muros de Jerusalén el 17 de Tamuz. El segundo templo también fue destruido el 9 de Av del 70 d.C. Los calamitosos eventos que tuvieron lugar en el mes de Tamuz se recuerdan juntos en el ayuno del 17 de Tamuz, que se lo considera como un día para llamar al arrepentimiento nacional.

El ayuno del 17 de Tamuz empieza un período de tres semanas de lamento tradicional que conduce al ayuno del quinto mes, el 9 de Av, que marca la fecha de la destrucción del primero y segundo templos. Es importante recordar que en cada ocasión en que estos templos fueron destruidos millones de judíos murieron por las guerras y la hambruna y enfermedades subsecuentes, y muchos miles de los sobrevivientes fueron desterrados. En el año 135 d.C. Bar Kojba (un falso mesías) dirigió una revuelta judía contra el emperador romano Adriano, que la aplastó el 9 de Av. La inquisición española expulsó de España a todos los judíos el 9 de Av de 1492. En 1914 estalló la Primera Guerra Mundial la noche anterior a este día de ayuno. Finalmente, la deportación masiva de los judíos del gueto de Varsovia empezó el 9 de Av de 1942. Proféticamente este ayuno también marcará la destrucción del tercer templo.

El Ayuno de Gedalías se debía celebrar el 3 de Tishri aunque este gobernador de Israel, nombrado por el rey Nabucodonosor de Babilonia, en realidad murió el 1º de Tishri, que no podía ser un día de ayuno porque era una Fiesta del Eterno (Levítico 23:24-25). El asesinato de Gedalías marcó el fin de la autonomía judía bajo Babilonia. Yom Kippur, la fiesta más sagrada del calendario judío, tiene lugar el 10 de Tishri. Marca el fin de los Días de Asombro que recuerdan a los judíos la inminente tribulación cuando Dios juzgará al mundo. Los diez Días de Asombro empiezan en Rosh Jashaná, 1º de Tishri, día marcado por el toque de trompetas, que en la antigüedad se usaban para convocar al pueblo para la adoración o la guerra. Las trompetas o cuernos se tocaban también para advertir al pueblo de algún peligro inminente.

Cinco Fechas de Ayunos Hebreos

El Yom Quipur, el 10 de Tishri, es el día de ayuno más importante del año. El pecado separa a los seres humanos de un Dios santo (Isaías 59:2). Este Ayuno de Expiación llama al arrepentimiento nacional de los judíos por todas partes, y mira hacia adelante a la expiación final divina, cuando Dios limpiará totalmente de sus pecados al pueblo judío, para que ya nunca más sean separados unos de otros.

El ayuno del décimo mes, 10 de Tevet, marca la fecha en que Nabucodonosor empezó el asedio de Jerusalén que a la larga llevó a la caída de la ciudad y las destrucción del primer templo el 9 de Av de 3172 (588 a.C.). Se cree que el 9 de Tevet es la fecha en que murió el escriba Esdras, y el 8 de Tevet fue el día en que el rey Tolomeo de Egipto obligó a 70 eruditos judíos a traducir al griego las Escrituras hebreas. Todos estos tres sucesos se recuerdan con aflicción en el ayuno del 10 de Tevet.

Es posible que el 10 de Tevet de 5776, que cae el 22 de diciembre del 2015, será la primera vez que se celebrará este ayuno como fiesta porque para entonces la edad jet de la gran tribulación ya habrá terminado.

Así que, en resumen de su significación profética:

1. El ayuno del cuarto mes – 17 de Tamuz.

4 de julio del 2015 empieza la marcha final al Armagedón, con la muerte de los dos testigos y la profanación del tercer templo.

2. El ayuno del quinto mes – 9 de Av (tisha beav).

Destrucción del tercer templo el 25 de julio del 2015.

3. Un ayuno del séptimo mes, – 3 de Tishri.

Sigue el gran terremoto el 4 de septiembre del 2015.

4. El ayuno del séptimo mes – 10 de Tishri.

Primer Día de Expiación (Yom Kippur) en el equinoccio del 23 de septiembre del 2015 – después del fin de la Mini-tribulación el 17 de septiembre del 2015.

5. El ayuno del décimo mes – 10 de Tevet.

Sigue al fin de la gran tribulación el 21 de diciembre del 2015.

Otro Vistazo a “¿Qué es Tamuz?”

Históricamente el nombre Tamuz se deriva del nombre de un dios babilonio. Tamuz fue hijo de Nimrod y Semiramis, y ritualmente se lo identifica como Nimrod vuelto a nacer. Nimrod encabezó al mundo inicial después del diluvio en rebelión contra Dios al inspirar a la gente a construir la torre de Babel (Génesis 10:8-12). Semiramis y Tamuz aparecen por lo general en el arte antiguo por todo el mundo bajo diferentes nombres, tales como la diosa madre y su hijo.

Así, Tamuz es el “niño Cristo” babilónico; otra imagen de un Anticristo. Según los mitos antiguos, el dios Tamuz pertenece al mundo subterráneo, y fácilmente podemos identificarlo con Satanás. Satanás, animando el cuerpo del Anticristo, estará muy activo en este 12º Período de la Gran Tribulación. Las varias fechas Tamuz marcan eventos clave en la destrucción que Dios permite, pero destrucción programada satánicamente diseñada e impulsada de todas las sociedades humanas por todo el mundo.

¿Por qué siempre selecciono y menciono primero a Tamuz? ¿Por qué es importante lo suficiente como para usar este nombre en el título de un libro? Siendo que he modificado y adaptado este nombre para mis propósitos de investigación, ilustremos el concepto de un Tamuz.

Si decidimos sembrar un huerto, saldríamos al campo abierto y llevaríamos mazo y cuatro estacas. En un lugar apropiado pondríamos una estaca en la tierra y esa sería la primera esquina. Esta es una posición de Tamuz. Luego buscamos la siguiente esquina y colocamos allí una segunda estaca, y así hasta haber definido la ubicación del nuestro huerto.

Si alguien le preguntara la ubicación del huerto, usted tendría que darle un punto especial de referencia. Debido a que el “huerto” que estamos describiendo aquí tiene cuatro dimensiones, incluyendo el tiempo (dálet), se requieren 2 estacas de referencia. Cada una desempeña el papel de una quinta estaca para determinar la escala. No estamos simplemente mirando un lugar, sino un lugar en un tiempo designado. Estamos mirando un lugar santo que entrecruza un tiempo designado (santo o fijo, o en hebreo moed). El templo de Jerusalén es el lugar santo escogido por Dios, que a veces se amplía para incluir a Jerusalén, y a veces incluso toda la tierra prometida del pacto de Dios con Abraham.

Los festivales y ayunos judíos marcan el tiempo santo en la dimensión dálet. La llegada y salida histórica de la presencia de Dios en el templo, o la presencia histórica del pueblo de Israel en la tierra prometida en ciertos puntos de la historia, se eslabonan en la dimensión jeh de la eternidad, cuando Dios interviene en los asuntos de la humanidad según su plan de siete mil años.

El diluvio fue una (1) de tales intervenciones. Es la única que tiene que ver con el planeta entero sin ninguna conexión específica a Israel o al templo de Jerusalén. Las otras cuatro (4) quedan marcadas por sucesos concernientes al templo de Jerusalén y la ausencia o presencia de Israel en la tierra prometida. Dios manifestó su presencia en el templo históricamente por la llegada o salida de su gloria shequiná y por su presencia gloriosa en el unigénito Hijo de Dios, Jesús, que dijo que él y el Padre eran uno (Juan 14:10; 17:21-23).

Si alguien preguntara de qué tamaño va a ser el huerto, se le diría que es cuadrado, y cada lado mide un Tamuz. Por supuesto, ahora uno necesita saber el largo de una unidad Tamuz (la distancia de estaca a estaca) para poder calcular el área del huerto.

Puesto que podríamos medir el huerto bien sea en metros o en pies, deberíamos conseguir un quinto dato de información que nos diría cuál unidad de medida usar. Así, el quinto Tamuz se vuelve la estaca de referencia que indica la escala correcta a usar. En este caso el quinto Tamuz nos dice cómo fechar la tribulación. Para hallar la fecha del huevo ruso más pequeño de la tribulación de siete años primero tuve que abrir el huevo ruso más grande del plan divino de siete mil años para la humanidad, que rodea al huevo pequeño.

Cinco Estacas del 17 de Tamuz

Pude hacer eso cuando hallé dos estacas de Tamuz para la Tabla de Siete Mil Años de Historia Humana. La primera aparece en el tiempo del diluvio en días de Noé, y la segunda en la destrucción del primer templo en 588 a.C. Entre ellas descubrí el “engranaje” (la unidad Tamuz de medida) de 1715 años. Para realizar superposiciones simétricas con la misma escala comparamos el patrón de los eventos de siete mil años reducidos según el principio de que un mil años equivale a un día, para que encaje con los siete años de duración de la gran tribulación (2 Pedro 3:8; Salmos 90:4).

Este Tamuz debe ser proporcionalmente más pequeño porque representa el huevo ruso más pequeño. La regla de la mano y dedos de (1+4=5) se aplica aquí: los cuatro marcadores Tamuz de la historia humana revelan solamente el propósito profético del cielo con la identificación del quinto Tamuz que los define.

Volviendo a la analogía del huerto, cuando está en pleno florecimiento se puede decidir tener una fiesta para conmemorar el arduo trabajo (sufrimiento). Este día podría convertirse en una fiesta especial para sus hijos, así que usted llama a esta fiesta su Tamuz, porque todo empezó allí. Aunque usted está recibiendo las bendiciones de Dios al momento, les dice a sus hijos que deben orar y recordar el dolor que se necesitó entonces.

Los israelíes son hijos de Noé. Pero Noé y los hijos de Israel tenían calendarios con Tamuz en ellos. Fue en el calendario de los hijos de Israel, el calendario judío, que descubrí las otras cuatro posiciones, que definieron el fechado de la gran tribulación. Están insertadas en los festivales judíos.

1. El Ayuno del Cuarto Mes

17 de Tamuz de 5775 (4 de Julio del 2015)

El número cuatro (4) es dálet y Tamuz y siempre es el cuarto mes del ciclo anual. Tamuz es el cuarto mes del año religioso judío, y es el centro del ciclo bíblico del año sagrado bíblico de siete meses según se resumen en Levítico 23. En la Tabla de Siete Mil Años de Historia Humana hallamos que se menciona el 17 de Tamuz sólo una (1) vez; en tanto que en la Tabla de Siete Años de la Gran Tribulación hallamos la fecha cuatro (4) veces. De nuevo vemos la regla hebrea de mano y dedos: el pulgar más los dedos (1+4=5) significa que el 17 de Tamuz es la clave para determinar las fechas de la gran tribulación y los varios eventos en él.

El Primer Tamuz Es en 2288 a.C.

La posición del primer Tamuz se halla dentro del primer conjunto de los siete ciclos de 490 años de la Tabla de Siete Mil Años de Historia Humana. Es el pulgar (1) y se superpone con el diluvio en días de Noé, en 2288 a.C., que fue la tribulación de toda la creación natural que acabó con la primera civilización humana. La destrucción de esta civilización fue tan completa que no quedó ningún rastro arqueológico. Si no fuera por la Biblia no sabríamos nada respecto a esa edad. Esta primera posición Tamuz indica el fin de la primera civilización. Llega a ser el marcador de referencia para el fin de la segunda civilización.

