El Misterio del 17 de Tamuz

Claves Hebreas Antiguas para Fechar la Gran Tribulación

Capítulo 5

El Gran Día del Señor
Parte 2: el 7º Sello

(22 de mayo del 2015 al 21 de diciembre del 2015)

 

¿Quiénes son los ángeles?
¿Por qué Dios envía cuatro ángeles de la muerte?
¿Quiénes y cuántos sobrevivirán a la gran tribulación?
¿Quiénes no? La Séptima Trompeta, los Siete Truenos, el Arco Iris, las vírgenes no preparadas y explicación de otros misterios

Enlaces a la sección en este capítulo:

[Haga click para marcar los títulos de la sección y para saltar a donde comienza la sección del texto. Los títulos de la sección del texto abajo proporcionan enlaces de nuevo al tope de esta página.]

Requiere Adobe Reader que es gratiuto.

3. El Tercer Ayuno del Doceavo Período

Ayuno de Gedalías, 3 Tishri 5776 (16 septiembre 2015)

Siempre busco los engranajes que marcan el paso del tiempo en el Reloj Mundial de Cuclillo. Dios enseña mediante lo que ha quedado registrado y lo que ha sido revelado para explicar por qué debe suceder de la manera en que él lo desea. Preste atención al número siete (7) que en hebreo es la letra zayin, y que quiere decir “espada, conflicto, guerra o dolor.”

Por 13 días, del 4 de septiembre al 17 de septiembre del 2015, Dios derramará su ira sobre los ejércitos rebeldes que marchan contra él. Simultáneamente con el gigantesco terremoto que arrasará las ciudades principales del mundo descrito en el capítulo anterior, cuatro ángeles de la muerte descargaran dosis masivas de muerte y destrucción sobre las masas impenitentes de la humanidad. Combinados, estos eventos serán las dos semanas más mortíferas que la tierra jamás ha sufrido. Muchos millones morirán.

Tishri 5776

El 1º de Tishri de 5776 (14 de septiembre del 2015) el calendario civil hebreo empieza un nuevo año (Rosh Jashaná o Fiesta de las Trompetas). El Ayuno de Gedalías (3 de Tishri del 5776, 16 de septiembre del 2015) conmemora el fin del gobierno judío debido a la invasión babilónica antigua, pero en estos últimos días se superpone con el fin de esta última ocupación gentil de Jerusalén. Gedalías era el gobernador legítimo que Babilonia había dejado a cargo de Judá conquistada. Lo asesinaron elementos envidiosos que servían al rey hostil de Amán, la nación vecina. Su asesinato se recuerda con un ayuno, que figuradamente equipara la muerte del justo con la destrucción del templo. Con el asesinato de Gedalías los judíos restantes que habían sobrevivido a las invasiones de Babilonia huyeron atemorizados a las naciones vecinas, tales como Egipto.

Tishri es el primer mes del calendario civil de Israel pero el séptimo mes del calendario religioso. El año religioso siempre empieza en la primavera, en el hemisferio norte, con el mes de Nisán, el mes de la Pascua. El año judío de 5776 da paso a una nueva edad de tiempo y un nuevo gobierno bajo el Rey mesiánico venidero de Israel.

Puesto que los eventos y el fechado de la gran tribulación están insertados en los festivales judíos, el patrón de estos festivales y ayunos se superpone con el patrón de los siete años de la gran tribulación así como con el plan histórico profético de Dios de siete mil años para la humanidad.

Los Cuatro Ángeles de la Muerte

El sexto ángel tocó la trompeta, y oí una voz de entre los cuatro cuernos del altar de oro que estaba delante de Dios, 14 diciendo al sexto ángel que tenía la trompeta: Desata a los cuatro ángeles que están atados junto al gran río Éufrates. 15 Y fueron desatados los cuatro ángeles que estaban preparados para la hora, día, mes y año, a fin de matar a la tercera parte de los hombres (Apocalipsis 9:13-15).

La religión y la filosofía pueden explicar los fenómenos naturales, pero la tribulación llevará a la humanidad a enfrentarse cara a cara con lo sobrenatural. Toda persona educada en la civilización occidental hallará difícil de entender lo que sigue, por cuanto se nos ha criado para que confiemos sólo en lo que podemos percibir y probar con nuestros cinco sentidos: tacto, vista, olfato, gusto y oído. La dimensión sobrenatural o espiritual existe más allá de los límites de nuestros cinco sentidos.

La mayoría acepta que existe un sexto sentido, pero no podemos medirlo cuantitativamente, así que el diálogo responsable del sexto sentido queda confinado a los anaqueles de la oscuridad. Lo que la mayoría de personas sabe en cuanto al sexto sentido lo aprenden de los espectáculos de ficción que se refieren al ocultismo o leyendo las muchas presentaciones populares de temas y prácticas de ocultismo.

El misterio es que las personas no son simplemente entes físicos. ¿De qué otra manera puede uno explicar racionalmente el amor, la poesía, la vida, la muerte, o incluso a Dios? La Biblia nos confronta con afirmaciones y descripciones en cuanto a la sexta dimensión del espíritu para las que la persona natural no tiene respuestas. La Biblia simplemente lo señala directamente sin debate; no le importa si usted lo cree o no.

Por ejemplo, hay una realidad que la experimentan todos los presentes cuando alguien muere. La muerte es una transición. Cuando pasamos de esta tierra se levanta una cortina a lo desconocido. No podemos ver al otro lado, pero lo percibimos. Nuestra tendencia es bien sea rechazarlo de frente, o con demasiada ingenuidad confiar en lo que parece que percibimos o aprendemos respecto al otro lado. No podemos verificar su autenticidad o legitimidad excepto por la experiencia, o viviendo según lo que hemos leído o se nos ha enseñado en cuanto a estos asuntos. Si la aplicación de lo que hemos aprendido resulta, entonces lo aceptamos como verdad, o sea que significa realidad para nuestras vidas.

En la Biblia la fe opera de una manera un poco diferente. Dios hace muchas promesas que constan escritas en la Biblia. Algunas de ellas requieren una visitación del otro lado en la forma de la mediación del Espíritu Santo, a fin de que se las pueda entender como verdad. Jesús enseñó que debemos nacer otra vez para poder heredar la vida eterna. Dijo: “Abran la puerta, y yo entraré,” y “busquen y hallarán” el significado espiritual que lleva a la vida en él.

Todo lo que escribo no tendrá el menor sentido para algunos y será muy obvio para otros. Para algunos este libro no significará nada, y para otros ¡todo! El problema no es que el escritor escribe perogrulladas. El asunto es si en el lector se halla la verdadera Luz Interior que hace que las mismas palabras escritas tengan sentido espiritual. Esa es la diferencia. Eso explica por qué una persona considera que el mensaje es confuso y que no significa nada, y otra abraza el mismo mensaje con entusiasmo.

Cuando la Biblia dice algo que choca con nuestro intelecto, entonces debemos investigar más la palabra de Dios en busca de aclaraciones adicionales en otros contextos. Al compararlos y contrastarlos debemos ser capaces de identificar un patrón. Por ejemplo, Dios dijo que la humanidad de los días de Noé hacía continuamente el mal. Esta realidad le producía dolor y se lamentaba haber hecho a los seres humanos a su propia imagen. Tenía que actuar. Mirando hacia atrás, podemos aplicar a nuestro mundo moderno las lecciones de la experiencia revelada de la época de Noé.

Una vez más Dios está muy enfadado con la humanidad, y de nuevo ha decidido limpiar activamente el mal de sobre la tierra. Sin embargo, esta vez también eliminará toda presencia del mal en el cielo negándole al diablo y a los demonios todo lugar en los lugares celestiales y todo acceso futuro al cielo y a su trono.

Dios va a reemplazar los gobiernos humanos de todas las naciones con una nueva constitución basada en sus leyes espirituales de bondad, justicia y amor. Por primera vez en la tierra los seres humanos experimentarán la clase de vida maravillosa que Dios ha deseado para nosotros desde el mismo principio. Descubrí en la Piedra de Roseta que Dios cambiará la naturaleza de los seres humanos y combinará la dimensión basada en cinco con la dimensión basada en siete. Este cambio también quiere decir que los que vivan en el milenio podrán ver el futuro.

Pero hasta que llegue ese tiempo Dios primero debe quitar de la tierra todo mal. Hombres rebeldes no encajarán en la nueva sociedad. La civilización humana presente y corrupta es la porción de la placenta de la nueva edad del reino de Dios que está a punto de nacer. Será destruida, mientras que el nene nace en amor y se lo atesora toda su vida.

El problema que enfrentamos es: ¿Quiénes son las personas que componen el “niño”? ¿A quién se le va a permitir sobrevivir a la gran tribulación? ¿Quién logrará pasar esta prueba de transición al mundo futuro del reino de Dios en la tierra?

Y ¿quiénes son los malos que son inútiles tal como la placenta después del nacimiento? ¿Quiénes son los que deben ser quitados de este planeta? ¿Qué clase de persona piensa Dios que corrompería la paz y prosperidad futuras planeadas para todas las naciones?

Hacia el fin de la gran tribulación Dios selectivamente desarraigará a todos los malos que queden, a fin de separar lo limpio de lo inmundo. Este es mi discurso. Aunque prácticamente puedo garantizarle que no hallará esta verdad en una librería, sin embargo esto no es invención mía. Dios ha revelado estas verdades a muchos siervos, que escribieron por toda la Biblia sus mensajes respecto al futuro. La manera en que los seres humanos respondan a esos mensajes determinará lo que le va a pasar a usted, y a mí, si todavía estamos entre los vivos cuando llegue ese tiempo.

La última etapa de la gran tribulación la llevarán a cabo cuatro ángeles de muerte preparados para este momento específico en el tiempo profético. Originalmente eran cinco los ángeles de la muerte. [Recuerde la regla de la mano y los dedos; el pulgar y los cuatro dedos que simbolizan 1+4=5, el cinco representando el principio del otro lado].

Estos cinco ángeles eran los seres más poderosos jamás creados en el universo, y cayeron bajo el poder de Satanás. Debido a que son tan peligrosos se los ha mantenido encadenados en el abismo por miles de años durante todo el período zayin (4004 a.C. a 2015 d.C.).

Hablando de ángeles, hay doce (12) ángeles especiales importantes mencionados en la profecía. Siguen el siempre recurrente principio de la proporción hebrea de 7 a 5. Hay siete ángeles buenos mencionados en Apocalipsis 15 que anuncian las siete plagas. Están ante el trono del universo y son siervos obedientes de Dios. En todo el libro de Apocalipsis su apariencia es siempre impresionante, poderosa, majestuosa e irradian la autoridad del Creador. Los otros cinco ángeles que restan de los doce son ángeles de muerte que ejecutan la sentencia de Dios de muerte sobre los malos de la tierra. Enfoquemos estos cinco ángeles del juicio divino.

Hallé diez nombres antiguos de ángeles en algunos Léxicos y otros libros de referencia. Los nombres se componían clásicamente de un verbo o un sustantivo más el nombre de Dios. En el Antiguo Testamento dos nombres para Dios son Elojim y El Shadai. Los primeros tres ángeles son los más importantes en la jerarquía de la dimensión Jeh: Miguel, Gabriel y Jelel o Azazel. Éste último es Satanás, por supuesto. Jeleh significa “señor de Jel,” y “Jel” es la raíz para la palabra inglesa para “infierno.” Los otros siete ángeles son: Uriel, Rafael, Roniel, Fanuel, Raziel, Seragüel y Aniel. Hay otro, el “Ángel de Jehová (SEÑOR)” que muchos estudiosos identifican como siendo Jesucristo antes de su encarnación.

Al primer ángel de la muerte se le envió a hacer su horrendo trabajo en la tierra en los días del antiguo Egipto. Alrededor de 1500 a.C. cientos de miles de extranjeros llamados hebreos vivían en la provincia egipcia de Gosén. Estos esclavos del faraón trabajaban en condiciones muy difíciles construyendo grandes ciudades de almacenaje. Cuando Moisés apareció y le exigió al rey más poderoso de la época que dejara en libertad a los hebreos, el faraón se rehusó. Así que Dios hirió a Egipto con diez terribles plagas, hasta que el faraón finalmente dejó que el pueblo de Dios salga para ir a la tierra que Dios les había prometido a sus antepasados.

La Biblia registra que la décima y última plaga fue la matanza de todos los “primogénitos” de Egipto, tanto de personas como de animales domésticos. El agente de esta plaga fue el ángel de la muerte; el primer ángel de la muerte. Entre las víctimas estuvo el primogénito y heredero del faraón. Tal como Dios se lo había ordenado, este ángel de la muerte fue de casa en casa selectivamente. Implacablemente mató a miles de primogénitos de personas y animales por todo Egipto, pero no se le permitió tocar a ningún ser humano o animal que estaba bajo la protección del sacrificio pascual de Dios.

Al ángel de la muerte se le ordenó pasar por alto cualquier casa que tuviera la sangre de una oveja o cabra sacrificada untada en los postes y en el dintel de su puerta (dálet) como señal de que los que estaban en esa casa habían obedecido los mandamientos de Dios por fe. El ángel no tocó a sus ocupantes, y así ellos misericordiosamente escaparon del terrible juicio del Dios santo. Este suceso pascual fue un momento definidor en la historia de Israel. De él podemos aprender valiosas nociones de lo que tendrá lugar durante la gran tribulación.

Puesto que los ángeles son invisibles al espectro de nuestra vista física, tienen una tremenda ventaja sobre los seres humanos. Debido a que son invisibles los ángeles pueden llegar a nosotros antes de que nosotros siquiera nos demos cuenta. Esto los hace adversarios muy peligrosos, especialmente siendo que todavía no hemos inventado un instrumento capaz de mostrarnos el espectro visual de la manifestación angélica.

Encima de eso, son muy poderosos. La Biblia relata que un ángel destruyó el ejército del conquistador asirio Senaquerib, que estaba formado de 185.000 soldados bien equipados y entrenados, mientras asediaban a Jerusalén. No le llevó mucho tiempo; apenas unas pocas horas, y principalmente de noche, y nadie sobrevivió excepto el rey que huyó humillado (2 Reyes 19:35-36).

Ahora veamos lo que sucede cuando se sueltan en la tierra a esos cuatro peligrosos ángeles de la muerte durante el segundo ay.

Al mismo fin de la era zayin (Nota: Técnicamente las tablas y el Reloj Mundial de Cuclillo muestran la Gran Tribulación como su propia hora breve en la edad jet, pero la tierra sigue todavía bajo el dominio de Satanás, que tipifica zayin.) Dios en el cielo ordenará de nuevo: “Suelten a los cuatro ángeles de la muerte preparados y encarcelados desde el principio del tiempo.” Habrá cuatro ángeles de la muerte porque el mundo entero es un área mucho más grande que Egipto. Empezarán su tarea asignada en Irán, Irak y todas las naciones ubicadas a lo largo del río Éufrates. El enclave de Satanás conocido anteriormente como Babilonia será el primero:

El sexto ángel tocó la trompeta, y oí una voz de entre los cuatro cuernos del altar de oro que estaba delante de Dios, 14 diciendo al sexto ángel que tenía la trompeta: Desata a los cuatro ángeles que están atados junto al gran río Éufrates. 15 Y fueron desatados los cuatro ángeles que estaban preparados para la hora, día, mes y año, a fin de matar a la tercera parte de los hombres (Apocalipsis 9:14-15).

A los cuatro ángeles de la muerte se los suelta al principio del segundo ay, que es la sexta trompeta y la sexta copa. Todos los tres ayes tienen lugar simultáneamente en las dimensiones dálet y jeh. Los cuatro ángeles de la muerte representan el aspecto dimensional jeh de este ay y el aspecto dálet se lo experimenta concurrentemente en el ataque masivo del ejército de doscientos millones reunido para la batalla del Armagedón.

Estos cuatro ángeles de la muerte visitarán toda nación del mundo, y quiero decir toda nación, sin excepción. Matarán aproximadamente unos mil quinientos millones de personas. Esta profecía fue escrita hace dos mil años, y cuando Dios revela algo tan severo como esta orden del cielo al sexto ángel con la sexta trompeta de la gran tribulación, quiere decir que sucederá en forma absoluta.

Pero incluso con esta masacre, no todos mueren. Como en los eventos del antiguo Egipto conectados con un ángel de la muerte, como se relató arriba, este juicio es apenas un paso en un proceso selectivo. Debemos entender que poco después de que se suelta a estos ángeles, el reino de Dios se mostrará en la tierra. Es absolutamente obligatorio que se quite de la tierra a todos los malos para que no estén presentes para sabotear la nueva civilización de Dios.

Los ángeles de la muerte matarán a los que rehúsen arrepentirse, o sea los que podrían pero no quieren someterse al reinado de Dios en la tierra. Esta misma purga selectiva del mal ya ha tenido lugar en la tribulación celestial durante el 8º y 9º períodos. Para entonces ya se habrá eliminado del cielo a todos los seres malos y ángeles malos. Ellos y Satanás habrán sido arrojados fuera del cielo para “caer” a la tierra. A la larga a Satanás y los demás “ángeles caídos” se los echará bien sea en el “Lago de Fuego” o en el abismo, o “Hades,” a fin de eliminar también de la tierra toda su influencia.

Por siglos el medio ambiente espiritual del cielo ha sufrido de la contaminación perversa desde cuando Satanás y sus demonios se aparecieron por primera vez para arruinar la corte de Dios (Job 1:6). Con la victoria de Miguel al expulsar a Satanás y sus demonios de la dimensión jeh del cielo, el ámbito de la justicia de Dios queda purificado. Aunque a Satanás se lo arroja a la dimensión terrenal durante la mini-tribulación, está destinado que la purificación divina lo siga y la tierra será librada del reino de las tinieblas espirituales.

La placenta, que representa el mal presente en la humanidad, será descartada del universo, El nuevo niño de Dios o civilización que nacerá incluirá también a la tierra. Esto es tan sencillo que no puedo explicarlo mejor. Puede que para usted sea difícil aceptar esta verdad porque ha vivido toda su vida lleno de las mentiras de Satanás. Las mentiras de Lucifer se hallan en todas partes en las instituciones de educación superior, tanto como en la información pública común que esparcen los medios de comunicación y entretenimiento.

El Enemigo ha condicionado a propósito a la humanidad para que no vea lo obvio. Por ejemplo, mis hermanos islámicos deben notar, por favor, que el Creador del universo resolverá para siempre el conflicto palestino en el Medio Oriente y en este suceso final para que todos sus hijos puedan vivir en paz y armonía.

Los hijos de Israel peregrinaron por el desierto, por 40 años por el desierto del Sinaí. Ninguno de los hebreos originales, de veinte años para arriba, excepto dos, entraron en la Tierra Prometida porque los israelitas se revelaron contra Dios por su falta de fe. La generación ofensora que había crecido en Egipto no vivió para ver lo que Dios les había prometido al libertarlos; sólo sus hijos lo vieron.

Cuando los ángeles de la muerte de nuevo recorran la tierra durante la tribulación habrá un aumento repentino en la cantidad de huérfanos por todo el mundo. Sus padres no sobrevivirán el ataque de estos emisarios angelicales de la ira de Dios; pero muchos hijos sí sobrevivirán, tal como los hijos de la generación del Éxodo. Sobrevivirán niños de toda tribu humana; sin embargo para el propósito de Dios debe haber exigencia de cuentas, incluso de los niños. No todos los niños escaparán la ira de Dios. Si los padres de un niño o niña le han lavado el cerebro instilándole odio contra otro grupo social distinto del propio, los ángeles de la muerte los matarán, sea cual sea su edad.

Si el carácter de un niño o niña expresa innatamente una naturaleza de mal incorregible, sea cual sea su expresión exacta, no heredará el reino de Dios. La edad tierna no lo exime a uno automáticamente del juicio, como sucedió durante el peregrinaje de Israel en el desierto del Sinaí. Este es un pensamiento aleccionador que hay considerar si uno tiene hijos. Pienso en esto cuando veo los retratos de esos adolescentes que se han convertido en asesinos especializados con bombas atadas a su cuerpo; algunas veces muy jóvenes.

Estos son mis pensamientos respecto a este proceso de separar a los jóvenes y a los viejos según la responsabilidad medida. Usted figúrese por sí mismo a cuál grupo pertenece. ¿Sobrevivirá a la gran tribulación para vivir y entrar en el reino de Dios restaurado sobre la tierra?

El Juicio de las Naciones

Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. 35 Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; 36 estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí. 37 Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber? 38 ¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos? 39 ¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti? 40 Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños [creyentes cristianos y judíos, y sus amigos; corderos], a mí lo hicisteis. 41 Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos [cabritos], al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles. 42 Porque tuve hambre, y no me disteis de comer; tuve sed, y no me disteis de beber; 43 fui forastero, y no me recogisteis; estuve desnudo, y no me cubristeis; enfermo, y en la cárcel, y no me visitasteis. 44 Entonces también ellos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, sediento, forastero, desnudo, enfermo, o en la cárcel, y no te servimos? 45 Entonces les responderá diciendo: De cierto os digo que en cuanto no lo hicisteis a uno de estos más pequeños [corderos], tampoco a mí lo hicisteis. 46 E irán éstos [cabritos] al castigo eterno, y los justos [corderos] a la vida eterna (Mateo 25:31-46, corchetes y énfasis añadidos).

Es fácil, incluso para un niño, distinguir entre ovejas y cabras. Son animales diferentes, e incluso un niño pequeño no tiene problema para distinguir cuál es cuál. De alguna manera Dios separará a los malos de entre los que sobrevivan a la gran tribulación, de una manera que los cuatro ángeles de la muerte fácilmente podrán reconocer, y así de nuevo pasarán de largo a las “ovejas.” Ejecutarán sólo a los que no participarían plena y alegremente en el nuevo orden mundial bajo Cristo.

Cómo en días del diluvio, en tiempo de Noé, se limpiará a la tierra de la corrupción de los malos. He destacado las características de los que los ángeles de la muerte ejecutarán. Incluso al leer este libro usted no sabe cuándo va a morir. Mientras esté vivo todavía tiene la oportunidad de cambiar y llegar a ser uno de los corderos.

Mi primer libro le presentó los diez mandamientos del futuro gobierno de la tierra. El segundo mandamiento termina con esto:

. . . porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen [cabras], 6 y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos [ovejas] (Éxodo 20:5-6).

La Ley y los Profetas Según Enseñó Jesús

No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir. Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido. De manera que cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos [cabras] muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos [cabras]; mas cualquiera que los haga y los enseñe, éste será llamado grande [oveja] en el reino de los cielos (Mateo 5:17-19, corchetes y énfasis añadido).

Todo el que añada dogmas no bíblicos, ordenanzas de iglesias o enseñanzas falsas de prejuicios religiosos culturales sobre la palabra de Dios desaparecerá para siempre. Esta es una fuerte advertencia a evangélicos, católico romanos, y todo maestro religioso que al presente mezcla la verdad con falsas interpretaciones que no se basan en la Biblia.

Oísteis que fue dicho a los antiguos: No matarás; y cualquiera que matare [cabras] será culpable de juicio. Pero yo os digo que cualquiera que se enoje [cabra] contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio [cabra], a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo [cabra], quedará expuesto al infierno de fuego [cabra] (Mateo 5:21-23, corchetes y énfasis añadido).

“No roben [cabras]. No mientan ni se engañen [cabras] unos a otros.

“No hagas promesas falsas [cabras] en mi nombre, pues profanas [cabras] el nombre de tu Dios. Yo soy el Señor.

“No uses la violencia [cabra] contra tu prójimo ni le arrebates [cabra] lo que es suyo.

No retengas la paga [cabra] del trabajador hasta el día siguiente.

No maldigas al sordo.

“No pongas ningún tropiezo en el camino del ciego [todos cabras]. Muestra tu reverencia a Dios [oveja]. Yo soy el Señor.

“No actúes con injusticia cuando dictes sentencia: ni favorezcas al débil, ni te rindas ante el poderoso. Apégate a la justicia cuando dictes sentencia.