El Segundo Tamuz Es el 30 de Junio del 2018

La segunda posición Tamuz nos da el punto de iniciación desde el cual contamos hacia atrás dos veces 1715 días (9 años, 6 meses y 10 días) al principio de la tribulación, el 21 de diciembre del 2008. La primera estaca para definir el principio de la tribulación es el 30 de junio del 2018 (17 de Tamuz de 5775).

El Tercer Tamuz Es el 21 de Diciembre del 2012

El tercer Tamuz se halla en el 21 de diciembre del 2012, que cae dentro del 7º Período de la gran tribulación (23 de junio del 2012 al 21 de enero del 2013). El 7º Período es una posición Tamuz porque cae en el medio de los doce períodos de la tribulación, según el principio de la proporción de 7:5 de la Piedra de Roseta.

Recuerde, Tamuz es el cuarto mes del calendario anual religioso hebreo de siete meses; tal como el cuarto (4) mes es el mes al medio de los siete (7) meses, así como el séptimo (7) mes es el punto medio de los doce (12) meses como se muestra en la Tabla de los Doce Períodos de la Gran Tribulación (2008-2015). Dividí los siete años de la Gran Tribulación en doce (12) períodos de siete (7) meses cada uno para que sea posible comparar directamente sus eventos con las demás tablas cronológicas que se hallan anidadas una dentro de otra tal como el juego de huevos rusos anidados.

El séptimo mes del 7º Período empieza el 21 de diciembre del 2012, día de solsticio, que no se puede manipular para hacerlo encajar en un calendario en particular de ciclo lunar. Más allá de mera coincidencia, este mes también es muy significativo en los calendarios azteca y chino.

El Cuarto Tamuz Es el 21 de Marzo del 2012

La cuarta posición Tamuz es el 21 de marzo del 2012, que también es un día de equinoccio y que cae dentro del 6º Período de la Gran Tribulación(23 de noviembre del 2011 al 22 de junio del 2012). La Mini-tribulación empieza el 4 de diciembre del 2011, que también cae dentro de este período. Daniel y Juan han profetizado ocho (8) eventos de 1260 días y un (1) evento de 1290 días (30 días más largo) relativos ala Mini-tribulación.Los explicaré más adelante.

Este cuarto Tamuz también se alinea con la tabla de Doce Festivales y Ayunos Judíos. Sigue el principio del huevo ruso más pequeño que cabe y se alinea en diseño con el huevo ruso más grande que lo contiene. Este principio de correlación proporcional fue instrumento vital para descubrir las fechas de la gran tribulación.

El Quinto Tamuz Es el 4 de Julio del 2015

Hallé la posición del quinto Tamuz oculta dentro del 12º Período. Estos últimos siete meses también tienen una posición de Tamuz en la que sucederá algo importante. Este último 12º Período de la Gran Tribulación va desde el 22 de mayo del 2015 hasta el 21 de diciembre del 2015. De nuevo, un día de ayuno del 17 de Tamuz se halla dentro de ese período, el 4 de julio del 2015, que describo en detalle en el capítulo siguiente.

Estos cuatro (4) días de ayuno del 17 de Tamuz marcan eventos significativos relativos al templo de Jerusalén que tendrán lugar durante la tribulación. Juntos son nada más que otro ejemplo de un micro huevo que cabe en el huevo ruso más grande de la gran tribulación.

La Hoja de Ruta hacia el Armagedón

Cuando empecé a escribir este libro casi todos eventos que describo todavía estaban en el futuro. Pero incluso al publicarse este libro muchas tendencias clave que conducen al último ciclo de la gran tribulación ya han empezado a desenvolverse en los medios noticiosos del mundo. Para cuando usted lea este libro los detalles tal vez ya sean historia, pero las tendencias habrán avanzado más hacia el Armagedón.

El Medio Oriente hierve con armas, incluyendo los más modernos armamentos convencionales y armas de destrucción masiva. Dada la inestabilidad explosiva de la región, y el odio de los estados árabes e islámicos contra Israel, esta confrontación política y militar conducirá a los sucesos finales de la gran tribulación. La proliferación de armas en el Medio Oriente quedó descrita en un informe de la Friedrich Ebert Foundation publicado en el 2004. Este informe documentó los gigantescos gastos en armas de parte de Irán, Siria, Egipto y Arabia Saudita, así como de parte de Israel. También, más de una fuente responsable ha informado que Rusia no ha destruido el número de armas y proyectiles nucleares que habían acordado destruir después del colapso de la Unión Soviética comunista.

La amenaza más seria contra Israel y Occidente surgió en el 2004 de parte del régimen islámico shiita fundamentalista de Irán, primordialmente debido al programa de desarrollo de armas nucleares de Irán. Parece que Irán, que tiene sus propias minas de uranio, ya ha adquirido los componentes necesarios para fabricar cabezas nucleares atómicas. A la fecha en que escribo estas líneas, fuentes de inteligencia israelí y estadounidense calculan que Irán se unirá pronto a Paquistán en la posesión de cabezas nucleares islámicas si no se hace nada para detener su programa. No es sorpresa que Rusia respalda el programa nuclear de Irán tanto tecnológica como políticamente.

Estoy convencido de que Nueva York será destruida por algún tipo de artefacto nuclear que harán estallar terroristas financiados por radicales fundamentalistas islámicos, cerca del principio de la gran tribulación. Este exitoso despliegue todavía futuro de armas nucleares o de destrucción masiva por parte de terroristas islámicos demostrará que han fracasado los esfuerzos de los Estados Unidos por prevenir tales amenazas. Viéndose frente a la realidad, Estados Unidos eliminará por adelantado todo otro intento potencial de más acciones de terrorismo nuclear mediante la destrucción de muchas ciudades de las naciones islámicas que bien sea dan cabida para las organizaciones terroristas o proveen instalaciones donde se piense que hay almacenadas o se estén fabricando armas nucleares.

La destrucción de las entonces presentes capacidades y liderazgo de unos pocos gobiernos islámicos por toda la región producirá un vacío de poder, que llenarán nuevos gobiernos provisionales en las naciones predominantemente musulmanas que cooperarán con el nuevo presidente de la Unión Europea, que en la Biblia se le conoce como el Anticristo. Como parte preliminar del Tratado de Paz del Medio Oriente que caducará en un lapso de siete años, Israel revelará y neutralizará su arsenal nuclear.

Pienso que el actual y undécimo primer ministro de Israel, Ariel Sharón, desempeñará un papel significativo en ese tratado. Ya ha cambiado la política foránea y económica de esa nación en un esfuerzo por aplacar la opinión mundial. Once en el Sistema Numérico del Alfabeto Hebreo quiere decir confusión. Las decisiones políticas del undécimo primer ministro de Israel conducirán a un fiasco militar de la que la nación no se recuperará por cuenta propia.

Cuando la alianza de estados árabes ataque a Israel alrededor de la mitad de la gran tribulación de siete años, Israel se verá forzada a pedir ayuda al Anticristo. Esto resultará fatal para su soberanía política y obligará a todos los sobrevivientes a confiar totalmente en Dios y en su verdadero Mesías, Yeshúa, Jesús.

La Mini-Tribulación: Tiempo del Último Control de Satanás

Al principio de la gran tribulación las naciones occidentales temerán que algunas de las naciones árabes vendan sus bombas nucleares de maletero por todo el mundo, a fin de esparcir las capacidades nucleares incluso a los grupos terroristas más pequeños. El mundo buscará desesperadamente la paz, y se implementarán toda clase de controles tratando de filtrar a los terroristas. Este clima de odio y temor producirá tremenda inestabilidad política y económica por todo el mundo.

Para contrarrestar estas amenazas el Anticristo (Satanás morando en el cuerpo recientemente revivificado del presidente de las Naciones Unidas dominadas por la Unión Europea) formará un sistema opresivo de gobierno con el pretexto de paz. Utilizará un sistema mundial de computadores para catalogar a los ciudadanos. Nadie podrá comprar comida, ni combustible para el auto o conservar un empleo sin un número de seguridad impreso en la mano derecha o en la frente para identificación.

Durante los últimos tres años de la Gran Tribulación Satanás consolidará su control sobre Europa y el Medio Oriente. Nunca, desde los tiempos del antiguo imperio romano, ha habido otro que gobierne un sector tan amplio de la población del mundo. Fuerzas diabólicas trabajando en todos los niveles de la sociedad fomentarán el terror, y el control llegará hasta los niveles más bajos de la sociedad a fin de imponer estas medidas obligatorias de seguridad. Ni siquiera los criminales organizados podrán falsificar los números de identidad o evadir su uso obligatorio. La humanidad quedará encadenada, sin ninguna esperanza de liberación.

Mi opinión es que el Anticristo pondrá bombas nucleares en muchos centros de población que estén bajo su control, conectándolas con una red de computadores. Amenazará eliminar a cualquier país que dé el menor indicio de querer desligarse de su control. De este modo el Anticristo mantendrá como rehenes a todas las naciones con la advertencia de que si venden armas en el mercado negro o violan cualquier acuerdo con la Unión Europea, él oprimirá el botón para destruirlas, tal como los estadounidenses habrán hecho con las naciones islámicas que consideraron enemigas.

Mediante este temor de destrucción total Satanás casi logrará control total de la humanidad. Si el Anticristo hiciera estallar varias bombas nucleares a la vez, la destrucción y residuos resultantes contaminarían permanentemente todo el suelo cultivable en toda la tierra. La humanidad desaparecería del planeta y el plan de Dios se terminaría para siempre. Así es como Satanás tratará de ganar esta última confrontación contra Dios. Toda persona sentirá su opresiva administración del mundo mediante los acuerdos de comercio.

Porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá. Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados (Mateo 24:21-22).

Pero Dios nos da esperanza. El tiempo de terror extremo de Satanás será acortado al final. El plan de Dios es inmutable, avanzado precisamente por el tiempo como los engranajes del reloj de cuclillo; pero si Dios “acorta” su plan, ¿cómo sigue el reloj de cuclillo alineado con las demás profecías bíblicas ya colocadas en sus ciclos prefijados?

Al mirar la Tabla del 12º Períodoverá que muestra dos finales de la gran tribulación, y querrá verificar y descubrir el “por qué.” Explicaré todo eso en el resto de este libro.

2. El Ayuno del Quinto Mes

9 de Av de 5775 (25 de julio del 2015)

El quinto (5) mes del calendario de festivales judíos es Av, que en el 12º Período tendrá lugar el 25 de julio del 2015. Cinco (5) quiere decir jeh, “el otro lado,” y esto da su significación de proporción cósmica. El 9 de Av Israel tiene un día nacional de ayuno y lamento llamado Tishá beav. Históricamente muchas calamidades han tenido lugar durante el mes de Av. Algunos de eventos terribles pasados que tuvieron lugar esta misma fecha son: Moisés rompió las tablas de piedra de los Diez Mandamientos que Dios le había dado, la destrucción del primer templo de Jerusalén en el 588 a.C., y la destrucción del segundo templo en el año 70 d.C.