“No andes con chismes [cabra] entre tu gente.

“No tomes parte en el asesinato de tu prójimo [todos cabras]. Yo soy el Señor.

“No abrigues en tu corazón odio [cabra] contra tu hermano.

“Reprende a tu prójimo cuando debas reprenderlo. No te hagas cómplice de su pecado.

“No seas vengativo ni rencoroso con tu propia gente [todos cabras]. Ama a tu prójimo, que es como tú mismo [oveja]. Yo soy el Señor (Levítico 19:11-18, vp, corchetes y énfasis añadido).

¿Es usted una oveja o un cabrito? Es su decisión. Tal vez su trasfondo sea el islam. Es decisión suya perseguir o no perseguir a su pariente, familiar, vecino o extraño que se convierte al cristianismo. ¿Por qué correr el riesgo de incurrir en la ira de Dios al hacerle daño a otro sólo porque usted no está de acuerdo con las ideas de ese otro individuo? Reconciliarse con Dios (ser oveja) por Jesucristo es la mejor póliza de seguro para evitar el ángel de la muerte. La lista de cabras es extensa, y nos preguntamos ¿quién logrará sobrevivir a la gran tribulación?

Cuando nos damos cuenta de que no podemos vivir de acuerdo a esa norma que amenaza la vida y así evitar que nos mate uno de los cuatro ángeles de la muerte, la única solución que sé es venir a la cruz de Jesucristo. Cada uno de nosotros debe pedirle que le quite sus pecados y empiece en nosotros su obra de perfeccionamiento. En ese momento se nos perdonan nuestros pecados, y somos salvados del juicio de la muerte, o sea, de la separación eterna de Dios. Desde ese momento y en adelante el ángel de la muerte deja de tener todo poder sobre nosotros, porque nos hemos convertido en ciudadanos redimidos del reino celestial, y se nos cuenta entre los “primogénitos” reales de Dios (Colosenses 1:13-14).

Cómo Calcular Cuántos Sobrevivirán

Estos son mis cálculos:

Al principio de la Gran Tribulación notamos que salen cuatro jinetes. De allí el libro de Apocalipsis indica que una cuarta parte (el 25%) de la población total de la tierra, que hoy asciende como a seis mil millones de personas, perecerán. Eso deja entre tres y cuatro mil millones de personas sobre la tierra (Apocalipsis 6:7-8). El efecto acumulativo de más de siete años de las guerras y persecuciones del Anticristo, junto con los aterradores efectos de ellos, reducirán más la población, talvez quedando unos dos mil, o dos mil quinientos millones de personas. Al final de la gran tribulación una tercera parte (el 33%) morirá a manos de los cuatro ángeles de la muerte, lo que dejará algo así como un mil seiscientos millones de personas (Apocalipsis 9:13).

Jerusalén será asediada de nuevo por ejércitos al final de la gran tribulación. Ejércitos de doscientos millones de tropas vendrán del norte y destruirán una tercera parte de la población en su camino a Jerusalén. Al final ellos, también, serán totalmente destruidos, pero con todo quedarán personas que no se arrepienten (Ezequiel 38:17-23; Apocalipsis 9:20-21). El último terremoto reducirá miles de ciudades a escombros. A esto acompañará una tormenta con granizos de cincuenta kilogramos, asociados con los siete truenos (Apocalipsis 10:3-4; 16:21). Ahora la población suma unos setecientos millones.

Resumiendo, de una décima parte (10%) a dos décimas (20%) de la población mundial tal vez sobreviva. Zacarías 13:8-9 indica que una tercera parte de los judíos de Israel sobrevivirá. Comparando esta destrucción futura con la purificación divina de la tierra en el diluvio del tiempo de Noé, parece que este número todavía es demasiado alto, así que el número real de sobrevivientes probablemente será mucho menor.

Mi seguridad de vida eterna descansa en la muerte de Jesucristo y su resurrección a gloria eterna. No tengo que preocuparme si muero en la cama o a manos de algún terrorista fanático lleno de odio. Tampoco me preocupa si me muero de hambre, lo que casi me sucede en 1946. Para mí es simplemente pasar por esa puerta dálet a otro salón, a fin de esperar una vida futura maravillosa en donde todo el potencial humano florecerá y madurará a su plena expresión de la libertad que Dios propuso en amor.

An Apocalipsis Juan escribe que en el cielo hay una vasta multitud reunida de todas las naciones y que canta acompañada de instrumentos musicales. Estos fantásticos conciertos son evidencia de que toda persona estará llena de gozo y entusiasmo en las edades por venir. Nuestras vidas serán llenas eternamente de placer, porque nos concentraremos en el Cordero eterno que fue inmolado por nuestros pecados. El que fue crucificado vuelve como Rey conquistador debido a su amor por los perdidos. El sacrificio que Dios hizo nunca se lo puede pagar; sólo podemos recibirlo. Es sólo debido al amor de Dios que podemos reunir los requisitos para entrar al otro lado. Las últimas palabras de la Biblia proclaman en resultado final de la obra de los cuatro ángeles de la muerte:

Ovejas:

Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas en la ciudad

Cabritos:

Mas los perros estarán fuera, y los hechiceros, los fornicarios, los homicidas, los idólatras, y todo aquel que ama y hace mentira (Apocalipsis 22:14-15).

Los Siete Truenos – ¿Una Tercera Tribulación en el Aire?

Este fue el último misterio del 17 de Tamuz revelado. Mientras veía una presentación científica por televisión, desde una estación en el espacio, la tierra abajo se veía como una hermosa bola cubierta de nubes. Lo que me impresionó fue que había una docena de lugares por todo el globo en donde podía ver simultáneamente rayos y relámpagos. Los rayos parecían saltar de nube a nube, y si uno no fuera un terrícola para saber qué es lo que estaba viendo, uno bien podría haber interpretado esos relámpagos como algo distinto.

Hipotéticos extraterrestres bien podrían haber pensado que son explosiones que tienen lugar todo el tiempo. Sin embargo, si trajeran su nave espacial a nuestra atmósfera terrestre, captarían un cuadro completamente diferente de los mismos eventos, una vez que sientan los vientos, que midan los rayos y que de otra manera observen las nubes de tormenta más de cerca.

Entre la sexta y la séptima trompeta en el libro de Apocalipsis se inserta una historia que nunca antes en mi vida había leído. Nunca he oído a nadie que tratara de explicarme su significado.

Vi descender del cielo a otro ángel fuerte, envuelto en una nube, con el arco iris sobre su cabeza; y su rostro era como el sol, y sus pies como columnas de fuego. Tenía en su mano un librito abierto; y puso su pie derecho sobre el mar, y el izquierdo sobre la tierra; y clamó a gran voz, como ruge un león; y cuando hubo clamado, siete truenos emitieron sus voces. Cuando los siete truenos hubieron emitido sus voces, yo iba a escribir; pero oí una voz del cielo que me decía: Sella las cosas que los siete truenos han dicho, y no las escribas. Y el ángel que vi en pie sobre el mar y sobre la tierra, levantó su mano al cielo, y juró por el que vive por los siglos de los siglos, que creó el cielo y las cosas que están en él, y la tierra y las cosas que están en ella, y el mar y las cosas que están en él, que el tiempo no sería más, sino que en los días de la voz del séptimo ángel, cuando él comience a tocar la trompeta, el misterio de Dios se consumará, como él lo anunció a sus siervos los profetas.

La voz que oí del cielo habló otra vez conmigo, y dijo: Ve y toma el librito que está abierto en la mano del ángel que está en pie sobre el mar y sobre la tierra. Y fui al ángel, diciéndole que me diese el librito. Y él me dijo: Toma, y cómelo; y te amargará el vientre, pero en tu boca será dulce como la miel. Entonces tomé el librito de la mano del ángel, y lo comí; y era dulce en mi boca como la miel, pero cuando lo hube comido, amargó mi vientre. Y él me dijo: Es necesario que profetices otra vez sobre muchos pueblos, naciones, lenguas y reyes (Apocalipsis 10:1-11).

Este pasaje bíblico al principio me dejó perplejo porque a Juan se le prohibió escribir lo que había visto. Sin embargo, hay suficiente información que se nos da como para que tenga sentido de en dónde encajan estos truenos en el contexto de estos últimos trece días de la gran tribulación. Este segmento nos habla de un ángel muy poderoso, del más alto orden, y con un arco iris sobre su cabeza. Sus piernas son como columnas de fuego, con un pie apoyado sobre la tierra y el otro sobre el mar. El arco iris significa que está a cargo de nuestro mundo. Es la señal del pacto de Dios con todos los sobrevivientes de la primera purga del mal de la tierra, el gran diluvio de la generación de Noé (Génesis 9:9-17).

Luego este gran ángel proclama a gran voz el mensaje de los siete “truenos” contenido en el rollo que tiene abierto en su mano. En ese momento nuestro fiel escribano en el cielo, Juan, recibe la orden de que no escriba. No puede decirnos lo que los Siete Truenos dijeron en realidad.

Pienso que estos Siete Truenos anuncian el fin de la edad jet del mundo y presentan a la séptima trompeta y séptima copa, que es el tercer y último ay que romperá el poder de las tinieblas y preparará el camino para la nueva edad tet del reino de Dios. La venida de esta nueva edad al final revelará a toda carne en la dimensión material de dálet el misterio jeh de la dimensión espiritual de Dios. Dios cumplirá todas las bendiciones prometidas por los profetas y siervos de Dios a Israel y a las naciones.

El relato termina con Juan comiéndose el rollo y enfermándose por habérselo comido. La cita: “Toma, y cómelo; y te amargará el vientre, pero en tu boca será dulce como la miel,” hace eco de frases similares que describen la disposición de Jeremías y Ezequiel para proclamar los mensajes de Dios (Jeremías 15:16; Ezequiel 2:8; 3:1-3).

Lo “dulce” quiere decir que el Espíritu ordena, deriva e inspira el mensaje. Pero Apocalipsis indica que a Juan no le gusta el mensaje ni se regocija por los lamentables juicios que se avecinan. Las profecías son amargas en su estómago. Lo enferman por el dolor y las aflicciones inflingidas sobre los millones de personas obstinadas que rehúsan arrepentirse. Felizmente el libro de Apocalipsis también contiene profecías maravillosamente buenas del reino de Cristo que viene y de los cielos nuevos y la nueva tierra que viene después de la gran tribulación. Los que leen deben recordar concentrarse en esas promesas durante los días venideros de más negra prueba y aflicción.

Verificando ese misterio de los Siete Truenos desde mi perspectiva de relojero, noté un gran diente en el Reloj Mundial de Cuclillo justo antes de que el pajarito anuncie su presencia. Cuando lo comparé con el Sistema Numérico del Alfabeto Hebreodescubrí varias nociones adicionales.

Un pie del ángel estaba sobre la tierra y el otro sobre el mar. La referencia a ambos pies quiere decir que el mensaje del ángel tiene que ver con más pruebas. El período zayin de 6.000 años de historia humana en la tierra está representado por el pie que está sobre la tierra. El contacto de la tierra con el pie lo conecta con ese período de tiempo. En breve, nuestra civilización pasada es el punto focal en donde se apoya su pie izquierdo

El pie derecho del ángel está sobre el mar. En el Sistema Numérico del Alfabeto Hebreo el mar está representado por la letra mem=40, una extensión indefinida de agua. Mem es la dimensión dálet (4) con propósito (4x10=40). El ángel anuncia que el misterio más grande y más importante de Dios se cumplirá después de los truenos, cuando suene la séptima y última trompeta.

Los seres humanos viven en la dimensión dálet. El mundo de la dimensión dálet (4) tiene “cuatro” esquinas. Las cuatro esquinas de dálet son:

Espacio: el mundo físico material de nuestra tierra.

El espíritu humano o alma: el aspecto jeh (el otro lado) de todos los seres humanos.

La dimensión tiempo: siendo mortal, la humanidad está sujeta al tiempo.

El dominio de Satanás: muchos pasajes bíblicos se refieren a los cuatro niveles de nuestro mundo: los dos cielos, la tierra, y debajo de la tierra (el infierno o el Hades).