Dado el historial de destrucción en este día de ayuno del 9 de Av es suficientemente seguro predecir que la destrucción del tercer templo también tendrá lugar ese día. Sin embargo, me llevó un extenso período de revelación e investigación seleccionar el año 2015. Así que estoy prediciendo que la destrucción del tercer templo tendrá lugar el 25 de julio del 2015, que será el 9 de Av de 5775. Esta fecha tiene lugar en el último ó 12º Período en la Tabla de Siete Años de la Gran Tribulación.

Destrucción del Tercer Templo de Jerusalén

Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel (el que lee, entienda), entonces los que estén en Judea, huyan a los montes. El que esté en la azotea, no descienda para tomar algo de su casa; y el que esté en el campo, no vuelva atrás para tomar su capa. Mas ¡ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos días! Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en día de reposo; porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá. Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados. Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o mirad, allí está, no lo creáis. Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos. Ya os lo he dicho antes. Así que, si os dijeren: Mirad, está en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos, no lo creáis. Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre. Porque dondequiera que estuviere el cuerpo muerto, allí se juntarán las águilas (Mateo 24:15-28, énfasis añadido. Véase pasajes paralelos en Marcos 13:14-23; Lucas 17:2-24, 37; 21:20-24).

Este pasaje contiene un mensaje muy importante para los judíos que vivan en Jerusalén en los últimos días. Así como estas palabras se cumplieron parcialmente cuando los romanos destruyeron Jerusalén y el templo en el 70 d.C. como preludio de la Tribulación, así significará vida o muerte para los israelíes de hoy, si no se hace caso de la advertencia. Retrocedamos en la historia para poner esto en el contexto apropiado.

Los judíos al presente sufren las consecuencias de la decisión de sus dirigentes religiosos del primer siglo al rechazar a Yeshúa o Jesús como su Mesías prometido. “ Su sangre sea sobre nosotros, y sobre nuestros hijos,” gritaron (Mateo 27:25).

Puesto que la mayoría de judíos del primer siglo rehusaron creer lo que los profetas habían predicho claramente, Dios puso fin a la bendición de un control político casi autónomo en la tierra prometida, y permitió que sean esparcidos, perseguidos y oprimidos por siglos; en un fenómeno que se conoce como la Diáspora.

Miles de judíos creyentes, que formaban la iglesia inicial, sí hicieron caso de la advertencia de Mateo 24 y huyeron a Pela y otros lugares en lo que hoy es Jordania, antes de que los romanos entraran en Jerusalén. Los incrédulos ignoraron las advertencias de Jesús y sus discípulos, y por consiguiente más de un millón de judíos fueron masacrados por los ejércitos romanos. La mayoría de los que escaparon salieron de Judea. Esta migración masiva, aunque no total, empezó la primera oleada de la Diáspora o Dispersión, que es un largo período de separación de su tierra natal.

Durante este período de la historia empezó el movimiento del judaísmo rabínico, sobre las cenizas de la destrucción del segundo templo, y bajo el liderazgo del rabí Yojanan ben Zakkai. Al presente la religión judía no exige sacrificios de animales, rituales en el templo o necesariamente un Mesías literal. Más importante todavía, la aparición del judaísmo rabínico, que por definición rechaza a Yeshúa como el Mesías prometido, empezó la separación de la palabra y revelación divina, en los dos rieles según mi analogía de la vía férrea. Los judíos que creyeron en Yeshúa como el Mesías (siendo como un cuarto a un tercio de la población judía total de ese tiempo) fueron expulsados de la comunidad judía rabínica.

La siguiente oleada principal de sobrevivientes judíos que huyeron de su territorio tuvo lugar cuando el emperador Adriano aplastó la revuelta de Bar Kojba en Judea en el 135 d.C. Adriano por la fuerza expulsó de su tierra a los judíos que sobrevivieron. Puso un ídolo de Zeus sobre el cimiento anterior del segundo templo (hoy, Monte del templo) y le cambió de nombre a la provincia, poniéndole “Palestina,” por los filisteos. Adriano quemó rollos de las Escrituras y cruelmente prohibió la práctica de todas las tradiciones religiosas judías, desde la circuncisión, la oración, los sacrificios de animales y la celebración de ayunos bíblicos y nacionales, así como también festivales como el sabat.

Ninguna otra nación ha sufrido tanto como los judíos, y con todo han sobrevivido como una entidad étnica distinta. El hecho de que todavía existan y hayan regresado a su antiguo territorio es un testimonio de la gracia e intervención de Dios en los asuntos de la humanidad sobre este planeta. Su día de restauración completa está cerca, pero primero los israelíes y el pueblo judío todavía esparcido deben sufrir la gran tribulación junto con el resto del mundo.

En Jeremías 30:7-8 la Biblia se refiere a la tribulación como “tiempo de angustia para Jacob.” Será un tiempo horrible para los judíos en todas partes. Tendrán que tomar una decisión: continuar en su auto engaño secular y desplante religioso cargado de tradición contra el Dios de Israel, o arrepentirse y volver a su pacto bíblico renovado en el derramamiento del Espíritu Santo sobre ellos, según se describe en los libros de Jeremías y Joel.

Aunque los israelíes atravesarán un tiempo de tremenda masacre y destrucción en su territorio que durará por 1260 días (1278 días de nuestro tiempo), un resto, que sumará una tercera parte de la población judía, sobrevivirá (Zacarías 13:8-9). Se arrepentirán y al final recibirán a Jesús como su Mesías, llegando a ser así la primera nación que se convierte como un todo. El desacuerdo entre cristianos y judíos respecto a quién es el Mesías finalmente quedará resuelto por su aparición en persona y en poder.

Dios derramará grandes bendiciones, compasión y amor a los sobrevivientes en razón a las promesas que le hizo a Abraham y a los muchos profetas fieles y santos del pasado. Dios no ha olvidado al pueblo escogido, ni va a olvidarlo. Les dará una advertencia para ayudarles a sobrevivir. Los que no se arrepientan ni acepten lo que está escrito en la Biblia, ambos rieles de la ferrovía, no sobrevivirán. Ninguna nación que rechaza al Mesías en su venida, sobrevivirá.

Jesús dio advertencias mientras estuvo en la tierra, antes de la profanación y destrucción del templo en el 70 d.C., que fue un preludio de los eventos apocalípticos todavía por venir. Debido a que esta advertencia tiene aplicación doble, Jesús también dijo muy claramente sus recomendaciones a los que viven en Jerusalén durante el tiempo de la Gran Tribulación en nuestros días. Se los menciona en los pasajes citados arriba (Mateo 24:15-28; Marcos 13:14-23; y Lucas 17:23-24, 37; 21:20-24).

Viendo el avance de los ejércitos de Asia el Anticristo reconocerá que debe salir de Jerusalén para atacar a los doscientos millones de tropas que se acercan invadiendo del norte y del este (Daniel 11:44-45). Sabiendo que su ruina es inminente procurará destruir a todo cristiano y judío que pueda hallar, en un esfuerzo final por atacar a Dios. Conforme su ejército se retira de la ciudad, habrá pelotones de fusilamiento en toda esquina, tal como los nazis lo hicieron en 1945, cuando Berlín estaba cayendo en manos rusas.

Para mostrar su total desprecio por la religión y su cólera contra la inminente invasión el Anticristo entrará en el templo judío y lo profanará de una manera vil y horrible. Será una ofensa y una afrenta para todo judío. Por supuesto, el que no cree en los dichos proféticos del Mesías Jesús ignorará estas advertencias bíblicas, y con trágicas consecuencias: lo matarán las fuerzas del Anticristo o las hordas islámicas desenfrenadas por su sueño de conquista victoriosa final del mundo, encabezada por su propio falso mesías, el mejdi. Sólo la fe bíblica verdadera puede salvarlo. Siempre ha sido así en los tratos de Dios con los seres humanos, en toda la historia.

No estoy seguro de lo que el Anticristo hará con el Domo de la Roca, que se halla actualmente en el monte del templo; la Biblia guarda silencio. La profanación del templo es la señal más importante para los que viven en Jerusalén y sus alrededores, de entre todas las señales que profetiza la Biblia. Mis fechas en realidad no tienen nada que ver con esto. Simplemente observe los eventos en la reconstrucción del templo.

Jesús dice que cuando el Anticristo (Satanás) viole el tercer templo la población de Israel debe huir al desierto montañoso y reagruparse con su ejército. El ejército israelí habrá estado en caos y será incapaz de proteger a sus ciudadanos. Debido a que su fuerza militar habrá fallado, Israel no tendrá esperanza de liberación excepto que el Mesías los salve.

Como relojero que entiende cómo los dientes encajan en los engranajes, fuertemente le recomiendo que reúna a su familia y huya lo más rápido posible para salir de Jerusalén tan pronto como vea que estos eventos empiezan a suceder. Huya a las montañas y al desierto oriental, donde está reagrupándose el derrotado ejército israelí. Si se inclina a creer lo que digo en este libro, hará caso de la advertencia y actuará en consonancia para salvar su vida.

Muchos judíos educados han tropezado en sus investigaciones respecto a lo que dicen los dos rieles de la vía férrea: el Nuevo Testamento y la antigua Torá, los profetas y los escritos. En su mayor parte la razón es la misma para ellos que para los cristianos: están demasiado atareados ganándose la vida. La gente sin orientación espiritual de libros como el mío acabará siguiendo a cualquiera que puede producir alguna especie de mensaje religioso sazonado con falsas ilusiones de milagros reales o mágicos que vienen del dominio de Satanás.

Jesús nos dice que no desperdiciemos el tiempo con mesías religiosos falsificados que aparecerán por todas partes. Tanto el Antiguo como el Nuevo Testamentos describen al Mesías que vendrá como anunciándose con tremenda demostración cósmica por todo el globo. No habrá duda del Mesías real cuando venga la próxima vez. Demostrará poder inimaginable con esplendor astronómico. El sol y la luna hablarán de él. También las estrellas del cielo declararán su nombre, y finalmente, la tierra se unirá de modo que toda persona reconocerá el fin de la ira de Dios y el principio del reinado pacífico de Dios sobre las naciones.

Dios, en su misericordia, siempre envía un mensaje profético para advertir a su pueblo antes de que las pruebas tengan lugar. Como el salvavidas arroja un flotador a una persona que está ahogándose, Dios nos proveerá de una señal de su propósito y plan. El marcador de referencia eterna es el templo de Jerusalén, y el día en que el templo sea profanado es el día en que hay que huir de Jerusalén a todo escape. Es más, yo saldría incluso antes de eso, cuando vea la batalla que se desata contra la Unión Europea.

Pero primero le recomiendo que estudie lo que dicen los Evangelios, en la Biblia, respecto a los “últimos días.” Observe los detalles de estas profecías, y escríbalas en un papel. Jesús aconseja que los que estén en Jerusalén deben rogar que su huida no sea en el invierno, lo que obviamente haría más difícil sobrevivir debido a las noches heladas y al mal tiempo.