Cuando un rayo relampaguea por el aire se produce un trueno, y el estruendo avanza por el aire. Sin aire no hay sonido del trueno, así que la palabra clave es aire. La aparición de granizo de cincuenta kilos es un acompañamiento natural de los siete truenos.

Las trompetas tocan seis veces por los seis eventos previos que ya han tenido lugar para cuando llega el momento de los Siete Truenos. La séptima trompeta anuncia el derrame de la séptima copa en el aire con rayos y relámpagos y truenos. La correlación con los siete truenos es obvia. Mi fecha de lapso en el calendario moderno va del 4 al 17 de septiembre del 2015.

Creo que los siete truenos del libro de Apocalipsis anuncian una tercera tribulación muy breve para estos ángeles recientemente caídos. Se pone a los siete truenos al final de la tribulación por causa de la supervivencia humana, porque limpian al espacio que rodea a la tierra de todos los ángeles malos. Es el fin de los ángeles que cayeron del cielo con Satanás. No habrá más ejércitos de demonios. Los terrores de la gran tribulación casi se han terminado.

La Biblia indica claramente que solo Satanás será encadenado y echado en un abismo sellado cuando termine la gran tribulación de la tierra. Así como solo el faraón quedó en la orilla del Mar Rojo contemplando sus 600 carros de guerra destruidos, Satanás verá destruidos tanto a sus ejércitos angélicos y humanos (Éxodo 14:28). El aire quedará limpio, y el príncipe de la potestad del aire ya nunca más tendrá poder (Efesios 2:2).

Una Nueva Explicación del Arco Iris

Y al instante yo estaba en el Espíritu; y he aquí, un trono establecido en el cielo, y en el trono, uno sentado. Y el aspecto del que estaba sentado era semejante a piedra de jaspe y de cornalina; y había alrededor del trono un arco iris, semejante en aspecto a la esmeralda. Y alrededor del trono había veinticuatro tronos; y vi sentados en los tronos a veinticuatro ancianos, vestidos de ropas blancas, con coronas de oro en sus cabezas. Y del trono salían relámpagos y truenos y voces; y delante del trono ardían siete lámparas de fuego, las cuales son los siete espíritus de Dios.

Y delante del trono había como un mar de vidrio semejante al cristal (Apocalipsis 4:2-6).

El trono de Dios es el centro del cielo. El libro de Apocalipsis lo describe con considerable detalle. Aquí enfocaré el arco iris y su significado.

Soy un científico que se ha educado por cuenta propia, principalmente por lo que he leído en revistas de ciencia antes que por clases universitarias formales. No hace mucho leí en una de esas revistas algo que no se enseña en ninguna universidad, pero que bien podría haber salido con igual facilidad de la Biblia. Muchos científicos luchan por entender nuestro mundo material de la dimensión dálet. Cuando miramos el cosmos con la ayuda de telescopios podemos ver miles de millones de galaxias. Por el análisis espectrográfico de lecturas astronómicas visuales y radiales, sabemos que estas galaxias distantes se componen de los mismos elementos atómicos comunes que tenemos en la tierra.

El arco iris sobre la cabeza del poderoso ángel de Apocalipsis 10 mencionado arriba bien pudiera razonablemente identificarse con un espectrograma de nuestro mundo material. En la amplitud de luz del arco iris podemos hallar las frecuencias combinadas, o firmas de la luz, de todas las sustancias de la creación. En ambos pasajes bíblicos citados arriba hallamos el arco iris sobre la cabeza de Dios en un caso, y sobre la cabeza de este ángel tan importante de los siete truenos.

De esta manera el arco iris simboliza la misteriosa totalidad de la sustancia del cosmos entero, multidimensional. Incluye la sustancia que pertenece a la dimensión jeh del cielo, así como a la dimensión dálet del universo físico medible de materia, energía y tiempo. La dimensión metafísica del cielo posee estructura tal como el universo material observable científicamente tiene estructura y sigue leyes y relaciones predecibles.

Pero surge la pregunta: ¿Tiene la dimensión jeh del cielo la misma composición atómica del mundo material dálet de nuestra tierra y tiempo? Pienso que la respuesta es que “¡Sí!” Permítame explicarlo.

Todo elemento material, como el hidrógeno, deuterio o tritio, hasta el mismo uranio, puede ser expresado en frecuencia de ondas de luz. Es una paradoja científica que no alcanzo a entender bien. La famosa ecuación de Alberto Einstein “E=MC 2” rige cuando la masa se convierte en energía pura. Este es el principio básico utilizado para fabricar nuestras horribles bombas de fisión atómica y de fusión de hidrógeno. El poder destructivo de las bombas atómicas se mide en miles de toneladas (equivalencia de explosivo TNT) y en millones de toneladas (megatones) en el caso de la bomba de hidrógeno.

Si puedo aceptar la ecuación de Einstein y su verdad explosiva demostrada de que la materia se puede convertir en energía, entonces puedo razonar que toda la materia se puede convertir totalmente (el 100%) en energía pura. Todavía más, lo inverso también puede ser verdad: de la energía pura se puede crear materia. De este modo es razonable deducir que Dios utilizó y aplicó este principio en algún proceso desconocido para crear el universo material mediante su palabra. Es simplemente lo inverso de lo que descubrió el Dr. Alberto Einstein, pero tratando de definir matemáticamente esta teoría del campo unificado, como él la denominó, es también lo que le llevó a Einstein la última mitad de su vida.

Si seguimos esta línea de razonamiento, entonces se vuelve posible unificar los conceptos al parecer opuestos de cómo está estructurado el universo. Un ejemplo primario es la naturaleza de la luz, que a veces se comporta como partícula energizada y a veces como onda de energía. (La naturaleza de la luz en sí misma es una paradoja). Desde una perspectiva el universo se compone de partículas (átomos, neutrones, positrones, etc.) y sin embargo la energía se mueve en ondas. El común denominador es en donde todo se expresa o se puede convertir en energía. Es la misma moneda pero tiene dos lados. Por eso no vemos confrontados al fenómeno de una paradoja.

También podemos tener una indicación de que esta línea de razonamiento es válida al examinar más el arco iris. Cuando separamos mediante un prisma la luz que viene del sol, vemos los colores del arco iris. Dentro de estos colores hay las líneas del espectro. Cada elemento posee un patrón único de líneas en el espectro, así que su presencia se puede verificar con certeza mediante instrumentos científicos de precisión. Si se puede recoger la luz, se la puede analizar, sea en un laboratorio o en una galaxia distante. Los mismos elementos que se ha hallado que forman nuestros cuerpos también se hallan en las galaxias más distantes de nuestro universo.

Pero aparte de los colores del arco iris la física nos dice que por encima del violeta tenemos una forma de luz invisible que llamamos los rayos ultravioletas. Otros rayos invisibles, los rayos infrarrojos, se hallan en el otro extremo del espectro, el lado del rojo. De este modo toda la gama de energía del espectro luminoso va desde las frecuencias más bajas invisibles al ojo humano, hasta las frecuencias más altas que también son invisibles. En algún punto en el medio de la luz de frecuencias visibles están las estructuras atómicas de todo elemento conocido.

La energía de la luz se puede convertir, y se lo ha hecho, en otras formas de energía, tales como el calor, así como en muchas partículas subatómicas. Para conseguir esto último los científicos utilizan aceleradores lineales o ciclotrones diseñados para hacer chocar entre sí partículas atómicas y subatómicas para producir otras nuevas.

La tecnología moderna intensivamente utiliza estas varias frecuencias electromagnéticas con diferentes funciones que se han hallado y que son más apropiadas al ejecutarse en diferentes amplitudes de frecuencia e intensidad. En el extremo superior estamos familiarizados comúnmente con los rayos X, radio y las ondas de televisión. Incluso más arriba podemos medir rayos alfa, gama, beta y rayos cósmicos, de todo lo cual no se gran cosa. En alguna parte en la frontera del infinito se encuentra la inabordable luz de la presencia de Dios.

Para resumir mi patrón de pensamiento, cuando analizamos el espectro de la luz del sol mediante un prisma, descubrimos líneas del espectro en el espectro visible de los colores del arco iris de todo elemento conocido, según se ha organizado en la Tabla Periódica de los Elementos. La tierra fue puesta en órbita alrededor del sol el cuarto día, lo que indica la dimensión dálet como un propósito. Estas líneas del espectro de la luz del sol representan la mayoría de elementos atómicos existentes en el universo y en la tierra. A decir verdad, a veces los científicos hallaron primero estos elementos en el espacio antes de aislarlos en la tierra. El helio, por ejemplo, es un gas muy ligero que se descubrió primero en el sol. Sólo más tarde se halló también en la tierra y en nuestra atmósfera.

De este modo, la presencia de la energía pura de la Creación bien puede representarse racionalmente por un símbolo como el espectro de luz visible al que nos referimos como el arco iris. Como acabo de describir, sabemos que la mayor parte del poder electromagnético de la luz no es visible: se extiende a frecuencias más cortas y más largas, siendo más rápidas o más lentas de lo que el ojo humano puede ver. De paso, los animales ven diferentes amplitudes del arco iris que los seres humanos. Es más, algunos animales ven colores que los seres humanos no pueden ver.

Volviendo al Apocalipsis y a los arco iris, propongo que el arco iris visible también representa la presencia del poder electromagnético que no es visible. En otras palabras, la presencia del arco iris sobre el trono de Dios comunica que todo poder reside y emana de la presencia del Creador, y no sólo el poder que podemos percibir físicamente. Cuando la Biblia indica un arco iris sobre la cabeza de un ángel, está diciendo que este mensajero designado está siendo enviado con pleno poder de Dios para ejecutar sus propósitos de juicio o bendiciones sobre la tierra.

El arco iris sobre la cabeza del que está sentado en el trono del cielo también representa todos los bloques de construcción de la creación. La energía pura emana del centro del universo para formar todas las diferentes formas de materia según sea necesario brota de esa misma fuente. Es muy sencillo figurarse esto. La energía convertida viene en muchas formas, y nosotros en la dimensión dálet podemos tocarla, olerla, saborearla, verla y llamarla materia o elementos catalogados estadísticamente en nuestra Tabla Periódica de los Elementos.

¿Quiénes Son los Ángeles?

Enfoquemos por un momento quiénes o qué son los ángeles. Históricamente todos nuestros museos exhiben pinturas de ángeles con alas. Las alas indican que estos ángeles vuelan, así que su dominio debe ser el aire, tal como la Biblia lo indica. Hay ángeles bien parecidos, y los hay horribles y malévolos.

En la superficie no parecen ser humanos, aunque tienen algunas similitudes con los seres humanos. Los ángeles, por ejemplo, son seres racionales, y algunos son buenos, mientras que otros son perversos. Algunos sirven a Dios, y otros sirven a Satanás. Pertenecen a un nivel o espectro de existencia física más alto que nosotros. Permítame tratar de explicarlo científicamente.

Para entender las manifestaciones de los ángeles que se perciben físicamente debemos derivar analogías de lo que dijimos arriba respecto al arco iris y el espectro electromagnético. Pienso que la longitud de onda de los ángeles es un poco más corta de la de los rayos X. Los rayos X son invisibles para nosotros, y todavía no se han inventado instrumentos para examinar a cabalidad más allá de esa frecuencia. De otra manera ya tendríamos prueba física de su existencia.

Los ángeles y sus cuerpos pertenecen a un orden diferente del universo. Pueden viajar más rápido que la luz porque vienen de un ambiente que está energizado en un espectro físicamente más alto que lo que podemos medir o ver científicamente. En la Biblia está representado por el segmento del arco iris del especto electromagnético que vemos en la dimensión dálet de la tierra. Los ángeles pueden funcionar en el extremo más bajo de su espectro operacional a fin de interaccionar con el universo material, que es la razón por la que Dios los envía a administrar su gobierno sobre la tierra. Su ámbito o medio ambiente de operación en este planeta incluye el aire atmosférico, donde están las nubes, y que la Biblia menciona como cielo natural o primer cielo.