La profecía que sigue va a tener lugar con toda certeza. Cuando huya a las montañas o a las regiones desérticas, podría haber señales de nieve. Las aves migratorias son una señal de que el invierno se avecina. Si planea escapar ya tendrá ropa de invierno y frazadas empacadas de modo de no desperdiciar ni un instante al huir; tal como Jesús lo dijo. Si es el sabat, recuerde que su vida está en peligro. Hará honor al sabat al preservar su vida escapando sin demora. Así que, estudie la Biblia, que puede conseguir en cualquier librería, así que no tiene disculpa, y esté preparado.

El 25 de julio del 2015 una enfurecida turba islámica destruirá el templo judío y lo reducirá a polvo. En el calendario hebreo este día es el 9 de Av, la misma fecha en que fueron devastados los dos templos previos levantados para el Dios de Israel.

La Clave de la Quinta Trompeta

Por milenios Dios ha demorado el juicio. Toda la historia él ha estado muy enfadado con los que niegan su existencia y enseñan que el Creador divino es un mito. Desde el principio Dios les ha dado a los seres humanos dos alternativas: reconocer que él es Dios o negarlo. De acuerdo a la opción que se escoja, uno recibe bien sea bendiciones o maldiciones.

Satanás ha engañado al mundo con la mentira maestra de que hay un tercer camino: su camino de religión falsa y filosofías ateas que se enseñan en las universidades por todo el mundo. Ahora el Dios de la Biblia determina que es su turno intervenir en los asuntos de la humanidad, a fin de demostrar a todos que en verdad él existe. Debido a que la humanidad ha negado su existencia por tanto tiempo, Dios usa criaturas del infierno, que obligan a los seres humanos a aceptar la existencia del mundo de los espíritus. Los seres humanos no podrán descartar esto mediante las leyes de la ciencia física.

Por más de cien años las famosas universidades del mundo y los sistemas educativos se han esforzado por hacer irrelevante la existencia y la autoridad de Dios, enseñando que la vida evolucionó de en una sustancia material indefinible que por casualidad acumuló miles de millones de funciones complejas e interdependientes, que al azar se fusionaron como un todo para formar la vida biológica. Esto es como decir que un gigantesco supercomputador surgió de un pozo ciego para dominar la inteligencia humana colectiva del mundo.

Es más, nuestros medios de comunicación y educación política y socialmente correctos han tratado activamente de socavar toda fe popular en el cielo o en la dimensión jeh. Miles de musulmanes, judíos y cristianos sufren el ridículo, persecución y a veces la muerte debido a su creencia en un Dios real y en un mundo celestial en la dimensión jeh.

A pesar de esta conspiración pública contra la ciencia y el debate racional en cuanto a los orígenes, muchos jóvenes estudiantes brillantes hoy están cuestionando los sistemas establecidos de creencia de filosofía humanística y evolucionista. La irreducible complejidad de tantos sistemas naturales de diseño es confirmada casi cada semana como resultado de miles de nuevos descubrimientos científicos. En lugar de elogiarlos por su pensamiento independiente, a los que cuestionan el status quo se les niega la graduación. La verdadera libertad académica es rehén de profesores arrogantes que todavía tratan de indoctrinar ciegamente a sus estudiantes con las especulaciones irracionales y cuestionables de la evolución que engañosamente presentan como hechos.

La humanidad se verá forzada a darse cuenta de la realidad divina, mediante estos ayes profetizados de dimensión cósmica. Apocalipsis indica que un ángel pronto ordenará que seres invisibles de otra dimensión se hagan visibles como un ejército de “langostas” demónicas que aparecen en la tierra para confrontar a los seres humanos con la realidad de la dimensión espiritual. Pronto el mundo se verá frente a frente al mundo espiritual del mal que habían rehusado reconocer.

Empezando con la quinta trompeta y la quinta copa, a las marejadas del juicio que azotan al globo se les llama ayes. Son muy diferentes de cualquier calamidad natural o causada por el hombre que jamás se haya observado. Los tres ayes son plagas que se originan y operan dentro de las dimensiones jeh y dálet. En Apocalipsis 12:12 se nos dice que una voz del cielo se alegra porque se expulsa del cielo a Satanás y sus ángeles rebeldes, y entonces exclama:

¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo.

Por primera vez los poderes de las tinieblas de la dimensión jeh se revelan a los cinco sentidos de los mortales que viven en la dimensión material dálet. El desate sobre la tierra de esta combinación de fuerzas naturales y sobrenaturales hará que los tres juicios que siguen sean “ay, ay, ay,” y no simplemente plagas número cinco, seis y siete.

A las plagas simbolizadas en la quinta trompeta y quinta copa se les menciona como el primer ay. Este es el primer conjunto de plagas que abiertamente utilizan los poderes de la dimensión jeh para azotar la tierra, así como para manifestar una presencia en la dimensión dálet, en este caso como oscuridad tangible. Conforme empiezan a desenvolverse los efectos de estos eventos cósmicos, la consciencia de la población del mundo se tambaleará debido a lo aterrador de esta nueva combinación de catástrofes sobrenaturales y naturales. Algunos lo comprenderán y se arrepentirán. Otros maldecirán a Dios y sufrirán más antes de morir.

Reconocemos que el número cinco (5) quiere decir jeh, el otro lado, o el mundo invisible de la realidad espiritual. Las plagas de las primeras cuatro trompetas y copas tendrán una explicación científica, como incidentes de destrucción natural en la dimensión dálet (4). Los gobernantes pedirán calma y citarán estadísticas para demostrar que estas calamidades naturales son raras, pero normales. La gente hallará excusas para no tener que lidiar con la realidad de que el Dios de Israel ha empezado a juzgar a la tierra, instando a todo ser humano a que se arrepienta.

En el ay final de la séptima trompeta y séptima copa Dios volverá a intervenir para purificar la atmósfera y la superficie de la tierra al eliminar toda oposición a su reino, sea que esa oposición venga de ejércitos de millones o de las fuerzas espirituales de oscuridad. Las buenas noticias son que nueva edad que vendrá estará totalmente libre de la influencia engañosa y destructiva de Satanás, que hoy opera en el aire para influir y confundir a las personas, incitándolas a rebelarse contra su Creador y Redentor.

La adición visible de esta dimensión espiritual al sufrimiento y muerte humanos dejará al descubierto la engañosa mentira de esta edad materialista, que aduce que los asuntos espirituales ejercen un impacto simplemente emocional y psicológico. Con la manifestación material de las hordas demónicas del infierno, la gente tal vez se despierte al hecho de que Dios no es simplemente un consuelo psicológico y emocional, sino una realidad eterna, pertinente y científica de todo lo que importa en la vida.

En otras palabras, las plagas se intensifican de tal manera que su impacto deja muy claro ante todo mundo que poderes espirituales auténticos son los que causan estas manifestaciones científicamente inexplicables de una tortuosa falsa inmortalidad. Los demonios no son simplemente chicos malos imaginarios en relatos míticos, sino verdaderos poderes de las tinieblas, terror y muerte (Hebreos 2:14-15).

Leamos estos versículos bíblicos no muy conocidos para entender mejor este tema que muchas iglesias nunca mencionan.

Y miré, y oí a un ángel volar por en medio del cielo, diciendo a gran voz: ¡Ay, ay, ay, de los que moran en la tierra, a causa de los otros toques de trompeta que están para sonar los tres ángeles! (Apocalipsis 8:13).

El quinto ángel tocó la trompeta, y vi una estrella que cayó del cielo a la tierra; y se le dio la llave del pozo del abismo. Y abrió el pozo del abismo, y subió humo del pozo como humo de un gran horno; y se oscureció el sol y el aire por el humo del pozo. Y del humo salieron langostas sobre la tierra; y se les dio poder, como tienen poder los escorpiones de la tierra. Y se les mandó que no dañasen a la hierba de la tierra, ni a cosa verde alguna, ni a ningún árbol, sino solamente a los hombres que no tuviesen el sello de Dios en sus frentes. Y les fue dado, no que los matasen, sino que los atormentasen cinco meses; y su tormento era como tormento de escorpión cuando hiere al hombre. Y en aquellos días los hombres buscarán la muerte, pero no la hallarán; y ansiarán morir, pero la muerte huirá de ellos.

El aspecto de las langostas era semejante a caballos preparados para la guerra; en las cabezas tenían como coronas de oro; sus caras eran como caras humanas; tenían cabello como cabello de mujer; sus dientes eran como de leones; tenían corazas como corazas de hierro; el ruido de sus alas era como el estruendo de muchos carros de caballos corriendo a la batalla; tenían colas como de escorpiones, y también aguijones; y en sus colas tenían poder para dañar a los hombres durante cinco meses. Y tienen por rey sobre ellos al ángel del abismo, cuyo nombre en hebreo es Abadón, y en griego, Apolión (Apocalipsis 9:1-11).

En los versículos citados Juan describe humo físico y oscuridad que bloquea el sol y llena el aire. De esta oscuridad aparecen seres místicos infernales que parecen como alacranes voladores y con muchas alas. Será difícil que una persona educada logre explicar y descartar a estos seres como fenómeno natural fuera de equilibrio. Sólo los productores de películas de Hollywood podrían concebir algo parecido a estos seres místicos infernales.

La puerta oscura del abismo sin fondo se abre la tenebrosa prisión de la dimensión jeh, de demonios, metafóricamente encerrada en el núcleo central interior de nuestro planeta, de metal y magma derretida. Para Juan estas “langostas” tenían una apariencia similar a algunos de los duendes o grotescas figuras descritas en los mitos o en los monstruos robóticos modernos que se ven en los juguetes de los niños y en los juegos de video y películas actuales. Tal como el diablo se incorpora en el Anticristo, así estos demonios emergen en su propia forma de resurrección falsificada. Cualquier cosa es mejor que el sufrimiento eterno que han estado experimentando. Esta es su oportunidad de escapar posesionándose corporalmente de los rebeldes e impulsándolos sin ninguna misericordia a misiones suicidas por órdenes del Anticristo. La muerte de estos soldados les proveerá los demonios una oportunidad de poner fin a su sufrimiento eterno mediante misericordia para muerte (Véase el Capítulo 6 de ¿Se Acerca la Gran Tribulación? en donde explicó en detalle estos conceptos).

Este ataque que surge del mundo oculto tendrá lugar bajo condiciones atmosféricas nubladas y oscurecidas causadas por la copa anterior, que causó una cantidad excesiva de polvo en el aire producida por una severa sequía. Los titulares proclamarán historias extrañas de brotes inexplicables de histeria masiva. Miles de personas se sentirán atormentadas al punto del suicidio, pero no podrán morir ni aunque traten de quitarse la vida. Más bien su locura se intensificará al punto de quedar totalmente fuera de control.

Los hospitales y salas de emergencia se verán inundados con personas que buscan alivio del dolor y otros problemas médicos. Opresivas oleadas de calor y falta de agua potable harán muy difícil la supervivencia. Los lagos y otros cuerpos de agua potable se habrán secado a su nivel más bajo debido a tres años de sequía, por el poder sobrenatural de los dos testigos que le dicen al mundo que han venido como el Elías prometido (Malaquías 4:5; 1 Reyes 17:1; Santiago 5:17-18). Los pozos artesianos también quedarán inoperables por la falta de electricidad.