Todos los ángeles deben obedecer a Dios sin cuestionar. Si no, son eliminados al instante, sin ninguna segunda oportunidad. Por esto los ángeles no pueden dejar su primer estado hoy para tener actividad sexual con las mujeres como lo hicieron en los días antes del diluvio. Si tratan de hacerlo hoy, son eliminados de inmediato.

El trabajo de los ángeles buenos es suministrar bendiciones a la humanidad. Pueden ayudarnos en nuestras vidas en este mundo en este tiempo, dálet. Esta ayuda a veces viene en forma de obvios milagros, eventos sobrenaturales que la ciencia no puede explicar. Más a menudo hay miles de milagros no tan obvios que tienen lugar todos los días en la raza humana. Cientos de ellos quedan documentados en las experiencias personales de los que los reciben. Mi propia vida ha sido librada unas cuantas veces en circunstancias al parecer milagrosas.

Como expliqué brevemente en primeras páginas de mis libros, crecí durante los años de los nazis y la Segunda Guerra Mundial en lo que hasta hace poco se llama “Alemania Oriental.” Al terminarse la guerra yo era un adolescente tratando de sobrevivir en medio del caos que se desató durante los últimos meses de la guerra y el colapso del gobierno nazi. Los primeros años de la ocupación aliada fueron también muy difíciles. La primera vez que crucé la frontera después de que la Segunda Guerra Mundial formalmente se había terminado me descubrió un oficial ruso que le ordenó al centinela que me disparara, pero nada sucedió porque el guardia no pudo oprimir el gatillo de su ametralladora. Este milagro me dejó con vida para contar la historia.

Hay muchas otras historias de otros, que he oído o he leído. Tal vez un enfermo de cáncer inexplicablemente recupera su salud cuando no hay razón médica para abrigar la más mínima esperanza. Docenas de cientos de personas pueden testificar de casos como este. Como resultado hay miles de testigos por todo el globo que han experimentado eventos similares de sanidad, de haber sobrevivido milagrosamente en accidentes serios, o una serie de coincidencias que no pueden ser mera casualidad. Cuando una persona se enferma los ángeles pueden dar o añadir algo de su mundo e insertarlo en nuestra biología física para proveer cierta clase de energía que nos falta en nuestros cuerpos, y así la persona se recupera.

El mero hecho de sanarse no es señal absoluta de que un ángel bueno está obrando, sin embargo, porque algunos ángeles malos usan la sanidad para engañar a las personas. Hay ángeles malos que a menudo se aparecen a las personas y aducen ser buenos. Otros tratan de engañar al individuo a que confíe en ellos como dioses o diosas, o como alguien que posee poderes divinos dignos de reverencia o paga. En otras palabras, los demonios a veces usan lo que parece ser una bendición, algo que una persona desea, a fin de descarriarle y arrastrarle a su última destrucción.

A los ángeles malos o demonios les gusta incluso más si pueden usar a una persona engañada para que gane a otros convertidos a que sigan su senda espiritual. A veces logran esto al fortalecer a un “maestro” con “milagros” y otras manifestaciones de poderes paranormales. La clave determinante es la actitud del ángel en cuestión en cuanto a la Biblia. Por ejemplo, ¿es la persona sanada estimulada a arrepentirse y a seguir una fe bíblicamente definida en el Dios de Israel revelado en Jesús el Mesías?

En este punto debo dar una advertencia a mis lectores, especialmente a nuestra generación más joven o cualquiera que no ha leído ni ha aprendido a prestar atención a lo que la Biblia nos dice. Específicamente le advierto a no ponerse a jugar con el ocultismo, ni a tratar de aprender cómo dominar los poderes espirituales de los que parecen poseerlos. Los que buscan y usan tales poderes acaban siendo poseídos por ellos.

Así que no juegue con tablas de espiritismo ni vaya a ver a adivinos, canalizadores, médiums, lectores de naipes tarot, ni asista a sesiones de espiritismo, por más que sean socialmente aceptables. Tales eventos son o bien trucos engañosos o lo que parece ser una promesa deseable de real poder espiritual. En este último caso lo más probable es que encontrará un espíritu amable, amistoso, pero tenga cuidado. Lo más probable es que realmente es un demonio perverso que parecerá amistoso. Usan una persona engañosamente amigable y benéfica que le dirá mensajes “secretos” de personas ya fallecidas o hará alguna hazaña metafísica de profecía, o algún movimiento inexplicable o cambio de algún objeto material.

No les importa si uno los “prueba” de esta manera, y harán algunos trucos impresionantes para atraparlo en sus redes. Son espíritus mentirosos y engañadores cuyo único objetivo es quitarle la vida a su individualidad. Hará todo lo que puedan a fin de evitar que usted llegue a conocer la verdad que le hará libre para llegar a ser una nueva criatura en Cristo, la verdadera fuente de poder.

Hay miles de jóvenes endemoniados encerrados en las cárceles y hospitales de los Estados Unidos. Pregúnteselo a los guardias que trabajan allí. Ellos le dirán los hechos claros y terribles, si es que no me cree. Una vez que los demonios se apoderan de la persona, es muy difícil que esa persona pueda librarse o separarse de ellos. Lea mi sección titulada “Me Llamo Legión” en el Capítulo 3, que relata el encuentro de Jesús con un endemoniado.

Sólo la oración ferviente de los santos clamando por el poder liberador de la sangre de Jesús puede desatar la esclavitud a los demonios. En los Estados Unidos de América ponemos detrás de rejas a estos peligrosos asesinos, pero en la sociedad islámica pueden andar campantes por las calles. Los musulmanes no conocen la Biblia, así que pagan un alto precio, sufriendo las serias consecuencias de la opresión demónica que resulta al ignorar la Biblia. Mire sus ciudades y sus países. Lo que verá es pobreza, destrucción y muerte por todas partes, incluyendo las aflicciones de miles de lágrimas derramadas por familias destrozadas por las consecuencias del engaño del demonio.

Los documentales de televisión por todo el mundo muestran el resultado del dominio del demonio sobre la humanidad. Vuelva y lea de nuevo en cuanto al primer ay, las maldiciones que desatan sobre la humanidad rebelde la quinta trompeta y la quinta copa. A decenas de miles de demonios se les dará permiso para azotar a los seres humanos por cinco meses, para castigar a los rebeldes que niegan de plano la existencia de Dios. Torturarán a todo el que tenga la marca del sistema de la bestia en su frente o en su mano derecha, por cinco meses que terminará con el gran terremoto del 4 de septiembre del 2015.

Esta marca identificará a todo el que se opone a Dios. Estas personas se enloquecerán horriblemente y cometerán incontable cantidad de crímenes inhumanos. Tratarán de escapar de su tortura mediante el suicidio, pero no podrán hacerlo. Por favor, escuche mis advertencias. Por amor a Dios y a usted mismo, escuche. Sé de lo que estoy hablando porque uno de mis parientes es guardia en el hospital de una prisión, que a veces me ha contado lo que ha visto.

Estos ángeles malos pertenecen al dominio de Satanás. Son aliados de Satanás. Su tarea asignada es imponer “maldiciones” y quitar lo bueno del mundo material, para que los seres humanos sufran por la espada, el dolor, las lágrimas, enfermedades y fracasos otros de la dimensión dálet según se expresa en la edad zayin de la historia humana. Estos espíritus mentirosos influyen en las personas para que hagan el mal. La historia es testigo suficiente de los triunfos de Satanás. Sus miles de agentes perversos han producido miles de testigos que testifican de sus poderes e influencia espiritual sobre los seres humanos. Nuestra única defensa contra ellos es la oración al verdadero Dios de Israel y la sangre redentora que fluyó del costado de Jesús.

Pero la clase y cantidad de mal que los ángeles caídos tienen permitido hacer está restringida por los propósitos más grandes de Dios. Siempre hay límites. Los primeros capítulos del libro de Job indican esto claramente. Todos los ángeles están a fin de cuentas bajo el control de Dios; incluso los rebeldes deben ajustarse al plan de Dios, como lo explico en mi primer libro.

Conforme las dos tribulaciones están llegando a su fin, el del cielo y el de la tierra, todos los ángeles malos a la larga serán confinados al abismo o al infierno. Mi pregunta es: ¿qué les pasó a los ángeles del aire y el mundo? Apocalipsis 10 conecta con el anuncio de los Siete Truenos, que a Juan no le fue permitido escribir para nosotros porque estos mensajes estaban dirigidos a los ángeles malos que viven en el ámbito atmosférico del aire de la tierra y no para los habitantes humanos de la tierra.

Cuando Jesucristo venga en el aire o las nubes y los santos resucitados vayan al aire y a las nubes para encontrase con él, una cosa es segura: ningún ángel malo estará en ese aire para arruinar este glorioso encuentro. De hecho, Jesús se asegurará de que el espacio del aire de la tierra haya sido limpiado antes de que él llegue para resucitar a los santos fieles a la vida eterna de la primera resurrección.

De este modo concluyo que los siete truenos eliminarán del planeta a todos los ángeles malos y purgarán de todo mal el dominio del aire. Cuando llegue el reino de Dios no habrá ningún demonio que tergiverse, distorsione o de otra manera arruine el Nuevo Orden Mundial establecido por Jesucristo. El mensaje y eventos que rodean a los siete truenos se podrían llamar una tercera tribulación en el aire. Se dirige específicamente a los ángeles caídos que habitan en la atmósfera de la tierra. Desde este punto y en adelante Dios nunca más permitirá que ningún ser sobrenatural interfiera con la humanidad como para causar rebelión y destruir la paz y la armonía de la comunidad decente.

Daniel anota que después del 17 de septiembre del 2015 un ángel bueno anunciará “bendiciones” para todos. El mundo ahora está transferido de la edad jet a la edad tet = nueva vida. Ya no hay ningún ángel malo en el aire, y los ejércitos de demonios han sido purgados de la tierra. Hay muchos pasajes bíblicos que indican que el aire es la provincia o medio de los poderes de Satanás, tal como se describe en la carta a los Efesios:

En los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia (Efesios 2:2, énfasis añadido).

Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. 12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes (Efesios 6:11-12).

Un Consejo Especial para mis Amigos Cristianos

Muchos cristianos tienen una cantidad de nociones falsas en cuanto a la ira de Dios. Muchas de ellas surgen de creencias populares que han surgido alrededor de la teoría del rapto al enfocar los últimos días. Muchos cristianos piensan que la única manera de escapar a la ira de Dios es no estar aquí durante la tribulación. Tal concepto erróneo requiere un sistema de creencias que divide la primera resurrección en dos etapas o sucesos separados. La primera etapa es una resurrección secreta o “ rapto” que tiene lugar antes de que empiece la tribulación. Este es el contexto teológico presentado en muchas novelas tales como la serie Left Behind (Dejado atrás). Según esta teoría, la segunda fase tiene lugar después de la tribulación para los que se arrepientan durante esos siete años.

Esta idea popular de un “rapto secreto de los santos” es muy reconfortante porque les promete a los creyentes un escape cierto de las pruebas dolorosas y sucesos mortales profetizados que tendrán lugar durante la gran tribulación. Los cristianos que confían en el rapto bien pueden ignorar el mundo que les rodea. Muchos están dedicados a la evangelización ahora, pero no están planeando ni preparándose para la gran cosecha de almas que habrá durante la tribulación.

La vida del creyente no es suya propia. Jesús la compró con su sangre (1 Corintios 6:20; 72.23). Por cierto que no buscamos la persecución o el martirio, pero si viene durante nuestros años de servicio, que así sea. Dios con certeza puede preservar durante la tribulación a quién él escoja, tal como salvó a los tres amigos de Daniel en el horno de fuego (Daniel 3:16-18).

Mis libros presentan muchos conceptos bíblicos de una manera que usted tal vez nunca ha oído en su iglesia. Espero que tenga una mente abierta y que estudie la Biblia por sí mismo, y no escuche a los que han sido educados en un sistema cerrado. La mayoría de la élite tiene trabajos que dependen financieramente del establecimiento religioso, educativo, corporativo o gubernamental. La mayoría tiene puesto un bozal debido a estas consideraciones materiales. Si se atreven a levantar una voz de opinión desarrollada independientemente, lo más probable es que pierdan la oportunidad de hallar empleo en alguna parte.