La Biblia dice que estos ataques durarán cinco meses. El público exigirá respuestas. Los políticos y científicos se verán ante el desafío de explicar lo que está sucediendo, y no hallarán ninguna respuesta. Sus mentes todavía se negarán a admitir lo que sus educadores seculares de filosofía humanística han negado por siglos. Así que el sufrimiento continuará.

Las Tropas Especiales de Ataque del Anticristo

5 Trompas Especiales de Ataque de Anticristo

Como mencioné arriba, la quinta trompeta es el primer ay. La tabla muestra cómo se relaciona al 11º y 12º Períodos de la Gran Tribulación. La duración de cinco meses mencionada aquí indican algo del mundo oculto que por lo general se describe como infierno (cinco = jeh, “el otro lado”). Una estrella cae del cielo (Las estrellas en la Biblia por lo general se refieren a ángeles). Una estrella especial (ángel) tiene una llave y abre una puerta que había estado cerrada. Esta puerta hace separación entre la biosfera de nuestro planeta y el mundo oculto metafísico del infierno. Ahora la humanidad sentirá el infierno en la tierra.

Cuando verifiqué el Sistema Numérico del Alfabeto Hebreo apareció una revelación impactante que correlaciona con otros fenómenos bíblicos las plagas de la quinta trompeta y la quinta copa. Fue obvio para mí que los demonios del infierno tiene una oportunidad de experimentar una especie de resurrección al apoderarse de un cuerpo humano. Cuando las langostas pican a la gente, los reclutan a la fuerza para una fuerza negra de tormento sin muerte. Toda persona que no tiene el sello de Dios en su frente, la presencia de su Espíritu Santo nacido de nuevo por dentro, es vulnerable (Efesios 1:13).

Una vez que reciben el permiso, los demonios poseen a las personas a cualquier costo. Puesto que carecen de capacidad y poder para en realidad resucitar a la vida, sólo pueden entrar en la dimensión dálet al entrar en cuerpos. Cuando las puertas del infierno se abren con ese propósito, estos ángeles caídos competirán entre sí para buscar a los que han quedado identificados con la marca de la bestia en sus frentes o en su mano derecha. Estas personas marcadas le pertenecen a Satanás, y son presa libre para él. La Biblia fuertemente advierte a toda persona a rehusar la marca del sistema de la bestia.

¿Por qué identifico el aguijonazo de las langostas con la posesión demónica? Los demonios no pueden poseer o morar en un cuerpo humano en donde reside el Espíritu Santo, porque la presencia del Espíritu es la presencia del reino de Dios en el creyente (Colosenses 1:13). Los sellados y marcados en forma especial por el Espíritu Santo serán están inmunes al ataque demónico del mundo oculto.

Esta forma intensa de posesión demónica que se indica en Apocalipsis 9 afligirá sólo a los que han aceptado la marca de la bestia en su frente o su mano derecha. Esta señal visible es una identificación conveniente que podrán leer computadores, pero eso no es un factor en esta plaga.

Esta marca identificará a su portador como teniendo derecho a los más altos privilegios que concederá el futuro gobierno mundial del Anticristo. Se podría asemejar a una tarjeta de adeudo prepagada de platino máximo, sin límite. El gobierno en este punto de la tribulación controlará todos los medios de transporte, alojamiento, lugares de vacaciones y atracciones populares de diversión. Con la marca la persona recibirá prioridad en los puntos de distribución de comida, combustible y cualquier cosa que se desea para vida en nuestro mundo moderno, sin tener que esperar en las largas filas de racionamiento.

En contraste a este mundo de ensueño material, miles morirán diariamente por el hambre o se hallarán sin combustible para transportarse. Los miles que no se conforman a este nuevo sistema de paz y prosperidad serán enviados a prisiones (gúlags) y campamentos de trabajos forzados (esclavos).

Por supuesto, todo esto ya se ha hecho antes. ¿Por qué se va a sorprender alguien de que a los disidentes que no se avienen a la línea del partido se les torture horriblemente como enemigos del estado en un esfuerzo por obligarlos a que se avengan? La libertad personal habrá desaparecido para todos. Excepto por los más ancianos, nadie logrará siquiera empezar a recordar lo que era la libertad. Este es un concepto que casi ni si aprecia o se reconoce incluso hoy.

Una vez que los ángeles malos, o fuerzas demónicas de Satanás, se apoderan corporalmente de los seres humanos, los empujarán a hacer acciones terriblemente inhumanas de violencia y tortura contra sus semejantes. Estas personas poseídas se convertirán en las tropas escogidas de choque y policía secreta del Anticristo en el que reside Satanás. Como el ejército selecto de Hitler dentro de su ejército, la SS de uniformes negros con su insignia principal de la calavera plateada, este núcleo de inmortales en carne humana, que literalmente no pueden morir debido al espíritu demónico que los posee, reciben las órdenes personalmente del Anticristo. Esta guerra se libra concurrentemente en las dimensiones dálet y jeh en imitación a la doble dimensión de su comandante, Satanás y Anticristo. Jamás se ha visto antes cosa parecida en la tierra. La comunidad científica de repente se quedará muda, sin poder hallar palabras en la total confusión del colapso de la civilización.

Satanás y sus demonios andarán sin cortapisa ni oposición por toda la tierra. Ninguna obra perversa estará fuera de su obediencia al Capataz de las tinieblas, debido a que el tormento interno es peor cuando no obedecen. Sus cuerpos están más allá de toda sensibilidad al pecado y a la muerte porque sirven al príncipe de la muerte. No pueden resistir porque su libre albedrío quedó neutralizado debido a la destrucción de su identidad personal al someterse voluntariamente al dominio del diablo durante los años previos de sus vidas.

¿Por qué necesita estas fuerzas especiales Satanás como Anticristo? Primero, necesita destruir a los dos testigos a fin de lograr apoderarse del control del templo de Jerusalén. Apocalipsis 11 describe a los Dos Testigos estando en el templo de Jerusalén. Mientras ellos estén allí predican el evangelio de libertad, amor y salvación por Jesucristo y el reino venidero de Dios. Así evitan que el Anticristo tome posesión del templo, e impiden que el símbolo religioso de Dios en la tierra quede distorsionado.

En segundo lugar, la cobertura de los noticiarios por televisión todos los días anunciará cientos de conversiones a Jesucristo como resultado de la obra de los dos testigos y sus colegas. Estos nuevos creyentes no asistirán a alguna iglesia, sino que confesarán su lealtad directamente a Dios del cielo. Preferirán morir antes que respaldar al reino de opresión y tierra del Anticristo. También representan una pérdida de experiencia técnica en la industria y comercio porque vivirán fuera de la sociedad normal al haber rehusado la marca de la bestia.

Los Dos Testigos son seres humanos en los que el Espíritu de Dios fluye libremente. Se los simboliza como dos olivos o candeleros en Zacarías 4:3-14. Consecuentemente, representan el poder divino de la dimensión jeh presente en la carne de la dimensión dálet de esta edad. Como templos humanos de la presencia de Dios, los dos testigos santifican el templo de Jerusalén porque su presencia en esa estructura simbólicamente demuestra el poder de Dios en la tierra. Su testimonio proclama su regreso profetizado en pleno poder y gloria de su reino.

El Anticristo enviará tropas humanas para apresar a los dos testigos, que se defenderán con poder sobrenatural clamando fuego del cielo. Serán inmunes a los ataques de personas normales (Apocalipsis 11:5). Después de varios fracasos Satanás finalmente llamará a sus fuerzas diabólicas del abismo cuando se toque la quinta trompeta y se vacíe la quinta copa. Enviará a estas tropas de doble dimensión y de ataque a luchar contra los dos testigos simultáneamente en la dimensión dálet y en la dimensión jeh (Apocalipsis 12:7).

Recuerde, desde el principio Satanás ha querido ocupar el trono de Dios (Isaías 14:13-14). Es su eterna obsesión y desafía a toda razón. Se debe a que este arcángel caído es totalmente irracional en su cerebro lleno de odio. Puesto que piensa que puede derrotar a Dios al exterminar a los que lo adoran y al pueblo históricamente escogido (los judíos), Satanás nunca se da por vencido. El diablo siempre ha sido destructivamente eficaz al ejecutar sus estrategias irracionales.

Desde que se lo expulsó del cielo el 21 de diciembre del 2012, el templo de Jerusalén es el único trono simbólico de Dios del que el enemigo pudiera apoderarse. Mediante la persona satánica del Anticristo atacará a los dos testigos lanzando ataques desesperados para lograr entrar al tercer templo. La Biblia predice que a la larga lo logrará y se sentará en el trono de Dios; es decir, el propiciatorio situado sobre el arca del pacto. Pero su victoria le durará poco (2 Tesalonicenses 2:4).

El ministerio de los Dos Testigos en el templo durará por cuarenta y dos meses, terminando el 17 de Tamuz del 5775 (4 de julio del 2015), cuando las tropas infernales de asalto del Anticristo finalmente logren matarlos. Su muerte es el fin del Primer Ay con una celebración de victoria en fiestas por todo el mundo, e intercambio de regalos como en navidad. Todos también pensarán que la sequía causada por los dos testigos llegará pronto a su fin, a notar nubarrones espesos en el firmamento que parecen prometer la lluvia tan necesitada.

Cuando hayan acabado su testimonio, la bestia que sube del abismo hará guerra contra ellos, y los vencerá y los matará. Y sus cadáveres estarán en la plaza de la grande ciudad que en sentido espiritual se llama Sodoma y Egipto, donde también nuestro Señor fue crucificado. Y los de los pueblos, tribus, lenguas y naciones verán sus cadáveres por tres días y medio, y no permitirán que sean sepultados. Y los moradores de la tierra se regocijarán sobre ellos y se alegrarán, y se enviarán regalos unos a otros; porque estos dos profetas habían atormentado a los moradores de la tierra. Pero después de tres días y medio entró en ellos el espíritu de vida enviado por Dios, y se levantaron sobre sus pies, y cayó gran temor sobre los que los vieron. Y oyeron una gran voz del cielo, que les decía: Subid acá. Y subieron al cielo en una nube; y sus enemigos los vieron. En aquella hora hubo un gran terremoto, y la décima parte de la ciudad se derrumbó, y por el terremoto murieron en número de siete mil hombres; y los demás se aterrorizaron, y dieron gloria al Dios del cielo.

El segundo ay pasó; he aquí, el tercer ay viene pronto (Apocalipsis 11:7-14).

Sin embargo, la fiesta de celebración de Satanás durará sólo tres días. Nuevos titulares lo perturbarán grandemente. Primero, habrá un terrible terremoto en Jerusalén como respuesta directa al asesinato de los dos testigos. Los noticieros informarán de siete mil muertos entre los escombros. Incluso más dramático y desconcertante será la resurrección de los cuerpos mutilados de los dos testigos. Todo el mundo verá los cuerpos de estos dos profetas y predicadores levantarse y ascender al cielo mientras las cámaras de televisión captan las imágenes. Finalmente, le llegarán al Anticristo informes de movimientos militares masivos que vienen contra el del norte y del este (Daniel 11:44-45). Se verá obligado a poner fin abrupto a su fiesta y marchar a la guerra.

La resurrección de los Dos Testigos, según se menciona en los versículos 11-12, es una demostración completamente clara de que el Dios de Israel no está derrotado, porque sólo él ordena vida donde hay muerte. El terremoto de Jerusalén en el versículo 13 es una sombra del gran terremoto que vendrá al final de la batalla del Armagedón, que es el Segundo Ay, y así Apocalipsis 11:14 se salta ese tiempo pasando rápidamente de la victoria de la resurrección de los Dos Testigos a la proclamación de la séptima trompeta de que los reinos de este mundo han sido incorporados en el reino eterno del Mesías.

He notado que algunas Biblias proveen subtítulos que no constan en el texto original. Se los ha colocado allí para que sean útiles, pero su colocación, así como su contenido, es cuestión de interpretación editorial, y eso quiere decir que pueden estar errados. He visto una gran equivocación respecto a Apocalipsis 11:14, que la descubrí al analizar este versículos en el contexto del Sistema Numérico del Alfabeto Hebreo.

En mi caso, la Nelson Study Bible, en inglés, tanto como en español las versiones Reina Valera 1960, Nueva Versión Internacional, y la Versión Popular, colocan Apocalipsis 11:14 antes del subtítulo “La séptima trompeta.” Esto asocia el versículo 14 con el fin del relato previo sobre los Dos Testigos. Sin embargo, el propósito real de este versículo es colocar al versículo 15 en el contexto apropiado de la perspectiva jeh. Esta clase de formato editorializado “útil” a veces ha sido causa de más confusión e interpretaciones erradas en el pasado.

La afirmación de que el Segundo Ay ha pasado y el Tercer Ay está por venir debe asociarse con el anuncio del séptimo ángel, y no conectarlo directamente con el marco de tiempo de los dos testigos. Así, la fecha de la muerte de los dos testigos el 4 de julio del 2015 se ajusta a la Biblia. La Biblia no dice que sus muertes preceden inmediatamente a la séptima trompeta, que yo coloco el 4 de septiembre del 2015. Por favor, estudie la Tabla del 12º Período – El Micro Huevo y hallará más aclaración.

Cómo Fechar la Quinta Trompeta de Posesión Demónica

Para hallar una fecha miramos primero al huevo grande del diluvio del tiempo de Noé, y vemos si hay alguna superposición. Los sucesos del huevo grande se replican en el huevo más pequeño de la tribulación. Como era de esperarse, hallé alineamientos cronológicos en el diluvio que me ayudaron a fechar los acontecimientos de la quinta trompeta y quinta copa de la tribulación.

En el capítulo 4 de mi primer libro, ¿Se Acerca la Gran Tribulación? escribí en cuanto a Noé y el diluvio. La Biblia indica que en el 2288 a.C. la primera civilización se desbarató y desapareció totalmente por muchas buenas razones. En Génesis 7:11; 8:3 y 8:14, tres fechas nos dan información respecto a las fechas de los principales sucesos del diluvio. En forma interesante, se ajustan a la proporción de la Piedra de Roseta de 7:5, que explicaré con más detalle en el capítulo 7.

Lo que descubrí fue que las fechas que se indican para el diluvio se superponen perfectamente con él 11º y 12º períodos de la gran tribulación. Tomé los 375 días de la duración del diluvio, y los conté hacia atrás desde el 21 de diciembre del 2015, que es el fin de la gran tribulación. La fecha que obtuve fue el 10 de diciembre del 2014, que se entrecruza con el segundo mes del 11º periodo. Esto se superpone con la Mini-tribulación, que empezó el segundo mes del 6º periodo. Es otro ejemplo de correlaciones de alineamientos cronológicos que me dan tanta confianza en los resultados de mi metodología.

Noé entró en el arca en el día 10 del segundo mes. Génesis 7:10 dice que Noé entonces esperó siete días y la tierra se estremeció violentamente conforme las fuentes del abismo se rompían y las compuertas de los cielo se abrían en el día 17 del segundo mes. Como resultado, las aguas del diluvio subieron dramáticamente.

La Gran Tribulacion

Para alinear el huevo pequeño de la tribulación con el diluvio, empezamos el 10 de diciembre del 2014 y añadimos siete días de espera, con lo que llegamos al día 17 del segundo mes del 11º periodo. La Biblia dice que todas las montañas quedaron cubiertas por agua. Después de 150 días el arca reposó sobre los montes de Ararat. Fue el punto más alto del agua del diluvio.

Desde ese momento las aguas fueron disminuyendo por los próximos siete meses. Fueron descendiendo tal como la inundación anual en la región llana del delta en California. Les lleva a los agricultores más o menos ese tiempo sembrar arroz en las áreas inundadas. Así que con un poco de lógica, la cronología del diluvio del tiempo de Noé se vuelve una superposición interesante posible para la tribulación. Al investigar los detalles, descubrí que mi intuición tenía razón. Se superponen.

Los ayes dan comienzo al castigo de Dios sobre Satanás, todos los ángeles malos y la humanidad rebelde. La quinta trompeta es el fulcro de la mini-tribulación. Los eventos que siguen culminan en la total eliminación de la segunda civilización de la humanidad. Debido a su oposición a Dios, las sociedades seculares tienen dificultades para entender la dimensión espiritual jeh. Sin la ayuda de Dios por su Espíritu Santo, no pueden razonar o captar principios y hechos espirituales. Su negativa a someterse a las leyes morales y propósitos divinos les deja abiertos a creer los muchos engaños mentirosos que dominan esta edad de prueba.

El principio de la 5ª trompeta marca el ápice del poder del Anticristo en la tierra. Es apropiadamente el principio del cenit del mal porque estamos contando hacia atrás desde el fin de la gran tribulación. Es más, la intervención de Dios se revierte en las acciones que se ejecutan durante la gran tribulación como al revés del diluvio, porque su objetivo es una tercera civilización restaurada (justa y bendita) en lugar de la destrucción de la primera civilización (perversa y maldita).

Dios envió las aguas del diluvio para destruir a la sociedad global perversa de los días de Noé. Durante la tribulación Satanás y sus fuerzas demónicas son los espíritus enfurecidos de destrucción que amenazan a la creación y al pueblo de Dios. Apocalipsis 12:15-17 incluso usa el simbolismo de la inundación de aguas (tropas) desatada que Dios envía en un abismo terrestre de destrucción en camino al lago de fuego. El propósito y plan de Dios para la humanidad ha sido constante: preservar su creación como un hogar hermoso en que los seres humanos vivan bajo un gobierno justo administrando amor y bendición. La gran tribulación revierte las tendencias perversas de las civilizaciones humanas. Esas tendencias fueron contenidas por el diluvio del tiempo de Noé en 2288 a.C. para a la larga traer a la extensa familia de Adán y Eva de regreso al paraíso edénico de la Nueva Jerusalén.

Ahora volvamos al fechado de los eventos de la gran tribulación. ¿Cuándo empieza el período de 150 días de la quinta trompeta y quinta copa?

Cuando contamos hacia atrás 375 días desde el 21 de diciembre del 2015 llegamos al 10 de diciembre del 2014. Esto se conecta con los anuncios de la primera trompeta que dan paso al derramamiento de las copas. Después de que la cuarta trompeta se superpone con dálet, que significa este mundo en este tiempo. Llegamos a la quinta trompeta, o jeh. La letra hebrea jeh (5) nos dice que esta trompeta es diferente, y debemos mirar a la dimensión jeh.

Note que es difícil poner en secuencia cronológica desde la proyección de la dimensión jeh la ejecución de las copas en la dimensión dálet. En este caso, hay una mención específica de que la quinta copa durará 150 días, en tanto que parece que las otras durarán solamente 13 días. Esto indica que la proyección de película en pantalla circular que Juan vio andaba por lo menos en un segmento más despacio que en los demás, como concebiríamos en forma convencional el paso del tiempo en una película. Esta experiencia de ver eventos múltiples a la vez y ocurriendo simultáneamente a diferente ritmo, sea más rápido o más despacio, con una pantalla circular es un fenómeno que todavía no se ha podido reproducir en la tierra.

Mi propia explicación es que hay múltiples escenas que se proyectan en la pantalla circular alrededor de Juan. Por un lado se muestran eventos en la dimensión jeh; y por el otro lado hay cumplimientos en la dimensión dálet y tal vez en otro ángulo podía ver las visiones de Daniel en repetición. Así que tratar de mantenerse al tanto de lo que sucede a su derecha, izquierda, al centro y detrás simultáneamente hizo que sea muy difícil de poner la película en su secuencia debida, que era la única manera en que Juan podía hacerlo. Hizo un trabajo excelente, pero nuestros teólogos de monoriel han creado teorías confusas e incluso las han elevado a doctrinas falsas tratando de explicar lo que Juan escribió. La principal razón para los errores es que no han provisto suficiente respaldo bíblico para sus ideas. Por eso yo uso mi regla de tener por lo menos cinco versículos bíblicos que justifiquen una enseñanza principal, y por qué es tan importante aprender un poco más sobre cómo funciona el Sistema Numérico del Alfabeto Hebreo.

Así que, ¿cómo hallé la fecha para la quinta trompeta? La proporción de la Piedra de Roseta 5:7 guío los cálculos. Según este principio, tuve que trabajar con los 280 días entre el 10 de diciembre 2014 y el 17 de septiembre 2015 cuando termina la Mini-tribulación. Luego dividí los mismos 280 días en 12 períodos de 23,33 días cada uno. Ahora usé la proporción 5:7 y multipliqué 23,33 x 5 = 116,33 días. Si multiplico 23,33 por 7, tengo 163,3 días. Para verificar mis cálculos, añadí 116,33 + 163,3 = 280 [ignoré la fracción].

Ahora, contando 117 días desde el 10 de diciembre de 2014 nos da el 4 de abril de 2015, qué es el primer día santo de los panes sin levadura llamado Pascua (Levítico 23:4-5). Este día también cae en un sabat. El hecho de usé el número redondo 117 quiere decir que la división entre las porciones de 5 y de 7 cae casi precisamente en la hora en que Jesús murió en su crucifixión; el máximo y eterno sacrificio de la Pascua. Por su crucifixión Yeshúa el Hijo derrotó al diablo y demostró que es digno de restaurar el dominio sobre la tierra al Hijo del Hombre como el segundo Adán. El dominio de Satanás está juzgado y pronto será eliminado.

Contando 163 desde la Pascua nos lleva al 4 de septiembre del 2015. Las tropas de ataque del Anticristo habrán sido invencibles hasta esta fecha en la Tribulación, pero no son coteja para lo que viene luego: los cuatro ángeles de la muerte sueltos de la dimensión jeh. En el capítulo 5 describo como se soltarán los cuatro ángeles de la muerte para destruir todas las fuerzas restantes del mal y seres humanos rebeldes. Luego de los siete truenos todos los poderes demónicos de la tierra están sujetos a la derrota. Para el 17 de septiembre del 2015 se habrá acabado la Mini-tribulación y todas las fuerzas del mal, demónicas o humanas, habrán desaparecido de este planeta, destruidas para siempre.

Los ángeles caídos escaparán del tormento eterno cuando dejen de existir, probablemente al ser arrojados en el lago de fuego con los cuerpos de la bestia y el falso profeta (Apocalipsis 19:20). Un paso vital más en los preparativos para el retorno de Jesús como Rey de reyes se ha completado. La próxima civilización no tendrá influencia mala para sabotear los propósitos de las bendiciones de Dios para todas las naciones. Unificadas bajo un solo Creador, todas familias de la humanidad se regocijarán en comunión unas con otras y en una sola fe.