El plan de Dios es muy lógico. Es tan diferente de los muchos mitos perpetrados por los teólogos profesionales que manipulan las palabras para embutirlas en algún escenario del fin en particular. Recuerde, si usted no puede hallar por lo menos dos y cinco testigos bíblicos claros, no tiene caso. Por ejemplo, no hay ningún versículo bíblico que clara y específicamente le diga a la iglesia que cuente con un rapto pre-tribulacionista en conexión con un cambio corporal, o evento de resurrección. No obstante, el concepto de que la iglesia será sacada de la faz de la tierra bien sea antes de que empiece la gran tribulación o antes de que empiece la ira de Dios se enseña como dogma en muchas iglesias. Tenemos un Foro de Lectores en línea en www.apocalypse2008-2015.com en donde usted puede colocar cinco versículos claros que demuestren la teoría del rapto, si puede hallarlos. Estoy a la espera.

El malentendido básico de este asunto profético surge del desconocimiento de lo que es realmente la ira de Dios. Lógicamente la razón porque la iglesia nunca será arrebatada antes de la gran tribulación tiene que ver con los cuatro ángeles de la muerte. Recuerde que los ángeles de la muerte atacan a los habitantes rebeldes de la tierra restantes, especialmente justo antes del gran terremoto.

Justo trece (13) días más tarde, más uno, termina el dominio de Satanás sobre la tierra, y empiezan los días de bendición prometidos por Daniel. Como en el antiguo Egipto después de la primera Pascua, los ángeles de la muerte habrán pasado de largo dejando a millones de niños que se convertirán en huérfanos. ¿Quién va a cuidar a esos niños pequeños que fueron dejados?

Mi pregunta para usted, querido hermano o hermana en el Señor es esta: Si usted ya está en el cielo, ¿quién queda atrás para cumplir una tarea tan importante? Por supuesto, muchos que se llaman “cristianos” no sobrevivirán a la misión de los ángeles de la muerte, tal como todos los santos mundanos de la primera civilización humana perecieron en el gran diluvio. Las normas de Dios siempre han sido muy altas, y la enseñanza de Jesús las puso en su debido lugar. Esto exige un examen serio de nuestros motivos como discípulos de Aquel que en este tiempo viene para juzgar al mundo.

Pienso que los verdaderos cristianos de todo el mundo que sobrevivan estos días finales de muerte organizarán atención de emergencia y un programa de alimentos de supervivencia para los muchos niños que quedarán vivos para vivir en la nueva edad tet de Dios en la tierra. Recuerde que no todos morirán. Calculo que alrededor de 500 a 800 millones de personas sobrevivirán a la gran tribulación; es decir, una de cada ocho o diez.

Europa, como cama caliente del mal, sufrirá más porque fue la sede del Anticristo. El resto del mundo tendrá más sobrevivientes. Pienso que los Estados Unidos de América, con una gran proporción de creyentes entre su población, poseerá todavía un resto de una infraestructura gubernamental social y local con la que tratará de respaldar y ayudar a los menos afortunados por todo el mundo.

La Mini-tribulación termina el 17 de septiembre del 2015. ¡Diecisiete quiere decir victoria! Seis días más tarde, el 23 de septiembre del 2015, Jerusalén celebrará el ayuno del Día de la Expiación como festival de liberación de las consecuencias del pecado. Los israelíes sobrevivientes entonces estarán a la espera del mesiánico Rey de reyes que pronto vendrá. “Por consiguiente, estén alerta,” repitió Jesús vez tras vez.

Como los fuegos pirotécnicos con que se celebra el día de la independencia el 4 de julio en muchas ciudades de los Estados Unidos, nadie se perderá los fuegos pirotécnicos cósmicos de la venida de Cristo. Serán los fuegos pirotécnicos más gigantescos y los únicos cósmicos en la tierra desde el principio de la edad zayin hace 6.000 años.

Amado hermano o hermana en Cristo, ¡despiértese! Así que no se vaya a la cama para perderse el único evento cósmico de la historia. ¡Mire el otro riel! Si estudia la información judía respecto al tiempo del plan de Dios, no quedará desencantado, aun si mis fechas yerran un poco:

Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón. Porque todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día; no somos de la noche ni de las tinieblas. Por tanto, no durmamos como los demás, sino velemos y seamos sobrios. Pues los que duermen, de noche duermen, y los que se embriagan, de noche se embriagan. Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor, y con la esperanza de salvación como yelmo. Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo, quien murió por nosotros para que ya sea que velemos, o que durmamos, vivamos juntamente con él. Por lo cual, animaos unos a otros, y edificaos unos a otros, así como lo hacéis (1 Tesalonicenses 5:4-11).

4. El Cuarto Ayuno del Doceavo Período La Séptima Trompeta, la Séptima Copa

10 de Tevet de 5776 - 22 de diciembre del 2015

Todavía queda una última trompeta, un último llamado al arrepentimiento, y una última copa de la ira de Dios:

El séptimo ángel derramó su copa por el aire; y salió una gran voz del templo del cielo, del trono, diciendo: Hecho está. Entonces hubo relámpagos y voces y truenos, y un gran temblor de tierra, un terremoto tan grande, cual no lo hubo jamás desde que los hombres han estado sobre la tierra. Y la gran ciudad [Jerusalén] fue dividida en tres partes, y las ciudades de las naciones cayeron (Apocalipsis 16:17-19, corchetes añadidos).

Y Jehová dará su orden delante de su ejército; porque muy grande es su campamento; fuerte es el que ejecuta su orden; porque grande es el día de Jehová, y muy terrible; ¿quién podrá soportarlo?

Por eso pues, ahora, dice Jehová, convertíos a mí con todo vuestro corazón, con ayuno y lloro y lamento. Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos, y convertíos a Jehová vuestro Dios; porque misericordioso es y clemente, tardo para la ira y grande en misericordia, y que se duele del castigo. ¿Quién sabe si volverá y se arrepentirá y dejará bendición tras de él, esto es, ofrenda y libación para Jehová vuestro Dios? (Joel 2:11-14).

Las Vírgenes no Preparadas

Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre. Entonces estarán dos en el campo; el uno será tomado, y el otro será dejado. Dos mujeres estarán moliendo en un molino; la una será tomada, y la otra será dejada (Mateo 24:38-41).

El mundo, incluyendo a muchos cristianos, no estará preparado para la gran tribulación. Jesús caracterizó esta falta de preparación indicando que un grupo de personas “será dejado,” mientras otro “será tomado.” Esto no se refiere al rapto ni a una resurrección, al contrario de lo que se enseña en muchas iglesias actuales. Pienso que se refiere a los que dejan con vida los cuatro ángeles de la muerte, tal como en los días de Noé cuando los justos fueron salvados mientras que los malos perecieron.

Esos horrendos mensajeros angélicos de la muerte herirán y matarán a las personas que están en la categoría de cabritos por todo el mundo, como ya he explicado previamente. Recuerde que antes de la venida del Hijo del Hombre debe tener lugar un proceso selectivo. Algunos quedarán vivos y otros morirán. Esta es la realidad inescapable de cómo las ovejas son separadas de los cabritos (Mateo 25:31-46). Los que creen, velan y estudian las señales bíblicas, y oran por su venida, y no se sorprenderán ni se desilusionarán cuando suceda:

Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis (Mateo 24:44).

En la parábola de las diez vírgenes el novio aparece justo antes del amanecer de un nuevo día. A partir de este y otros pasajes bíblicos entendemos que el reino de los cielos aparecerá en la tierra al amanecer de una nueva edad, según lo representa la parábola por la entrada de las vírgenes o la pérdida de la oportunidad de entrar a la cena de las bodas del novio. Las que estuvieron listas entraron; y a las que no tenían aceite, que no estuvieron preparadas, se les negó la entrada puesto que el novio no las conocía.

Entonces el reino de los cielos será semejante a diez vírgenes que tomando sus lámparas, salieron a recibir al esposo. Cinco de ellas eran prudentes y cinco insensatas. Las insensatas, tomando sus lámparas, no tomaron consigo aceite; mas las prudentes tomaron aceite en sus vasijas, juntamente con sus lámparas. Y tardándose el esposo, cabecearon todas y se durmieron. Y a la medianoche se oyó un clamor: ¡Aquí viene el esposo; salid a recibirle! Entonces todas aquellas vírgenes se levantaron, y arreglaron sus lámparas. Y las insensatas dijeron a las prudentes: Dadnos de vuestro aceite; porque nuestras lámparas se apagan. Mas las prudentes respondieron diciendo: Para que no nos falte a nosotras y a vosotras, id más bien a los que venden, y comprad para vosotras mismas. Pero mientras ellas iban a comprar, vino el esposo; y las que estaban preparadas entraron con él a las bodas; y se cerró la puerta. Después vinieron también las otras vírgenes, diciendo: ¡Señor, señor, ábrenos! Mas él, respondiendo, dijo: De cierto os digo, que no os conozco. Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del Hombre ha de venir (Mateo 25:1-13).

Jesús nos anima que cuando nuestra situación se vuelva de lo más sin esperanza alcemos nuestros ojos y creamos que él viene. Cuando estamos en medio del humo y la oscuridad, y rodeados por el hedor de muerte constante, es particularmente allí que Jesús nos dice que no nos desalentemos. Más bien nos recuerda que observemos a la higuera para discernir su temporada (Mateo 24:32). Debemos observar las demás señales que Dios nos ha provisto en la Biblia, también, tales como observar a las aves de rapiña, contar los días, y reconocer las señales de las estaciones, tal como el agricultor sabe cuándo los higos están a punto de madurar.

Cuando empiecen los eventos destructivos de la gran tribulación, muchos cristianos no reconocerán que los siete años de Daniel han empezado. Al empeorar las cosas, sin embargo, algunos empezarán a darse cuenta de que sus maestros cristianos los han guiado equivocadamente. Habían esperado ser arrebatados, llevados al aire y sacados de la tierra antes de la gran tribulación. Cuando no lo sean, muchos se sentirán indignos, o listos a darse por vencidos. Consecuentemente, su fe en “la venida del Señor” se verá severamente sometida a prueba durante este tiempo de problemas. Por eso Jesús repetidas veces advirtió a los creyentes que “estén velando” y que no abandonen la esperanza cuando el desaliento se cierne en el horizonte.

La Biblia dice muy claramente que el Señor vendrá en esplendor cuanto el polvo del juicio se haya asentado. Indica que este maravilloso evento tendrá lugar después de la séptima trompeta, que se toca al final de la gran tribulación. En la parábola de las vírgenes sabias e insensatas, a medianoche se oyó la proclama llamando a las vírgenes que salgan a recibir al novio, pero el novio se retarda y luego aparece inesperadamente.

Esta referencia a las horas después de la medianoche representa las horas más negras de la tribulación. La demora hace que el novio llegue inesperadamente en una hora cuando la oscuridad empieza a ceder por la llegada del amanecer de un nuevo día. Jesucristo vuelve del cielo enviando a sus ángeles delante de él para librar una guerra contra los ejércitos combinados del Anticristo, cuyos cadáveres proveen un festín para las bandadas de aves migratorias, como se explicó en el Capítulo 4 (Apocalipsis 19:11-21). Con la aproximación de la llegada de Cristo con los ejércitos celestiales la aurora empieza a romper porque Jesús ya ha roto los poderes de las tinieblas alineados contra Jerusalén antes de que él aparezca con poder y autoridad para cumplir el propósito divino prometido en el momento fijado desde mucho tiempo atrás.

Hace dos mil años el cuerpo de Jesús fue transformado a la dimensión jeh cuando se levantó de los muertos en Jerusalén. Este evento tuvo lugar bien sea antes o durante las primeras horas de la madrugada del primer día de la semana, “mientras todavía estaba oscuro.” De este modo se le apareció a María Magdalena al amanecer de un nuevo día (Juan 20:1-18). Es muy posible que los eventos mencionados respecto a la resurrección de Jesús se alineen bien aquí con la parábola del novio, en donde la aurora de un nuevo día está en paralelo con la aurora de la nueva edad del reino mesiánico después de que ha sido rota la oscuridad del dominio de Satanás.