¡Qué tiempo de bendición para esperar! La espera profetizada por Daniel de 1335 día llega a su fin, lo mismo que las pruebas. Los días de bendición se vuelven la nueva realidad después del 17 de septiembre del 2015. Ahora nada queda por realizarse antes de que Jesús pueda venir a la tierra con poder y honor, simultáneamente iniciando la primera resurrección de los muertos.

El juicio del tercer ay tiene lugar durante los días apocalípticos entre el 4 y 17 de septiembre del 2015. Note la preponderancia del número 13, que quiere decir rebelión y depravación. El fin de la mini-tribulación quiere decir el fin de todos los demonios, o sea, de todos los ángeles malos y toda otra clase de espíritus malos desconocidos. Esto, querido lector, es uno de los más grandes descubrimientos que hice. Considere esto: desde el 18 de septiembre del 2015 y en adelante, ya no habrá ningún demonio en la tierra ni en ninguna otra parte del universo para acosar o poseer a los seres humanos. Esta realidad es un requisito previo para que Dios nos garantice mil años de paz en la tierra, en los que la guerra, crímenes de odio, adicción a drogas y ultraje infantil no serán parte de las generaciones futuras que nacerán en la tercera civilización.

Sólo Satanás queda como el único superviviente. Está encadenado en prisión por mil años más como el único preso. No habrá ni una sola alma solitaria para que le haga compañía. La frecuente mención del número 13 fuertemente indica el aspecto de juicio del primer ay, pero eso no me sorprendió.

¿Qué aprendemos del primer ay? Es la primera vez en la historia humana desde el diluvio que la batalla entre el bien y el mal tiene lugar visiblemente en las dimensiones fusionadas de dálet y jeh. La batalla de Armagedón, o segundo ay, también tendrá lugar simultáneamente en ambas dimensiones. Luego, inmediatamente después, el tercer ay empieza en el aire con los siete truenos, y luego se extiende a la superficie de la tierra, cuando granizos de 50 kilos caen del cielo. Este ay final termina profundamente en la tierra con el más grande terremoto que esta civilización jamás ha experimentado.

Estos ayes son tremendos campos de batalla para criaturas extrañas que jamás se han visto, tanto como otros que no vemos con nuestros ojos. Como veremos más tarde, el ámbito atmosférico de los seres invisibles tipo ángeles será purgado de todo mal cuando Dios les ordene a sus ángeles que eliminen a los demonios que todavía deambulan por la tierra y que también están en posesión de los soldados de Armagedón. Tanto la superficie de la tierra como el aire atmosférico debe quedar absolutamente libre de todo ser rebelde antes de que Jesús venga en el aire.

El Salvador Rey de reyes que reina en majestad y esplendor no resucitará, ni recibirá, ni vendrá con los santos celestiales a un lugar donde el mal todavía impera. Nosotros no resucitaremos a la batalla sino a la victoria ya ganada. Cuando llegue el tiempo de sus bodas, será una ocasión festiva digna de un Rey. Cualquier boda a la que jamás he asistido ha sido inmaculadamente limpia, y estoy seguro de que la bodas del Rey esperada por miles de años no será caótica ni la arruinarán intrusos demónicos.

Siempre que Jesús da la señal de su venida en esplendor, sus agentes se aseguran de que el espacio del aire esté libre de toda posibilidad de encuentros no autorizados con el mal. Al prepararse Jesús para descender a la tierra, el territorio alrededor de Jerusalén, Israel, y después el globo quedará limpio de todos residuo y evidencia de los ángeles caídos, demonios, así como también de los cadáveres de los ejércitos de las naciones, de modo que la aparición de Jesús pueda ser recibida con celebración.

Para entender mejor estos pasajes en cuanto a demonios que entran en cuerpos humanos, repasemos algunos pasajes bíblicos que arrojan luz sobre este suceso profético conocido como el primer ay.

Me Llamo Legión

Concentrémonos en el mundo infernal y veamos más sobre los seres espirituales que tienen su actividad restringida en la dimensión terrenal de dálet. El Evangelio de Marcos relata el episodio de Jesús sanando a un endemoniado.

Vinieron al otro lado del mar, a la región de los gadarenos. Y cuando salió él de la barca, en seguida vino a su encuentro, de los sepulcros, un hombre con un espíritu inmundo, que tenía su morada en los sepulcros, y nadie podía atarle, ni aun con cadenas. Porque muchas veces había sido atado con grillos y cadenas, mas las cadenas habían sido hechas pedazos por él, y desmenuzados los grillos; y nadie le podía dominar. Y siempre, de día y de noche, andaba dando voces en los montes y en los sepulcros, e hiriéndose con piedras. Cuando vio, pues, a Jesús de lejos, corrió, y se arrodilló ante él. Y clamando a gran voz, dijo: ¿Qué tienes conmigo, Jesús, Hijo del Dios Altísimo? Te conjuro por Dios que no me atormentes. Porque le decía: Sal de este hombre, espíritu inmundo. Y le preguntó: ¿Cómo te llamas? Y respondió diciendo: Legión me llamo; porque somos muchos. Y le rogaba mucho que no los enviase fuera de aquella región. Estaba allí cerca del monte un gran hato de cerdos paciendo. Y le rogaron todos los demonios, diciendo: Envíanos a los cerdos para que entremos en ellos. Y luego Jesús les dio permiso. Y saliendo aquellos espíritus inmundos, entraron en los cerdos, los cuales eran como dos mil; y el hato se precipitó en el mar por un despeñadero, y en el mar se ahogaron (Marcos 5:1-13).

En este pasaje hallamos a un endemoniado poseído por una legión de demonios (En el ejército romano una legión tenía como seis mil soldados). Estos demonios le suplicaron que nos los torture y que no los envíe al abismo. Jesús les dio permiso para que entren en unos 2.000 cerdos, los que se precipitaron al agua y se ahogaron.

En este relato bíblico los demonios expresan características con las que se pueden identificar los seres humanos. En conjunto hallamos que se anotan trece atributos:

    1. Son seres que desean ( ¿Qué tienes . . .?, v. 7).
    2. Se percatan y necesitan un punto de referencia ( Te conjuro por Dios, v. 7).
    3. Pueden sentir dolor ( no me atormentes, v. 7).
    4. Pueden moverse e ir a lugares ( sal, v. 8).
    5. Son capaces de pensar racionalmente ( ¿Cómo te llamas?, v. 9).
    6. Pueden hablar y tienen identidad ( ¿Cómo te llamas?, v. 9).
    7. Se dan cuenta de números y pueden contar ( somos muchos, v. 9).
    8. Tienen voluntad y pueden tomar decisiones ( le suplicaron, v. 10).
    9. Siguen órdenes ( los envió, v. 10).
    10. Pueden seleccionar alternativas ( les permitió, v. 12).
    11. Obedecen a una fuerza superior ( salieron, v. 13).
    12. Planearon su siguiente paso ( se precipitaron, v. 13).
    13. Pudieron cambiar su situación ( se ahogaron, v. 13).

El número trece (13) significa “depravación” o “rebelión.” Estos demonios operaban en una dimensión en la que podían expresar características como humanos.

En los tiempos del fin muchos seguirán rehusando reconocer al Creador, o siquiera creer que existe. Por consiguiente quedarán expuestos a los demonios por cinco meses. Después de leer el relato del endemoniado en Marcos 5, podemos imaginarnos lo que será cuando miles de demonios queden sueltos para entrar a residir en los seres humanos.

Viéndose cara a cara con algo que la ciencia no puede explicar los no creyentes se verán forzados a reconocer la dimensión espiritual. Cuando Dios derrame su ira sabrán que viene de Dios, y no por causas naturales.

El quinto ángel derramó su copa sobre el trono de la bestia; y su reino se cubrió de tinieblas, y mordían de dolor sus lenguas, y blasfemaron contra el Dios del cielo por sus dolores y por sus úlceras, y no se arrepintieron de sus obras (Apocalipsis 16:10-11).

Y los otros hombres que no fueron muertos con estas plagas, ni aun así se arrepintieron de las obras de sus manos, ni dejaron de adorar a los demonios, y a las imágenes de oro, de plata, de bronce, de piedra y de madera, las cuales no pueden ver, ni oír, ni andar; y no se arrepintieron de sus homicidios, ni de sus hechicerías, ni de su fornicación, ni de sus hurtos (Apocalipsis 9:20-21).

Después del estallido del primer ay de oscuridad, posesión diabólica y blasfemia impenitente, el mundo sigue impertérrito en su oposición a Dios. No se arrepentirán de su odio perverso contra los santos. Será imposible contener las actividades terroristas, lo que hará que la Alianza Occidental se desquite contra todas las religiones, excepto el culto a la bestia. Pienso que su ataque incluye la destrucción sistemática de los templos y mezquitas de la fe islámica, incluyendo la Meca.

Las consecuencias serán una explosión de odio y cólera sin paralelo contra el oeste, y eso prepara el camino para el segundo ay, que es la sexta trompeta y la sexta copa. Ahora todas las naciones de la tierra empezarán a reunirse para el Armagedón. Es la guerra culminante contra el Dios Todopoderoso; el gran día del SEÑOR (YHVH). Todo se ve negro y sin esperanza, e incluso en este tiempo la hora y el día del regreso de Jesús no se sabe.

Si hay alguna duda en cuanto a dónde encaja cronológicamente el “rapto” de 1 Tesalonicenses 4:17—5:3 en el esquema global del plan de Dios, esta cita lo indica claramente. Aquí, al final de la descripción del segundo ay Juan cita la advertencia de Jesús de estar despiertos y resistir espiritualmente hasta el fin, con fe, verdad y buenas obras. Escuche lo que dice el Hijo de Dios:

He aquí, yo vengo como ladrón. Bienaventurado el que vela, y guarda sus ropas, para que no ande desnudo, y vean su vergüenza. Y los reunió en el lugar que en hebreo se llama Armagedón (Apocalipsis 16:15-16).

Una “Resurrección” Demónica

En este capítulo empecé a describir algo muy inusual, y pienso que es importante arrojar poco más del uso al respecto y en este punto. Justo antes de la publicación de este libro el Señor me impulsó a incluir esto para usted. Es necesario, porque no lo hallará en ningún otro libro, y es probable que no lo oiga predicado en ninguna iglesia.

Cuando empecé mi peregrinaje para entender la gran tribulación, la secuencia del relato del libro de Apocalipsis se me aclaró de una manera nada convencional. Probablemente usted habrá notado que no sigo los enfoques cristianos tradicionales que se usan para ordenar cuál suceso sigue a cuál. Más bien, he tomado una metodología interpretativa que no toma en cuenta los sistemas de creencia popular de la iglesia evangélica en los Estados Unidos de América por los últimos cien años. Las conclusiones de mi investigación son un desafío para las interpretaciones tradicionales de los últimos días en general, y del libro de Apocalipsis en particular, y eso fastidiará a algunos.

¿Cómo lo hice? Coloqué el Sistema Numérico del Alfabeto Hebreo horizontalmente en una pared como si fueran 12 clavos, representando los siete años de la gran tribulación. Después de asignar un número del alfabeto hebreo a cada clavo, empecé colocar, en forma lógica cada capítulo de los escritos proféticos del apóstol Juan en cada uno de esos clavos.

Pero los eventos de cualquier relato deben seguir alguna progresión lógica. Siendo que no me inclinaba a ninguna de las ideas preconcebidas de lo que podría resultar de este método, sólo podía confiar en la dirección del Señor para determinar el “clavo” correcto para cada uno de los sucesos que se hallan en cada capítulo. Durante el proceso de ensamblar está secuencia al principio no me di cuenta de algún patrón significativo. Sólo después de leer las pruebas de esta sección me di cuenta de sus implicaciones.

Recuerde que no seguí la secuencia de capítulos de libro de Apocalipsis como consta en la Biblia en la actualidad. Hay varias razones para esto. La primera fue la interacción entre la dimensión jeh y la dimensión dálet sujeta al tiempo. Luego, también hay la cuestión de si el texto del libro de Apocalipsis sigue su orden inspirado o si de alguna manera se lo ha alterado.

Finalmente, tal vez, Dios puede haber estado esperando que un ex relojero llegue para que se arriesgue al disfavor popular a fin de revelarle al mundo su patrón intrincado de engranajes cronológicos. No siendo teólogo, no me daba cuenta de las conexiones entre los versículos de Apocalipsis con importantes pasajes bíblicos del Antiguo Testamento.

El quinto ángel tocó la trompeta, y vi una estrella que cayó del cielo a la tierra; y se le dio la llave del pozo del abismo. Y abrió el pozo del abismo, y subió humo del pozo como humo de un gran horno; y se oscureció el sol y el aire por el humo del pozo. Y del humo salieron langostas sobre la tierra; y se les dio poder, como tienen poder los escorpiones de la tierra. Y se les mandó que no dañasen a la hierba de la tierra, ni a cosa verde alguna, ni a ningún árbol, sino solamente a los hombres que no tuviesen el sello de Dios en sus frentes. Y les fue dado, no que los matasen, sino que los atormentasen cinco meses; y su tormento era como tormento de escorpión cuando hiere al hombre. Y en aquellos días los hombres buscarán la muerte, pero no la hallarán; y ansiarán morir, pero la muerte huirá de ellos (Apocalipsis 9:1-6; énfasis añadido).

Tenían cabello como cabello de mujer; sus dientes eran como de leones; tenían corazas como corazas de hierro; el ruido de sus alas [como de ángeles] era como el estruendo de muchos carros de caballos corriendo a la batalla; tenían colas como de escorpiones, y también aguijones; y en sus colas tenían poder para dañar a los hombres durante cinco meses. Y tienen por rey sobre ellos al ángel del abismo, cuyo nombre en hebreo es Abadón, y en griego, Apolión.

El primer ay pasó; he aquí, vienen aún dos ayes des­pués de esto (Apocalipsis 9:8-12, corchetes añadidos).

El primer ay tiene que ver con los demonios que salen de las profundidades del abismo o del infierno después de que se abre la puerta. Siguen a “Apolión” en desaforado tropel para incorporarse en cuerpos humanos de la dimensión dálet, en nuestro mundo y nuestro tiempo. Apolión es el capitán de Satanás de la sección abismal de la dimensión jeh. Desde su rebelión original después de la creación, ángeles y seres humanos tienen un deseo innato de volver al nivel más alto de la dimensión jeh a fin de circunvalar las consecuencias tortuosas inmortales de su pecado y rebelión.

Los seres humanos y los ángeles caídos aspiran en común volver de la dimensión dálet a la dimensión jeh. La mayoría de las personas con quienes que hablado quieren ir al cielo. Es más, muchos erróneamente dan por sentado de que ya están en camino al cielo porque “no son malas personas.” Pero cualquier aspiración al cielo es imposible para los ángeles que se amotinaron. Jesús no murió por ellos; por consiguiente su ruina es segura.

La constitución de los ángeles rebeldes y clonados está torcida y arruinada; y como una bandeja de porcelana rota su naturaleza no se puede arreglar. Una vez que pecaron contra el Creador, no hay manera de repararlos, reprogramarlos, o restaurarlos a su perfección original. Por eso están guardados en prisión en las tinieblas de afuera. Felizmente, los seres humanos están diseñados en forma diferente que los ángeles, y a propósito. En su misericordia y sabiduría Dios ha instilado en los seres humanos la capacidad de ser reprogramados, porque quería que experimentemos el mal a fin de quedar vacunados para sus propósitos eternos. A la larga en el ser humano se pondrá un programa nuevo en forma permanente en el tiempo que la Biblia llama la primera resurrección.

Aunque heredamos una naturaleza caída como consecuencia de las decisiones del pecado original de Adán y Eva en el huerto del Edén, podemos ser transformados a la imagen de la justicia de Cristo mediante el arrepentimiento y la fe. Si nos sometemos a la voluntad del Padre, entonces podemos recibir un nuevo sistema de operación llamado vida eterna, para reemplazar el sistema que respira bien y mal de la dimensión dálet con que nacimos. En la primera resurrección recibimos cuerpos perfectos e inmortales de la dimensión jeh, que han sido personalizados en forma única de acuerdo a nuestras obras en la tierra para reflejar lo que somos en la perfección de las normas de santidad de Dios.

En el Capítulo 6 de ¿Se Acerca la Gran Tribulación? presenté los conceptos de misericordia a vida y misericordia a muerte para las almas perdidas de los seres humanos. Puesto que los demonios y los ángeles caídos no tienen esperanza de entrar en la eternidad en bendición, tratarán de obtener alivio de su sufrimiento posesionándose de seres humanos en la dimensión dálet, “en este mundo y en este tiempo,” pero siendo engañados por el diablo en esta vana esperanza; tal como lo fueron cuando originalmente se rebelaron y siguieron a Satanás.

Cuando un poderoso ángel de Dios abre la puerta del horno del abismo del primer ay, las hordas demónicas bajo las órdenes de Satanás de inmediato aprovechan la oportunidad para escapar de sus cámaras de tortura y prisión. Salen de las tinieblas oscuras humeantes de las cámaras y hornos de la dimensión jeh con tremendo poder y velocidad.

Sin embargo, al ascender al mundo de la dimensión dálet en la tierra, con todo deben obedecer las leyes cósmicas de Dios y del universo. Dios es omnipotente y tiene el control de toda la gran tribulación, que está diseñada para juzgar a la humanidad con el objetivo de la máxima redención incluso al eliminar la presencia de los seres angélicos corruptos. Los ángeles caídos aprovechan la oportunidad para escapar la condenación infernal para siempre tratando de incorporarse en cuerpos humanos de la dimensión dálet. Este es su único boleto para escapar del infierno.

Sin embargo, Cristo murió sólo por los seres humanos creados a imagen y semejanza de Dios, que es lo que hace redimibles a los seres humanos mortales. Los ángeles caídos e irreparablemente malos de la dimensión jeh no tienen esa alternativa, y quedan sólo librados a una desesperación que los impulsa a buscar una manera de acabar su tormento. Cinco meses después enfrentarán el juicio inevitablemente omnipotente de Dios y la destrucción en el lago de fuego cuando sean arrojados allá por un ángel muy poderoso creado para ese propósito.

Recuerde que el ciclo cósmico de la dimensión dálet como un todo terminará en el lago de fuego. Viniendo a la dimensión dálet del abismo metafísico de la dimensión jeh, ahora esos ángeles caídos deambulan por la tierra buscando cuerpos humanos que poseer, como lo hicieron en el día de Jesús mencionado arriba.

Dios deja de preocuparse por los que no quieren arrepentirse y ser salvados. Los impenitentes son entregados a Satanás. Estos son los que tienen el nombre y número de la bestia en sus frentes o en sus manos derechas. Los demonios de buen grado entrarán en estos rebeldes que están desprovistos de protección divina, y que quedan permanentemente marcados y dedicados a la discusión eterna.

Al posesionarse de los que llevan la marca o el número de la bestia, los demonios que irrumpen en la dimensión dálet saben con certeza que escaparán los tormentos extremos del infierno por una temporada. Esa es la única oportunidad de terminar su condición miserable por la destrucción en el lago de fuego, y diabólicamente la aprovechan. En su deleite tergiversado estos depravados espíritus torturan a los seres humanos en quienes residen. Así, los ángeles de Dios anuncian “ay” a los que rehúsan la gracia de Dios y reciben la marca del Anticristo de seguridad y prosperidad material según la sabiduría del mundo.

Estas hordas demónicas vestidas de carne mortal asolarán la tierra por alrededor de cinco (5) meses matando a los dos testigos al fin de su ministerio profetizado de 1260 días. Durante ese tiempo las identidades humanas se combinarán en una sola. La humanidad original del ser humano en que residen dejará de ser identificable al convertirse en totalmente perversa. Las personalidades de los seres humanos serán absorbidas en el vacío de la nada rebelde que viene como resultado del demonio residiendo y controlando sus cuerpos.

Para los demonios esta experiencia será como el cielo porque les da libertad para ejercer su voluntad. Su escape del infierno bajo Apolión producirá en la tierra un infierno que sólo termina mediante la ejecución destructiva de los cuatro ángeles de la muerte según el principio de misericordia para muerte.

En los próximos capítulos describiré otros sucesos que se relacionan con este asombroso desenvolvimiento del plan de Dios. El último o duodécimo período de la gran tribulación también indica siete truenos. Al llegar a este capítulo final recuerde esa sección. Usted necesitará volver a leerla a fin de profundizar su comprensión en cuanto a la plena significación de estos acontecimientos. Usted se sorprenderá por las nuevas revelaciones de los siete truenos en cuanto al mundo angélico en el aire; especialmente con lo que confirman las leyes de física presentadas por el doctor Alberto Einstein.

El primer ay incluye doscientos millones de homicidas enloquecidos desenfrenados y protegidos legalmente por un sistema de gobierno de privilegiados que llevan la marca del sistema de la bestia en sus frentes. Esta avalancha homicida hará que la segunda civilización caiga conforme dramáticamente se reduce la población civil en todo el mundo debido a la hambruna y el caos económico. Siga leyendo para aprender más en cuanto a la solución final de Dios a este problema.

 

Revista Israel Today, abril del 2004, #63, Judaism Lexicon, página 12.

Segmentos seleccionados de la revista Israel Today, abril del 2004, #63.

 

Para opinión o para imprimir este capítulo en una página ajustada a formato, chasque aquí:   Requiere Adobe Reader que es gratiuto.

Enlaces del capítulo en:
El Misterio del 17 de Tamuz
Una INTRODUCCIÓN Esencial:
La REVELACIÓN de Jesucristo escrita por el Apóstol Juan y re-ordenada por
el SISTEMA NUMÉRICO DEL ALFABETO HEBREO
Prefacio - ¿Por Qué Dos Libros Separados?


Use our internal search engine!

search tips advanced search
search engine by free find

Acerca de Nosotros | Desligamiento Legal | Protección de Privacidad | Cómo enviarnos e mail
©2006 Faith in the Future Foundation. Reservados todos los derechos. All rights reserved.