El impacto que confunde resultante de las teorías pre-tribulacionistas es difícil de borrar puesto que han sido tan populares en los Estados Unidos por los últimos cien años. Pero el que Jesús aparezca brevemente para rescatar a sus santos bien sea antes o en la primera parte de la última hora de poder de Satanás sobre las naciones, o en medio de la gran tribulación, no tiene sentido por ningún lado; especialmente cuando Satanás todavía está presente en el cielo. Los cristianos deberían realmente estudiar la séptima trompeta y la secuencia de los eventos que ella anuncia, o de lo contrario pueden sufrir gran desilusión y pérdida de propósito. Los discípulos desalentados nunca son tan útiles para Dios como deberían serlo.

Después de la expulsión de Satanás de la dimensión jeh, el reino de Dios será establecido en ese ámbito durante el 8º y 9º períodos (22 de enero del 2013 al 21 de marzo del 2014, que también es un equinoccio). Sin embargo, opino que la resurrección de los santos mencionada en Apocalipsis 20:4 tendrá lugar como 2 ó 3 años más tarde de dimensión dálet, según lo indico en las varias tablas de la gran tribulación. El día y hora exacta es incierto, y por eso se nos dice que velemos y esperemos.

La Tabla de Siete Años de la Gran Tribulación muestra tres estaciones (años) entre el fin de la tribulación y el principio del reinado de mil años de paz (21 de diciembre del 2015 al 24 de mayo del 2018), pero otras señales indican sólo días para su cumplimiento después de que haya terminado la Gran Tribulación:

Cuando los siete truenos hubieron emitido sus voces, yo iba a escribir; pero oí una voz del cielo que me decía: Sella las cosas que los siete truenos han dicho, y no las escribas. Y el ángel que vi en pie sobre el mar y sobre la tierra, levantó su mano al cielo, y juró por el que vive por los siglos de los siglos, que creó el cielo y las cosas que están en él, y la tierra y las cosas que están en ella, y el mar y las cosas que están en él, que el tiempo no sería más, sino que en los días de la voz del séptimo ángel, cuando él comience a tocar la trompeta, el misterio de Dios se consumará, como él lo anunció a sus siervos los profetas (Apocalipsis 10:4-7).

El libro de Apocalipsis menciona siete truenos, cuyos mensajes no se nos revelan. Lo que ellos dicen nunca se sabrá en la tierra sino cuando la gran tribulación ya sea historia. También es imposible fijar fecha para lo que sucede en el cielo porque “el otro lado” es la dimensión de la eternidad sin relojes terrenales que Juan podría ver. Si hubiera alguno él nos lo hubiera dicho.

Opino que el misterio de la fecha de la resurrección respecto a los eventos en el cielo es completo. Posicionar la transformación de los santos en la edad zayin está fuera de carácter y es errado. Colocar el rapto al principio de la tribulación incorrectamente mezcla tipos o metáforas proféticas y los aplica sin el testimonio neutral y sin prejuicios que se necesita para sustanciar sus teorías.

Una boda en el cielo con Satanás todavía allí es imposible; él arruinaría la fiesta. El misterio de la cena de bodas se revelará sólo después de que se toque la séptima trompeta, y eso es un hecho claramente indicado en la Biblia. Si las siete trompetas se tocan fueran de secuencia, no puede haber una resurrección en la séptima trompeta. Se deben tocar las trompetas 1 al 6 antes de que pueda haber una séptima.

Además, tampoco se nos ha revelado con planos detallados el mecanismo de la resurrección. Por ejemplo, no hay información genética respecto a cómo son transformados los cuerpos humanos, cómo sucede todo eso, y de qué forma serán diferentes. Para esto simplemente tenemos que esperar y ver. Dios no quiso confundirnos con algo tan complejo e imposible que los mortales capten.

Sólo el apóstol Pablo trató de describir la resurrección. Singularmente entre los apóstoles, Pablo fue un erudito tremendamente educado e inspirado que en realidad conferenció cara a cara con Jesús en un período de tres años en Arabia. Sus nociones de la resurrección deben haber recibido más desarrollo en su visita al “tercer” cielo. Pablo escribe en 1 Corintios 15:35-38 sobre muchos de los aspectos del cuerpo espiritual que los creyentes recibirán, pero de los que leen su relato, muchos todavía no lo entienden.

En 1 Tesalonicenses 4:13—5:11 Pablo escribe del tiempo de la venida de Cristo y la resurrección de los santos. De estos pasajes y otros, las varias escuelas de pensamiento cristiano han formulado conceptos en competencia respecto a la resurrección, casi todos sin el beneficio de los contextos cronológicos y de eventos que yo he provisto en estas páginas.

Todo lo que les pido a mis lectores es que estudien y decidan por sí mismos. Es el cumplimiento en sí lo que es la verdadera prueba de estos asuntos. Dios hará lo que va a hacer, cuando quiera hacerlo; sin que importe si usted cree o no lo que yo creo o enseño.

5. Cumpleaños y Resurrección de Jesús

24 de diciembre del 2015

Hemos llegado a la última porción de este libro. Por un momento imaginémonos que somos padres de una muchacha adolescente. Llegamos a casa después del trabajo esperando que la muchacha esté en casa. Cuando abrimos la puerta de entrada notamos una prenda de vestir de ella en el piso. Al levantarla, vemos más, en lo que parece ser un rastro que lleva al segundo piso. Conforme vamos recogiendo ordenadamente su ropa, nos preguntamos: “¿De qué se trata todo esto?”

Marcada por su ropa regada por el piso, la pista de nuestra hija nos lleva a su dormitorio. De la nada surgen pensamientos al instintivamente prepararnos para algo inesperado, tal vez horrible. Ahora estamos ante la puerta de su cuarto. ¿Está ella en casa? ¿Qué vamos a hallar detrás de su puerta? ¿Será todo lo que podríamos esperar? ¿Por qué esos marcadores dejados para que nosotros los encontremos?

Mi libro está lleno de marcadores que he hallado en la Biblia respecto a los últimos días del plan de Dios para la humanidad. Fue todo un trabajo seguir un trecho del sendero, y luego otro, a fin de recoger pasajes aquí y allá conforme buscaba patrones de confirmación.

Al leer hasta este punto usted ha seguido conmigo el sendero. Ahora, juntos estamos en esta coyuntura frente a la puerta, que tiene el letrero del 10 de Tevet. El 10 es representado por yod, un “nivel más alto” o una “mano en descanso” en el Sistema Numérico del Alfabeto Hebreo. El diagrama del Reloj Mundial de Cuclillo muestra el número diez (10) en la parte más alta de la carilla, en posición de las 12 en punto.

Las tablas predicen que el fin de la gran tribulación será en 21 de diciembre del 2015, que también coincide con un solsticio cósmico. Este día tiene la noche más larga del año en el hemisferio norte. Tres días más tarde es el 24 de diciembre, cuando los días ya empiezan a alargarse con la espera y esperanza del renacimiento de la primavera.

A diferencia de los eventos la tribulación, no hay engranajes o ciclos específicos para relacionar el regreso de Jesús al monte de los Olivos de Jerusalén y una fecha específica. He calculado cómo la gran tribulación es acortada, así como su fin, pero más allá de eso debemos esperar. Pienso que Jesús volverá pronto después de que se termine la gran tribulación debido a lo que está escrito en Apocalipsis 19 y otras referencias, pero sólo puedo suponer una fecha posible para ese bendito evento. Pienso como sigue.

El 24 de diciembre tiene lugar la nochebuena, porque es el inicio de la navidad, la fecha tradicional occidental del nacimiento de nuestro Señor Jesucristo. Su resurrección fue como un segundo cumpleaños después de haber estado muerto por tres días en la tumba. ¿Marcará el 24 de diciembre, que viene tres días después del fin de la gran tribulación, una celebración de cumpleaños de resurrección para su cuerpo de creyentes?

Al estar frente a esta puerta del calendario, hemos dejado atrás todos los marcadores previos. ¿Podemos esperar algo muy grande cuando abramos esa puerta? ¿Se nos invitará a celebrar su segundo cumpleaños? ¿Ha llegado finalmente el tiempo de satisfacer nuestro anhelo de que nuestro cuerpo sea redimido del dolor y sea resucitado en gloria? ¿Podría ser posible que la resurrección de los santos tenga lugar este día?

Para satisfacer al escéptico respecto a la fecha del retorno del Señor, admito que hay una cierta tenue esperanza para los que aducen que el Señor tal vez regrese en el año 2016 ó 2017, el 24 de diciembre. Tal vez sus argumentos quedarán demostrados como acertados por el desarrollo de eventos, pero estoy convencido de que el 24 de diciembre del 2015 será el día más especial de mi vida porque veré a Aquel en quien he creído.

No tropiece en esta breve especulación mía respecto al día de la Segunda Venida de Jesús. Las fechas de la gran tribulación son asuntos muy diferentes. Compadezco a los que insisten en interpretar la afirmación bíblica de que “nadie sabe el tiempo” como razón suficiente para no leer mis libros. No levante murallas defensivas de prejuicios tan altas como para darse por vencido sin luchar por entender lo que se presenta en estas páginas. Sea que concuerde con mis conclusiones o no, por lo menos léalas con atención.

En mis libros he documentado muchas “coincidencias.” Combinadas demuestran que las fechas a que he llegado para los principales eventos bíblicos de la gran tribulación son precisas. No son accidentes o casualidad porque se alinean perfectamente vez tras vez en todos los siete años enteros.

Un Repaso de los Números

Repasemos una vez más mis números y cálculos. Quiero usar un concepto gráfico para ilustrar los patrones para confirmar el alineamiento profético. El 9 de Av (3 er mes del 12º período, 25 de julio del 2015) es como una estrella que proyecta rayos de luz en tres (guímel) direcciones diferentes. La primera es cuando retrocedemos 64 días al principio del doceavo período de siete meses, el 22 de mayo del 2015 (El número 64 es un intervalo importante de engranaje).

El segundo rayo apunta hacia adelante 40 días, al 4 de septiembre, que es el comienzo del tercer ay y el gran terremoto que termina el primero y segundo ayes. Esta fecha también está correlacionada con las aves de rapiña migratorias que vuelan sobre los cadáveres de los ejércitos rusos e islámicos. De nuevo, note que estos períodos se superponen o alinean con los ciclos cósmicos que yo no inventé, ni puedo manipularlos. También se superponen con el diluvio de los tiempos de Noé cuando llovió por 40 días y noches hebreos. Esto terminó en una posición de Tamuz, y lo mismo sucederá en nuestro tiempo. La estructura política de poder mundial del dominio de Satanás terminará para siempre.

El tercero apunta hacia adelante 150 días proféticos (152 solares) al 24 de diciembre del 2015, la noche anterior al cumpleaños de Jesucristo. Podríamos expresar este número 150 como 40+80+30 = 150. Empezando el 9 de Av (25 de julio; destrucción del tercer templo) añadimos 40 días proféticos para llegar al terremoto del 4 de septiembre. Cuando añadimos otros 80 días, llegamos al 24 de noviembre. Treinta días después nos lleva al 24 de diciembre, como el último día de este ciclo.

¿Por qué uso estos intervalos? Refiriéndonos de nuestro al Sistema Numérico del Alfabeto Hebreo, cuarenta (40) quiere decir mem = pruebas, dolor en este mundo y con propósito. Ochenta (80) quiere decir pe = boca o habla, y treinta (30) quiere decir lamec = dedicación. El tiempo de “hablar” se usa para limpiar la tierra de Israel de todos los huesos de los muertos que serán enterrados en un valle designado como se ha descrito previamente.

4 Mes

También pienso que estos 80 días que siguen al terremoto serán un período de poder celestial limpiador que se derrama del otro lado sobre la dimensión terrenal. Primero, durante el tercer ay de los siete truenos los demonios y ángeles caídos que han llenado la atmósfera y deambulado visiblemente en la tierra en la dimensión dálet desde el primer ay serán quitados de la tierra y arrojados al abismo o lago de fuego. Dios no permitirá ninguna posesión demoníaca en su reino futuro. Esto será paralelo con el hecho de las aves de rapiña limpiando los cadáveres que resultaron del Armagedón. A estas limpiezas profetizadas seguirán esfuerzos humanos por volver a poner sus vidas en orden. Para el fin de los ochenta más treinta días la tierra quedará purificada del mal y lista para el Gran Día de la Venida del Señor.

Quiero recalcar de nuevo: el 17 de septiembre de 2015 es el día más importante en la historia eterna de la tierra, del universo y del cielo. Es la fecha del fin de los 1335 días de la profecía de Daniel que se celebrará por mil años en el futuro porque marca el fin del dominio de Satanás.

Los ángeles caídos o demonios ya no servirán a ningún propósito en el plan de Dios para redimir a la humanidad. Para entonces habrán sido eliminados de los tres cielos: el tercer cielo del trono de Dios, el segundo cielo o dimensión jeh que envuelve a la tierra y la atmósfera. Puesto que no sirven a ningún propósito para Dios, dejarán de existir o vivir. Dios los eliminará echándolos al agujero negro del abismo en camino al lago de fuego. El futuro reino de Dios ya no está plagado por ninguna actividad demónica. Jamás nadie verá a seres humanos impulsados por los demonios a asesinar a seres humanos, sea como asesino en serie, o las conquistas brutalmente homicidas de cristianos fanáticos, islámicos o algún otro tipo de ejército que ha matado inocentes en el nombre de Dios.

El número 150 también se puede expresar como 3x50, lo que connota una combinación de guímel (3), o sea, completo o aprobación a nivel divino y nun (50), que representa a la Tierra Prometida o el regreso de Israel y la restauración de su tierra. (El número 50 también es un engranaje, como en el jubileo). De nuevo, desde la destrucción del tercer templo el 9 d Av, cuente 3 engranajes de 50 días para llegar al 24 de diciembre.

La ira de Dios arde cuando sus enemigos tocan el centro (la niña, la pupila) de sus ojos: Israel. Allí es cuando las chispas empiezan a saltar. Como ya he dicho antes, el templo es uno de los principales marcadores de Dios para el fin de la edad zayin. El Sistema Numérico del Alfabeto Hebreo provee el segundo testigo al deletrear “victoria” el 17 de septiembre del 2015 al fin de la mini-tribulación.

En este punto hay varias referencias que indican que el fin de la gran tribulación y el regreso de Jesús tendrán lugar pronto después del 24 de diciembre del 2015. No puedo pensar que la ira de Dios vaya a durar otro año o más.

Tres días pasan entre el 21 y el 24 de diciembre. El número tres es representado por guímel, perfección divina. El templo fue la estaca principal (Tamuz) para preparar la tabla de la historia de la humanidad, y yo lo consideraría el mismo centro de la profecía. Todas las profecías apuntan al templo de Jerusalén, completando el cuadro.

Yo no inventé este concepto, y me llevó dos años escribir cómo expresarlo. Cuando empecé yo no sabía nada de esto, y lo recibí en pedazos y retazos. Cuando empecé no me daba cuenta de que un entendimiento básico de la tecnología del reloj de cuclillo me llevaría a escribir un libro sobre el plan entero de Dios para las edades.

Al superponer la posición del 24 de diciembre con la Tabla de Siete Mil Años de Historia Humana y la Tabla de Siete Años de la Gran Tribulaciónse nota que el Día de Venganza del Señor no coincide exactamente con la Segunda Venida del Señor Jesús por su iglesia.

La Segunda Venida del Señor Jesucristo - La Séptima Trompeta

El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos. Y los veinticuatro ancianos que estaban sentados delante de Dios en sus tronos, se postraron sobre sus rostros, y adoraron a Dios, diciendo: Te damos gracias, Señor Dios Todopoderoso, el que eres y que eras y que has de venir, porque has tomado tu gran poder, y has reinado. Y se airaron las naciones, y tu ira ha venido, y el tiempo de juzgar a los muertos, y de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra.

Y el templo de Dios fue abierto en el cielo, y el arca de su pacto se veía en el templo. Y hubo relámpagos, voces, truenos, un terremoto y grande granizo (Apocalipsis 11:15-19).

Aquí de nuevo vemos un ejemplo clásico de interpretación de escritos proféticos con el Sistema Numérico del Alfabeto Hebreo como la clave para tener las cosas en el orden debido. El evento más importante de Jesús recibiendo dominio sobre la tierra viene primero en el cielo. Después de ese evento en el cielo vienen los eventos que se desarrollan en la tierra.

Pero en la dimensión tiempo de dálet el orden real de los eventos según se perciben y se suceden es inverso. Primero viene el terremoto, el granizo y los siete truenos, seguidos por la resurrección y la premiación de los santos muertos y vivos, a fin de determinar quien reinará con Cristo y en qué capacidad durante la edad milenial tet del gobierno de Jesús sobre la tierra. Finalmente la humanidad oirá la proclamación de que el Rey y su reino vienen y verán la llegada real de su nuevo Rey con sus ejércitos celestiales.

Algunos versículos indican que Jesús aparecerá inmediatamente después de la gran tribulación; después del terremoto. Si la resurrección de los santos tiene lugar en navidad, Dios nos sorprenderá con gozo indecible en la celebración de su nacimiento. ¡Qué maravilloso regalo de navidad para los creyentes!

Hay algo más muy interesante respecto a una resurrección en navidad. El 24 de diciembre viene tres días después del fin de la gran tribulación. Por analogía estos tres días son como los tres días que Jesús estuvo en la tumba antes de su propia resurrección. Así como el creyente nace de nuevo por fe en el Hijo, recibiendo el Espíritu Santo, así seremos renacidos de la muerte en su venida tal como Jesús es las primicias de la tumba. Este alineamiento sería una combinación perfecta con el Sistema Numérico del Alfabeto Hebreo (1 Corintios 15:20; Colosenses 1:18).

Cuando nacemos de nuevo llegamos a tener dos cumpleaños: uno en la dimensión basada en siete y uno en la dimensión basada en cinco. Siendo plenamente hombre, Jesucristo tiene también dos cumpleaños. Sin embargo, los dos cumpleaños de Jesús tienen lugar el mismo día, el 24 de diciembre por la noche, debido a que ambos pertenecen a la dimensión basada en cinco.

Dos veces la dimensión basada en cinco indica lógicamente el mismo día; tal como dos veces en nuestra semana de dimensión basada en siete (siete días) siempre nos lleva al mismo día de la semana. En tanto que algunos eruditos a veces niegan la fecha del 24 de diciembre como la fecha del primer nacimiento de Jesús, el Sistema Numérico del Alfabeto Hebreo respalda la fecha tradicional, que es apropiada.

Después de considerar estas muchas superposiciones o alineamientos de los engranajes del reloj y calendario, he llegado a creer que el 24 de diciembre del 2015 por la noche que conduce al nuevo día es la fecha más probable para que el Señor venga de nuevo a este mundo. Alineando el Sistema Numérico del Alfabeto Hebreo con los Doce Festivales y Ayunos Judíos fue todo un descubrimiento para mí, puesto que no soy judío, y no he recibido educación sobre el otro riel de la vía férrea.

La Piedra de Roseta me había abierto previamente la profecía de Daniel y me había revelado un código binario, la proporción 7:5, que estableció las fechas y calendarios que componen la esfera del Reloj Mundial de Cuclillo para Satanás y la humanidad. La ilustración del huevo ruso describe cómo la verdad se revela en patrones de alineamiento creciente porque hay mucho que aprender.

Para los que nunca antes han leído la Biblia todo este material será difícil de entender sin el Espíritu Santo como tutor para dar claridad al texto. Sea que usted sea creyente o no, pídale a Dios en oración sencilla que le ayude a entender su plan de amor para la humanidad. Pídale que envíe su Espíritu para que le guíe a toda verdad (Juan 16:13).

Algunos cristianos se disgustarán al descubrir los muchos vacíos en su teología profética, pero todos debemos ahora resolver la situación cuando nuestros pensamientos e ideas se ven en conflicto con el claro lenguaje de la Biblia. Por supuesto, sostener una opinión que difiere de la que se presenta aquí es una cosa. ¡Ver las ideas preconcebidas hechas añicos por los eventos reales que tienen lugar en la vida de uno mismo es otra completamente diferente!

Escribir este libro ha sido todo un peregrinaje. He hallado más perlas en el océano de la Biblia de las que puede incluir. Incluso así, la mayoría probablemente hallará necesario leer este libro más de una vez. En su todo el plan para la humanidad es muy complejo; mi esperanza es que usted recibirá bien mi versión del mensaje de Jonás.

El Sistema Numérico del Alfabeto Hebreo sobrevivió al diluvio y llegó a ser la hoja de ruta del camino para descifrar lo que quedó escrito en los 66 libros de la Biblia, en un período de unos 1.600 años. Este relojero alemán refugiado tuvo que sentarse seis años ante la gran tribulación para poder hablar de su descubrimiento. No me quedó otro remedio ni ninguna otra alternativa que completar este escrito y promoverlo para que otros puedan leerlo; por impopular que pudiera llegar a ser entre creyentes y no creyentes.

Dios fue quien compiló este libro porque yo ni siquiera hablo buen inglés. Cuando “se me dijo” que escriba no tenía ni idea de dónde empezar. Frisando ya 72 años mi peregrinaje apenas empieza. Espero con anhelo encontrarme con la Persona que más quiero conocer, y espero que él estará contento conmigo como su siervo.

En mi resurrección me encontraré con el Señor en el aire. Después espero el entrenamiento para mi nuevo trabajo en el milenio. Luego tendré una oportunidad de comparar lo que una vez escribí en el 2004 con lo que en realidad habrá sucedido.

Aunque tal vez haya algunas diferencias técnicas, estoy seguro que en el momento preciso veré cumplidas todas las promesas de Dios a Israel y a todos los pueblo. Cuando el Santísimo, la presencia shequiná de Dios, entre en ese templo, entonces él residirá con nosotros para siempre. Entonces el reino de los cielos residirá en la tierra.

La gran tribulación termina el 21 de diciembre del 2015. Unos pocos años más tarde, o sea alrededor del 2018, los sobrevivientes de Israel pondrán el cimiento para la construcción del Cuarto Templo, que será construido exactamente como se ilustra en Ezequiel, capítulos 40—43.

Según la predicción de Daniel de 2.300 días, el cimiento de este cuarto templo (4 = dálet, “este mundo en este tiempo”) se dedicará en el 2018 al ponerse la piedra angular. Estos eventos venideros, según quedan descritos el final de mi primer libro, concluirán el plan de Dios.

Una nueva lectura del capítulo 9 de ¿Se Acerca la Gran Tribulación? le permitirá entender mejor el impacto total de los eventos de la gran tribulación según se detallan en este libro. Ese capítulo relata muchos de los detalles del nuevo sistema de gobierno mundial, que será instituido después de la conclusión de la gran tribulación. La nación de Israel de nuevo llegará a ser la supervisora de los oráculos de Dios, la que lleva el tiempo. El nuevo gobierno mundial demostrará a todos los ángeles y a la humanidad que las leyes de amor de Dios funcionan.

 

Davidson, Gustav, Dictionary of Mankind. “Angels,” Funk and Wagnall’s Encyclopedia. Strong’s Concordance Dictionary. Hayford’s Bible Handbook.

 

Para opinión o para imprimir este capítulo en una página ajustada a formato, chasque aquí:   Requiere Adobe Reader que es gratiuto.

Enlaces del capítulo en:
El Misterio del 17 de Tamuz
Una INTRODUCCIÓN Esencial:
La REVELACIÓN de Jesucristo escrita por el Apóstol Juan y re-ordenada por
el SISTEMA NUMÉRICO DEL ALFABETO HEBREO
Prefacio - ¿Por Qué Dos Libros Separados?


Use our internal search engine!

search tips advanced search
search engine by free find

Acerca de Nosotros | Desligamiento Legal | Protección de Privacidad | Cómo enviarnos e mail
©2006 Faith in the Future Foundation. Reservados todos los derechos. All rights reserved.